Canciones perfectas: «Black Rose» de Thin Lizzy

Black Rose” también es un clásico, con unas voces únicas, pero ante todo y personalmente considero a Thin Lizzy como a un grupo infravalorado. Ahora ellos continúan como Black Star Riders… ¡y continúan firmando unos directos increíbles!” Geoff Thorpe (Vicious Rumors)

El gran público conoce a Thin Lizzy por dos temas básicamente: “Whiskey in the Jar” y “The Boys Are Back in Town”. Dos obras maestras que un poco han tapado todo el inmenso legado del grupo. Se suele opinar que el mejor disco de los irlandeses es el Jailbreak, y, de hecho, las cifras hablan por si solas, pero sorprendentemente Black Rose: A Rock Legend llegó hasta el número 2 de las listas británicas y a disco de oro en las Islas. Pero banda y fans suelen considerar esta obra como la más grande de todas. No es para menos pues Thin Lizzy estaban en un buen momento y habían reclutado a un inmejorable guitarrista para suplir la baja de Brian Robertson: Gary Moore. “Cara-cortada”, norirlandés, estuvo entrando y saliendo de los Thin Lizzy debido a sus desavenencias con su líder Phil Lynott. Dos gallos en un gallinero es muy complicado, y ambas personalidades chocaban constantemente. De hecho, esta fue la vez que más tiempo estuvo Moore con ellos, obviamente no llegó ni a empezar la gira, pero por vez primera tuvo voz y voto a la hora de componer el disco. Pronto volaría solo ayudándose de Lynott y parirían obras maestras juntos. Pero la clave de «Black Rose», el disco y la canción, es Gary Moore.

“¡Esta canción es toda una aventura, especialmente en directo! Este tema es efectivamente lo mejor del folk-rock/metal y destaca casi todos los puntos fuertes de las habilidades que desplegaban Thin Lizzy, tanto individuales como como de banda completa. La música puede balancearse, hacerte bailar, suenan las twin guitars, se cantan grandes melodías y se cuenta una gran historia. Una gran canción para encapsular todo el sonido Thin Lizzy.” Will Richards (City of Thieves)

La fama del grupo se la reportó el hecho de versionar la tradicional irlandesa “Whiskey in the Jar”, ¿así que por qué no volver a probar fortuna otra vez mezclando las ya asentadas twin guitars con las melodías tradicionales de la Isla esmeralda? Thin Lizzy eran ya estrellas. Lejos quedaban sus inicios en los que los borrachos de los pubs les lanzaban de todo y les decían de todo al tocar rock y no material irlandés. Defendieron con los puños decenas de veces su honor e integridad en los pubs de mala muerte y les encantaba siempre una buena pelea. ¿De dónde creéis que nace el corte en la cara de Moore? Para rematar la provocación recordemos que Lynott era un altísimo negro de madre blanca y padre desconocido en el país más católico del mundo. Él mismo era una provocación con (largas) patas.

Es un tema muy potente. Es una lástima que a hoy en día ya no se hagan canciones con este tipo de estructuras de más de siete minutos y que te permitan desarrollar esa capacidad de guitarras. Solemos escribir temas con una fórmula más usual (que no sencilla) porque los productores un poco te empujan a ello. Yo he optado por hacer lo que me da la gana, pero también escribo temas más tópicos.Luís Tormo (Another You)

El origen

La canción está basada en otra canción llamada Roisin Dubh, nombre de la hija de un conde del siglo XVI. Hay contenido político en la metáfora de la rosa negra siendo Irlanda y de protegerla de la amenaza inglesa. Con el tiempo este texto ha terminado siendo uno de los poemas más conocidos de la historia irlandesa pues fue escrito en gaélico y se ha musicado en infinidad de veces. Fue el punto de partida y la inspiración para un disco que culminó con la preciosa portada de la rosa por parte de. He conocido gente que lleva justo ese tatuaje con esa rosa negra salpicada de sangre.

Thin Lizzy siempre ha sido una gran influencia, y es una banda de excelente musicalidad. Lynott tiene una manera increíble de contar historias con su voz. Realmente me gustó que siempre mantuvieran una gran influencia de su herencia irlandesa, que también se ve plasmada en esta canción. Y, por supuesto, “Black Rose” tiene unas guitarras increíbles, Moore y Gorham … ¡qué dúo de guitarras!” Tore Ostby (Conception)

El tema en cuestión cierra el disco y lo hace de una forma abrumadora. Es la demostración de que Lynott y Moore juntos podían hacer magia, y, de hecho, la hicieron posteriormente en temas de ambos como “Parisienee Walkaways” o “Out in the Fields”. Pero la cima de todo es “Black Rose”, de hecho, Moore ve claro que la influencia folk es la vía por la que tiene que apostar y esta cristalizará posteriormente en maravillas como “Over the Hills and Far Away”. La composición base y las letras son de Lynott pero el épico solo en el que se empalman canciones tradicionales irlandesas es la demostración de que Gary era un fuera de serie a todos los niveles. Técnicamente es excepcional y el hecho de tratar las melodías con canons hace que la belleza musical aflore de forma encadenada. Cada fragmento supera el anterior. Pero señores/as, estamos hablando de Lynott y Moore en la cima. Eran amigos, pero, ante todo, rivales, por lo que el bajista decidió poner lo mejor de si en las letras, que son otra maravilla, especialmente cuando termina con esos juegos fonéticos en lo que cita a lo más grande de Irlanda. Sí, ante todo Thin Lizzy era una banda tremendamente nacionalista irlandesa.

Black Rose”… apasionada, triste, pero heroica. Tiene toda la belleza del metal primigenio. Cuenta con unas hermosas y enérgicas interpretaciones por parte de todo el grupo, y una tierna, pero a la vez dura interpretación vocal, muy apasionada, por parte de Phil Lynott. La canción tiene un sabor distintivo que es reconocible desde el primer instante, y creo que es una tema excelentemente escrito, el cual podría ser fácilmente versionado en unplugged. Pero seguiría siendo toda una experiencia completa dentro del metal/rock”. David DeFeis (Virgin Steele)

El marco histórico

La grabación fue bastante caótica a todos los niveles. Ya había llegado la oferta de disco en solitario para Lynotty Moore estaba preparando también el suyo. El moreno vocalista siempre dio prioridad a los Lizzy pero utilizó las sesiones de grabación, las horas de estudio y los miembros de la banda para hacer ambos discos. Estos vasos comunicantes, sumados a la exploración del líder hacia otro tipo de estilos, terminó con el disco Black Rose algo contaminado, y hay muchos que consideran que los Thin Lizzy permeabilizaron el pop. Para muchos es también el último gran disco de la banda desde la perspectiva clásica. Lo que vino después ya fue otra cosa.

Estuvimos a punto de tocar en Madrid con Thin Lizzy con el lanzamiento de octubre y cancelaron la gira en el ultimo momento, hubiera sido una experiencia increíble, Black Rose refleja el sonido de la época con una guitarra muy protagonista en todo momento de la canción, momentos extensos instrumentales muy trabajados, el momento del punteo es un clásico, cambios bruscos originales que pasan de lo denso a lo rítmico, es un tema que transmite muy buen rollo y que te descoloca desde el segundo uno, quedarnos con un tema perfecto de Thin Lizzy es complicado debido a que son totalmente dispares entre ellos, Chinatown es un temazo y no es tan complejo compositivamente hablando”. Fernando Pleite (Siddharta)

Lynott el gran conquistador de mujeres fue padre de “Sarah”, un padre orgulloso hasta el punto que le dedicó para el disco un tema que llevaba el nombre de la niña. Curiosamente es la segunda canción de Thin Lizzy llamada “Sarah”, algo nada común en ninguna banda. Pero el que es cazador es cazador… Lynott fue invitado a un certamen de Miss Mundo y tiró la caña a la ganadora siendo él jurado. De vueltas al estudio afirmaba que se lo había montado con Miss Brasil en los lavabos. El alcohol y las drogas estaban sobre la mesa y Tony Visconti, el productor, no era precisamente un angelito por mucho que se quejara de lo contradictorio que era grabar un tema como “Got to Give It Up” (tengo que dejar las drogas) mientras Lynott se drogaba a cantidades industriales. En esos tiempos la escalada violenta del IRA fue brutal (en los 70) pero el grupo decidió no entrar en terrenos pantanosos si bien a nivel político el apoyo de los músicos era evidentemente hacia la causa irlandesa.

Temazo de los irlandeses, me flipa como han hecho una oda a su tierra mezclando un sonido folk con el estilo propio de Thin Lizzy. Un clásico donde los haya.” (Aquelarre)

La letra de la canción

La canción es el último ejercicio que hizo Lynott cantando sobre la Irlanda mítica, cerraba el disco y un poco significaba el final de muchas cosas, entre ellas que los Lizzy ya no volverían a ser nunca más los mismos a pesar de ofrecer buenas canciones y algún buen disco. También la espiral autodestructiva de Phil estaba en un punto de no retorno el cual le llevaría a la muerte. Recupera en las letras el pasado bélico de la Isla Esmeralda y la letra un poco es como si un hijo le pidiera a su padre o abuelo que le contara esas viejas leyendas. Posiblemente Manowar tomarían esa misma idea para esa preciosa pieza que fue posteriormente en “The Warriors Prayer” con el hijo preguntándole al padre. La línea vocal es espectacular y todo se inicia de forma pausada y épica. Hasta cierto punto recuperan la idea de la brillante “Emerald”: espadas, historia e Irlanda. El primer verso nos pone en situación:

«Tell me the legends of long ago
When the kings and queens would dance in the realm of the Black Rose
Play me the melodies I want to know
So I can teach my children, oh.»

Aquí se pide la historia del joven Cuchulainn, el considerado Aquiles irlandés, de la tradición norirlandesa y escocesa. Son las historias del llamado ciclo del Ulster y de la mitología irlandesa. Las aventuras del héroe son célebres y sólo se le pudo vencer en batalla cuando el cuervo se posó sobre su hombro para beber su sangre. Las historias del mítico cuervo negro irlandés en batalla merecen otro reportaje…

«Pray tell me the story of young Cuchulainn
How his eyes were dark his expression sullen
And how he’d fight and always won
And how they cried when he was fallen.»

Sigue el recorrido por la Irlanda mítica y ahora le toca a la reina Meadbe, regente de Connacht. Cambió el nombre de sus siete hijos para cumplir una profecía de un druida y cometió infanticidio.

«Oh tell me the story of the Queen of this land
And how her sons died at her own hand
And how fools obey commands
Oh tell me the legends of long ago.»

Aquí se cita a la montaña de Mourne en Irlanda del Norte, pero irrumpe por sorpresa una referencia al género que siempre había cautivado a Phil Lynott: el Oeste, el Western. De entrada, parece algo muy fuera de contexto, pero casa perfectamente con lo que es Thin Lizzy en esencia. “Shenandoah” es una palabra de los indios norteamericanos traducido a veces como “hija de las estrellas” o “Guerrero cazador”, pero aquí nos anticipa una de las canciones que formará el mix folk posterior. Hasta cierto punto podemos verlo como una especie de canon en el que se anticipa el título para que luego aparezca en posterioridad el tema. ¿Otro juego-pique con Moore desde lo artístico?

«Where the mountains of Mourne come down to the sea
Will she no come back to me
Will she no come back to me
Oh Shenandoah I hear you calling.»

Toda la canción es una exaltación de la naturaleza virgen y a los tiempos pasados con referencias a ríos y montañas. Otra vez anticipa la letra otra canción que está por aparecer luego: “Will You Go Lassie Go”.

«Far away you rolling river
Roll down the mountain side
On down on down go lassie go
Oh tell me the legends of long ago.»

Cuéntame esas historias míticas y esas melodías para que pueda explicárselas a mis hijos. Un poco intenta mantener vivo el pasado para volver a referencias los tiempos de la Rosa Negra y declara que Roisin Dubh es su único amor auténtico. Una declaración de amor en toda regla a Irlanda. Recordemos que el símbolo de la rosa negra simboliza a Irlanda en sus momentos de necesidad contra sus opresores.

«When the kings and queens would dance in the realms of the Black Rose
Play me the melodies so I might know
So I can tell my children, oh
My Roisin Dubh is my one and only true love.»

Sí, me gustan los Lizzy. Tienen mejores canciones que esta, y no tengo ningún apego real por ello, pero es una gran canción.” Johan Carlsson (Sparzanza)

Y mientras el inmortal riff de guitarra se mantiene entre bellos punteados la letra empieza un tributo gracioso y sumamente trabajado citando a lo más granado que ha aportado Irlanda al mundo de las letras y en otras disciplinas. Ojo, Irlanda e Irlanda del Norte. Aquí aparecen juegos de palabras con los nombres y apellidos de William Butler, Oscar Wilde, el futbolista George Best, Van Morrison, Brendan Behan (con un papel enormemente activo en el IRA), George Bernard Shaw y John Millington Synge. También hay una referencia a la gran hambruna de Irlanda en el verso “Starvation once again”. Y rizando el rizo se dedica a citar anteriores temas de Thin Lizzy como el “Whiskey in the Jar”, el disco Vagabonds of the Western World, “Rosalie” o ese bello final que queda en fade out“It’s a Long Way to Tipperary”. Cuando Moore alcanzaba la cima musical en el grupo en lo técnico y musical Phil hacía lo propio con una de las mejores letras que jamás escribió.

«It was a joy that Joyce brought to me
While William Butler waits
And Oscar, he’s going Wilde
Ah sure, Brendan where have you Behan?

Looking for a girl with green eyes
My dark Rosaleen is my only colleen
That Georgie knows Best
But Van is the man.

Starvation once again
Drinking whiskey in the jar-o
Synge’s Playboy of the Western World
As Shaw, Sean I was born and reared there.

Where the Mountains of Mourne come down to the sea
Is such a long, long way from Tipperary.»

La música

La entrada es poderosísima y solemne marcada por la siempre intrincada y difícil batería de Brian Downey. De verdad, sus patrones son muy complicados si alguna vez intentas atacarlos cuesta horrores pillarlos. Phil narra la letra mientras se acompaña del resto de instrumentos rockeros. El riff final entre los versos es evocador, sonando a espacio abierto y con las inconfundibles twin guitars, esta vez con un poderoso aire irlandés muy folk.

Thin Lizzy son una gran y legendaria banda con un nivel altísimo en cuanto a himnos y canciones clásicas. “Black Rose” es una gran canción clásica que también podría ser considerada como una canción de folk metal.Keith Fay (Cruachan)

Y aquí cuando se canta el “Far Away” ya Moore destapa el tarro de las esencias y empieza a encadenar piezas de la vieja Irlanda empezando por la citada “Shenendoah”. Llegan los juegos de canons en los que una misma melodía se repite unos compases más tarde, todo ligado mientras el bajo de Phil golpetea fuertemente las cuerdas. Lo que hacen Gorham y Moore es un ejemplo de la belleza que puede alcanzar la guitarra eléctrica. Primero tiran de “Shenandoah” para pasar a “Will You Go Lassie Go”. Luego es turno de “Danny Boy”, una de las canciones más célebres de la música folk irlandesa. Cuando se ataca la festiva y tradicional “The Mason’s Apron” se le da al solo una salida exquisita contrastando las guitarras eléctricas con lo que hacían los Dubliners con los violines. Los redobles de Brian Downey y el constante acelerón de las guitarras de Moore y Gorham son memorables.

No es mi canción favorita de Lizzy ni mucho menos. Nunca fui un fan de ellos, yendo por el sendero folk. Tiro más por su lado más rockero.” Nicke Royale (Hellacopters, Lucifer, Imperial State Electric…)

Me gusta cualquier cosa grabada de los Thin Lizzy.Angry Anderson (Rose Tattoo)

El veredicto

“Black Rose” de Thin Lizzy es una de las más grandes canciones del rock y una de las más rutilantes demostraciones de la belleza que puede transmitir un duelo de guitarras eléctricas. Como las grandes canciones que suelen aparecer por esta sección es un tema largo y que combina con otros estilos, en este caso el rock duro se da de la mano con el folk. El motor de las grandes bandas suele ser la pugna constante entre dos genios que lideran el proyecto y en el juego de ceder e imponer. Lynott y Moore se admiraban tanto que casi ni se soportaban. A nivel de letras estamos hablando de una de las más grandes cimas de la poesía de Phil, y pillando los últimos fragmentos veo una futura influencia para otro genio como fue Martin Walkyer y los Skyclad. Esa banda de Newcastle llegó a versionar también a Thin Lizzy, concretamente el “Emerald”. Si todavía no la has escuchado ponle remedio ya. “Whiskey in the Jar” y “The Boys Are Back in Town” son soberbias, pero la «Rosa Negra» es algo superior.

¡No conozco “Black Rose”! ¡Lo siento! Pero para mi personalmente mi canción favorita de Thin Lizzy es “The Boys Are Back in Town” ¡ESA ES UNA CANCIÓN ALUCINANTE! Eso es Thin Lizzy para mí…” Manuel Mijalkovski (Red Partizan)

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 493 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.