Bullet – Dust to Gold

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 20 de abril de 2018
Discográfica: Steamhammer / SPV GmbH
 
Componentes:
Dag Hell Hofer - Voz
Hampus Klang - Guitarra
Alexander Lyrbo - Guitarra
Gustav Hector - Bajo
Gustav Hjortsjö - Batería

Temas

1. Speed and Attack (2:35)
2. Ain't Enough (2:38)
3. Rogue Soldier (3:01)
4. Fuel the Fire (3:26)
5. One More Round (3:07)
6. Highway Love (3:22)
7. Wildfire (4:00)
8. Screams in the Night (2:50)
9. Forever Rise (4:04)
10. The Prophecy (0:28)
11. Hollow Grounds (3:49)
12. Dust to Gold (5:31)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Bullet – Dust to Gold
Todos los discos de Bullet en Amazon


“Xavi, te toca reseñar el último lanzamiento de los Bullet”. “¿De los Bullet For My Valentine?”, me pregunté, ya que soy el menos indicado de toda la redacción para hacer esa reseña. Y resulta que no, que como casi siempre, estaba equivocado. Que realmente existe un grupo llamado Bullet, a secas, que son de suecos y que este es, nada más y nada menos, que su sexto lanzamiento. Y yo sin saber nada de ellos… Nada, que me temo que esta review os la escribe alguien para quien este Dust to Gold (2018) es el disco debut de la banda en cuestión, así que si eres (o, simplemente, conoces) a los de Suecia, coge con pinzas lo que digo, ya que puedo estar escribiendo sandeces sin saberlo.

Lo primero que me vino a la cabeza nada más darle al play fue Accept. Y poco a poco fueron apareciendo otros nombres como AC/DC (sobre todo por la voz) e, incluso, Judas Priest y, muy de refilón, Iron Maiden. Si has leído hasta aquí, podrás deducir que Bullet se dedica a hacer ese híbrido entre hard rock y heavy metal que tan buen resultado ha dado a lo largo de los años. No es demasiado novedoso, no te asombrará demasiado, no es que sea la quintaesencia de la creatividad, pero lo que hacen lo hacen bien. Si las bandas que he mencionado hasta ahora te gustan, dales una oportunidad.

Este Dust to Gold va directo al grano. 12 temas (uno que sirve como intro una de las canciones) en 39 minutos no dejan dudas de sus pretensiones. Canciones relativamente cortas (5:32 minutos la más larga con diferencia) que van de cara a barraca, como decimos en Cataluña cuando hablamos de futbol. Riffs muy marcados y muy heavys, algunas melodías dobles de guitarra muy ochenteras, una voz rasgada y ritmos entre rápidos y machacones. Un poco de todo.

“Speed and Attack” abre el álbum haciendo honor a su nombre. Es Accept puro, aunque hay algo en el riff o la estructura que me recuerda bastante al “Rapid Fire” de Judas Priest. Cierra los ojos, escucha la canción y te verás con unos tejanos de pitillo, un chaleco lleno de parches y unas J’hayber. Un tema muy indicado para abrir el disco o un concierto. “Ain’t Enough” baja la velocidad pero no el nivel de metal en vena. Si te gustan temas como “Balls to de Wall” o “You’ve Got Another Thing Comin’” te gustará. El mismo estilo tiene el tercer corte del álbum, “Rogue Solider”. Medio tiempo machacón, riffs machacones y, eso sí, unos coros a lo “oooooh” que no los habíamos escuchado hasta ahora. No está mal para empezar.

“Fuel the Fire”, el cuarto tema, tampoco sube la velocidad, y quizá (sólo quizá), en su riff, es algo más hard rockero. No en la totalidad del tema, desde luego, pero tiene algo más de AC/DC que el resto, aunque no sé decir exactamente qué. Con “One More Round” ganamos algo de velocidad. Poca, apenas hay doble bombo, pero sí que tiene más “no-sé-qué” que los tres temas que le preceden. Parece un espejismo, pues “Highway Love” vuelve al riff más hard rockero de la banda. Aquí la influencia de los hermanos Young me parece más evidente, para bien o para mal.

Seguimos siendo hijos adoptivos de AC/DC con “Wildfire”. Quizá el disco va de más a menos heavy (heavy en cuanto a estilo), ya que visualizo perfectamente a un señor vestido de colegial tocando la guitarra. Bueno, cierto respiro de algo menos de tres minutos con “Screams in the Night”, más parecida al corte que abre el disco. Aparte de la omnipresencia de Accept, aquí hay algo que vuelve a recordarme mucho a Judas Priest. ¿He dicho antes Iron Maiden? Escucha el inicio de “Forever Rise” y me entenderás. Tiene algo en las guitarras muy de la doncella.

Llegamos al final del disco con la intro que decía antes, “The Prophecy”, de la que apenas puede decirse nada más allá de que da paso a “Hollow Grounds”, otro de los temas cañeros y priestianos del disco. Y para terminar, el homónimo al disco, “Dust to Gold”. Machacona, metalera y la más larga de todo el trabajo. Buen tema, pero escuchando el primer minutos, escuchas los más de cinco que dura.

En definitiva, los suecos Bullet no engañan a nadie. Son lo que son y a ello se dedican. No esperes giros en las canciones, ni filigranas ni nada por el estilo. Espera buen heavy metal del más tradicional, al más puro ochentero y con toques (¿demasiados?) a temas míticos del grupo.

Como decía al inicio, si lo tuyo es Accept y Judas Priest, este disco te lo recomiendo muy mucho.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 239 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.