Canciones perfectas: «Corporal Jigsore Quandary» de Carcass

Carcass, mmmm, ese olor a cadáver putrefacto por la mañana, ese hedor que inspira, que te abre la mente y te hace vomitar todo el desayuno… La verdad que me los imagino así componiendo sus enfermizas canciones con sus pintas de tirados, jejeje, aix…

Introducción

Para mí, los de Liverpool, son uno de los más grandes e influyentes grupos que han habido y hay en la faz de la Tierra. ¿Y por qué hago esta afirmación tan rotunda? Pues porque si nos ponemos a analizar su carrera veremos que no han repetido formula en casi ninguna ocasión y con cada disco que han editado han creado un género en sí mismo. Con su primer trabajo Reek of Putrefaction (1988) casi sin quererlo crearon el goregrind, un género musical muy underground pero con muchos adeptos en gran cantidad de países muy dispares entre ellos. Con el siguiente Symphonies of Sickness (1989) se fueron hacia unos derroteros más death/grind, con un sonido algo más definido y algo más «comedidos». El tercer asalto fue el que los encumbró derrochando clase y buen gusto con unas composiciones complejas y es que Necroticism – Descanting the Insalobrious (1991) es una piedra angular para entender la evolución del death metal en general. Con Heartwork (1993) asentaron las bases del death metal melódico creando una sólida obra pero sin tanta complejidad como su predecesor. Y ya con cambios en su formación y como el auge del metal extremo se iba un poco a la deriva se sacaron de la manga en 1996 un disco llamado Swansong con el que volvieron a sentar las bases de un estilo creciente y puede que ya en declive como era el death’n’roll. Tras la salida de este álbum la banda de separó y cada uno siguió por su camino. Sacaron alguna compilación, algún directo pero no fue hasta 2013 (17 años después) que no volvieron a estar en activo y aunque Surgical Steel no es más que un refrito entre Necroticism y Heartwork (conste que a mí me gusta mucho) no ha sido una influencia tan grande como todos sus trabajos de los 80 y los 90. Este 2020 parece que podremos disfrutar de un nuevo trabajo el cual espero con muchas ganas.

A Carcass los conocí a mediados de los 90 pero no puedo recordar exactamente cuando. En esa época, en BTV (Barcelona Televisió) hacían un programa llamado Metal Mania realizado, presentado y dirigido por Jordi Gumbau y un tal Furgador de Taüts. Lo realizaban en los estudios de Clot TV y como lo hacían un poco tarde me lo grababa siempre que me acordaba. El primer programa que registré en VHS no acerté con el lío de programar el vídeo (los más puretas me entenderán) y me comí algunos segundos del inicio pero lo que empezó a sonar me fascinó. Durante unos cuantos minutos estuve anonadado frente al televisor sin saber que demonios estaba sonando hasta que llegando al final pude leer Carcass – Corporal Jigsore Quandary. No recuerdo muy bien si rebobiné y lo volví a ver o seguí con el programa pero os puedo asegurar que esa cinta me acompañó en mis desayunos durante muchos días. Después en un recopilatorio de Earache encontré un par de joyas que me tuvieron loco como son «Tomorrow Belongs to Nobody» del Swansong y la canción «Under a Serpent Sun» de los también geniales At the Gates además de muchos otros grandes grupos. La verdad que ambas canciones de Carcass no tienen mucho que ver entre ellas pero me atraparon y empecé a investigar. Luego ya fueron cayendo todos sus discos y la fascinación fue en aumento.

Así podéis entender lo que significó para mí ese primer contacto con la banda y que considere esta canción como perfecta, y bueno, sigue siendo una de las más icónicas del death metal y no puede faltar en sus conciertos.

Significado

No sé si será cierto pero según las leyendas que corrían en los 90 alguno de sus componentes había hecho o estaba haciendo la carrera de médico forense y por eso usaban tanto vocabulario especializado en ese ámbito, algo muy usado por todos los imitadores que salieron a partir de ese momento. El significado de la letra al traducirla no queda muy claro ya que con tanta palabra rara uno se pierde pero en resumen parece ser que se trata de un grupo de médicos que intentan reconstruir un cuerpo a partir de trozos minúsculos siendo un rompecabezas atroz y despiadado. Al principio de la canción podemos escuchar lo que parece ser una grabación (real o no) de un profesor dando instrucciones en una clase hablando sobre los problemas que surgen al encontrar ciertas partes del cuerpo en descomposición y todo lo que esto conlleva. Muy edificante, pero bueno, de joven la verdad que el significado de las letras no lo tenía mucho en cuenta.

Al final todo parece formar parte de un macabro juego en el que hay que ir juntado las piezas de carne para conseguir encajar todos los restos dentro de un ataúd. Como veis todo muy romántico y bonito. Aquí os dejo la letra en inglés.

Letra

Identifying the bodies which are decomposed,
Dismembered, skeletonised pose very serious
problems. We’ve had many cases in this
department where a body has been found
in pieces, or decomposed, and we’ve been
able to put things together. Yes, the head,
the upper part of the body,
in a very badly decomposed state…

Excised and anatomised, deviscerated disarray
The torso diverged with pride
Deftly amputated, evulsed limbs now defunct
The trunk imbrued, tatty stumps used as lugs
For a chondrin puzzle so quaint
Head and body decollate
A heaving mass so quiescent…

Scattered and scrambled, your teasement grows – a bloody caricature to make whole
A squirming grisly jigsaw, detrital fragments fit so snug – that missing piece will leave you stumped
Totally desassembled, nicely sliced and diced – a cold mannequin once resembled
Real cranium teaser, carved from flesh and bone – so mystifying…

Battered and diffused, with placating blows – a human jigsaw to make whole
A sequacious pattern which once fitted so snug – joining together each dubious lump
Ravaged disassembly, neatly cubed and diced – a cold mannequin reassembled
Astute brain teaser, incorporate flesh and bone
So mortifying…

An incessant game – methodically made
With each cumulative piecing – of commensated meat…

Bi-manual reconstruction, eldritch problem complete
A convented effigy
A pathological toy, each chunk rigorously
Inter mortis locking, as you pathogenically rot
Such a perplexing task
To fit the remains in the casket
Uliginous mess so quiescent…

An incessant game – methodically made
With each cumulative piece – of commensated meat…

Composición musical

Su introducción de batería es uno de sus más brillantes detalles y un icono del género que cualquier fan reconoce al segundo. Su riff principal es sencillo pero impresionante y se basa en, podríamos decir, la notas más utilizadas en la música extrema y no extrema pero con una afinación bastante más baja estando afinados en B (Si). Los arreglos están tan bien implementados que entran con una gran suavidad realzando la introducción de la canción.

La voz de Jeff Walker es grimosa, arrastrada y pegadiza que junto a los coros y contestaciones de su compañero Bill Steer (una lástima que ya no cante, menudo gutural tenía) son de lo mejor de la canción. Pero la gracia de esta composición es la utilización de compases raros y poco comunes. Estamos acostumbrados a que todo se mueva en 4/4 pero ellos se salieron de la tangente con partes que te rompen los esquemas por completo. Ahí radica la gran calidad y el querer explorar de ese aún incipiente death metal que se iba apoderando poco a poco del mundo.

Las guitarras junto al bajo se arrastran entre la podredumbre creando intrincados e incesantes pasajes donde la tensión va en aumento creando un clímax total hasta desatar la locura en el, podríamos decir, estribillo. De vuelta al principal riff somos arrastrados sin remedio hacia una de las mejores partes. Los solos son de una calidad exultante, exquisitamente compuestos y ejecutados. Los puentes entre cada una de las partes están tan bien hechos que pasa todo con una fluidez insultante. Pero lo mejor llega con el trozo lento, macabro y pútrido en el que podemos escuchar gruñidos como si de una hueste de zombies se tratase.

Doble bombo, ride, redobles y el riff más retorcido de toda la canción (el anteriormente llamado estribillo) son los encargados de llevarnos hasta el final de esta obra maestra.

¿No la conoces todavía? Pues entonces o eres neófito en esto del death metal o has estado en coma unos cuantos años. Venga va, dale al play.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 368 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.