Blowfuse – The 4th Wall

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 1 de marzo de 2024
Discográfica: HFMN Crew
 
Componentes:
Òscar Puig - Voz, guitarra
Sergi Bouffard - Guitarra, coros
Henry Salvat - Bajo
Ricard Bouffard - Batería

Temas

1. Move On (2:56)
2. Wish (3:14)
3. I Give You My Word (3:08)
4. Fade Into the Dark (2:45)
5. Far Away (2:13)
6. No Matter What I Do (2:54)
7. Enjoy the Ride (3:11)
8. State of Denial (2:59)
9. Cold Steel (3:06)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Blowfuse – The 4th Wall
Todos los discos de Blowfuse en Amazon


La trayectoria musical de Blowfuse se ha caracterizado por su evolución constante y su búsqueda de nuevos horizontes sonoros. Desde sus inicios en 2013, ha demostrado una energía cruda y un sonido potente, pero con el paso de los años, ha madurado su estilo hasta alcanzar las cotas majestuosas que demuestran ahora en The 4th Wall (2024), su tercer larga duración bajo el nombre de Blowfuse (sin contar los dos trabajos publicados cuando aún se llamaban Godfarts).

Este último álbum muestra una amalgama de influencias musicales y una profundidad lírica que refleja el crecimiento y la madurez de la banda. Con The 4th Wall, Òscar, Sergi, Ricard y Henry, en el que es su debut, demuestran su capacidad para fusionar elementos del punk, hardcore y rock alternativo en un sonido único y poderoso, mientras exploran temas sociales y personales con una honestidad brutal.

The 4th Wall trasciende las convenciones de un simple disco para convertirse en una ventana a la mente desnuda de Blowfuse. Su enigmática portada no es solo un adorno, sino un símbolo poderoso que representa la prisión de la perspectiva. Con cada acorde y cada letra, este álbum busca desafiar las percepciones y abrir las puertas de la imaginación hacia nuevos horizontes musicales y conceptuales.

En el corazón de este nuevo trabajo late la esperanza, una esperanza que arde con la intensidad de mil soles y que ilumina el camino hacia la liberación. Es la esperanza de que un día, cada un@ de nosotr@s pueda romper las cadenas que nos atan y descubrir que las barreras que nos limitan son simplemente ilusiones creadas por nuestra propia mente. Es una llamada a la acción, a desafiar las normas establecidas y a buscar la verdadera libertad más allá de las fronteras impuestas por la sociedad.

Lo que voy a decir ahora es de 1º de crítico musical, pero es que es verdad: este álbum marca un punto de inflexión en la carrera de Blowfuse, una banda que se ha atrevido a desafiar los géneros y explorar nuevos territorios musicales. Aunque el punk rock sigue siendo su piedra angular, en The 4th Wall podemos escuchar influencias de funk rock en canciones como «Wish», así como una incursión en sonidos más oscuros, experimentales y sorprendentes en temas como «Fade Into the Dark». Y eso que, así de entrada, pretenden engañarnos con «Move On», el segundo single, que actúa a modo de nexo de conexión entre su brillante anterior trabajo de 2019, Daily Ritual, y este que aquí nos ocupa.

«I Give You My Word» es un claro ejemplo de los nuevos Blowfuse, un tema eminentemente alternativo que deja un poco atrás su faceta más punk y gamberra, para regalarnos un estribillo épico:

«I swear to God I’m trying
I swear to God I’m not lying
I swear to God, I’m trying really hard
Oh yeah that’s for sure, trust me
I give you my word»

Es, como no podía ser de otra forma, en su canción más corta, «Far Away», en la que tratan de engañarnos de nuevo con otra pieza que, en esta ocasión, sí bebe de sus orígenes. Me encanta el uso que hace de la campana del Ride el bueno de Ricard.

«No Matter What I Do» me suena a Venice Beach, a paseos por la playa y a baños mientras el sol se esconde por el Pacífico. Es, con diferencia, el tema más fresco y desenfadado de este trabajo y viene a demostrar lo que ya adelantaba líneas más arriba: «refleja el crecimiento y la madurez de la banda».

Al sumergirme en la experiencia auditiva de «Enjoy the Ride», el octavo corte del álbum, no puedo evitar percibir ciertas influencias que evocan el distintivo sonido de la banda 311. Con sus enérgicos riffs de guitarra, ritmos vibrantes y una melodía contagiosa, esta canción parece rendir un homenaje sutil pero impactante a la estética musical que caracteriza a los de Omaha. Resulta curioso notar que la duración de la canción coincide de manera casi perfecta con el nombre de la mencionada banda, ya que el tema se extiende durante 3 minutos y 11 segundos. Este detalle añade un toque de misterio y sincronía que aumenta mi fascinación por la canción y sus posibles inspiraciones. Joder, si hasta el solo parece interpretado por Tim Mahoney.

Encaramos la recta final con «State of Denial», el que fuera el primer adelanto de este álbum y que tiene toda la pinta de convertirse en el nuevo himno de la banda. No diré que vaya a sustituir a «Radioland», pero si interpretan ambas piezas seguidas en un show en vivo, cuidado que no te pille en pleno pogo.

Con «Cold Steel» alcanzamos el clímax del álbum de una manera magistral, dejando claro, una vez más, que los miembros de Blowfuse tienen su brújula musical perfectamente calibrada. Esta canción final no solo cierra el disco con un broche de oro, sino que también destaca la habilidad de la banda para crear composiciones poderosas y emocionantes. Entre los muchos aspectos destacables de la canción, como su puente, me gustaría resaltar especialmente ese momento en el que Òscar ejecuta lo que podría describirse como un glorioso gorgorito al cantar eso de «When the pain is real» hacia la mitad del estribillo. Un final brillante para un álbum que demuestra una vez más por qué Blowfuse es una fuerza a tener muy en cuenta en el panorama musical actual.

No estamos ante una simple banda, sino ante un movimiento, una fuerza imparable que está redefiniendo los límites de la música punk, del mismo modo que skaters como Mark González, Natas Knaupas y Tommy Guerrero redefinieron el skateboarding en los 80, llevando sus ollies a nuevos niveles. Con cada álbum, consolidan su posición como líderes de una nueva generación de artistas comprometidos con la autenticidad y la innovación. The 4th Wall es más que un disco, es una declaración de principios, una llamada a la acción para tod@s aquell@s que sueñan con un mundo donde la música sea la herramienta para derribar las barreras y construir puentes hacia un futuro más brillante y esperanzador.

A lo largo de su carrera, Blowfuse ha pasado de ser una prometedora banda local a consolidarse como uno de los referentes del hardcore punk tanto en España como dentro del panorama europeo. Su trayectoria musical es un testimonio de su dedicación, pasión y constante evolución como artistas. The 4th Wall no es solo un álbum, es una experiencia, una revelación. Es la culminación de una década de dedicación, pasión y talento, encapsulada en cada nota, en cada verso. Con este lanzamiento, los de Barcelona se elevan aún más en el panteón de la música, dejando claro que son los mejores en lo suyo, y que lo suyo… es mucho. Grans! Putos genis!

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 528 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.