Blackbraid – Blackbraid I

Blackbraid_BlackbraidI

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 26 de agosto de 2022
Discográfica: Autoeditado
 
Componentes:
Sgah'gahsowáh - Voz, guitarra, bajo

Temas

1. The River of Time Flows Through Me (6:20)
2. As the Creek Flows Softly By (3:23)
3. Sacandaga (6:49)
4. Barefoot Ghost Dance on Bloodsoaked Soil (6:25)
5. Warm Wind Whispering Softly Through Hemlock at Dusk (3:33)
6. Prying Open the Jaws of Eternity (10:01)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Blackbraid – Blackbraid I
Todos los discos de Blackbraid en Amazon


Mucho se ha escrito ya sobre Blackbraid y este disco debut, no en vano se lanzó en agosto (ya sabes que en Science of Noise nos tomamos nuestro tiempo para degustar las nuevas obras… o sencillamente nos pasan desapercibidas hasta que alguien nos alerta…), y ya tiene cierto recorrido. Víctima de cierto hype, que quizás le ha ido a la contra, estamos ante un gran disco de black metal americano, dinámico y melódico que hará las delicias de los amantes del género, sin lugar a dudas.

¿Por qué el hype? Pues porqué estamos hablando de un one man project que llega de la mano del multiinstrumentista Sgah’gahsowáh que toca todos los instrumentos (excepto la batería, a cargo del productor del disco, Neil Schneider) y, que aquí viene la madre del cordero, es de origen nativo americano. La lírica de sus composiciones trata sobre la historia de su pueblo, masacrado por los colonos blancos que ahora se erigen como padres de la nación norteamericana. Por lo tanto, ya te puedes imaginar todo lo que se ha originado a su alrededor, que si el nuevo black metal americano nativo, que si es un sonido tan nuevo, que si es la hostia en patinete… y ni sí ni no, sino todo lo contrario.

Es un álbum notable, que como te decía más arriba, es directo, poderoso y bebe directamente del black más melódico de gente como Mgła o Uada, lo que es muy buena noticia. También en sus interludios acústicos te vendrán a la cabeza los que en otrohora fueron abanderados de black metal americano, Agalloch. También podrás encontrar similitudes con Panopticon en alguna manera de trasladar las influencias más folclóricas americanas. A diferencia del de Kentucky, que apuesta por producciones más minimalistas y low-fi, Blackbraid apuesta más por la épica y un sonido mucho más contemporáneo al servicio de las composiciones y las historias.

Al incontestable inicio con «The River of Time Flows Through Me» le sigue un interludio de aires acústicos agallochianos delicioso, en el que las influencias de la cultura nativa americana se hacen patentes «As the Creek Flows Softly By». En «Scandaga», una de las piezas más abrumadoras del álbum, las oleadas de riffs melódicos, veloces, acompañados por una batería a la altura y Sgah’gahsowáh desgañitándose a la voz, cabalgan en parte central del tema que te recordarán ligeramente a Aorlhac y la escuela melódica francesa. Dinamita pura con vientos en forma de flauta nativa de fondo.

La cosa sigue dura y veloz con «Barefoot Ghost Dance on Bloodsoaked Soil» en la que las guitarras son protagonistas. «Warm Wind Whispering Softly Through Hemlock at Dusk» vuelve a los derroteros acústicos con algún amago eléctrico de fondo que empalma con la final con «Prying Open the Jaws of Eternity» colofón a fuego lento. Más lenta, cercana al death doom, con algún amago de aumentar el ritmo, pero que vuelve a la pesadez y la lentitud. Aquí nos muestra elementos no escuchados antes y abre una puerta de hacia donde podrían ir los tiros en un próximo álbum.

Un gran álbum, de exquisita factura, con el que disfrutarás si te gusta el black metal melódico. Sin duda otro proyecto al que seguir de ahora en adelante.

Blackbraid

Joan Calderon
Sobre Joan Calderon 159 Artículos

Sant Boi-Barcelona-Arenys de Mar. Padre y Metalhead. Desbordado por tanta música que escuchar y poco tiempo para disfrutarla. En el Universo solo hay dos cosas claras: In vino veritas y Metallica es la banda más grande de todos los tiempos (quizás solo una sea cierta, y no tenga que ver con la verdad). Death, black, doom, sludge, hardcore, thrash… a menudo: pop, rock, indie, electrónica, hip hop...  en resumen, la música es mi pasión