Beast in Black – Dark Connection

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 29 de octubre de 2021
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Yannis Papadopoulos - Voz
Anton Kabanen - Guitarra, teclados
Kasperi Heikkinen - Guitarra
Máté Molnár - Bajo
Atte Palokangas - Batería

Temas

1. Blade Runner (4:07)
2. Bella Donna (3:52)
3. Highway to Mars (5:13)
4. Hardcore (3:34)
5. One Night in Tokyo (3:07)
6. Moonlight Rendezvous (5:38)
7. Revengeance Machine (4:09)
8. Dark New World (3:57)
9. To the Last Drop of Blood (3:55)
10. Broken Survivors (4:25)
11. My Dystopia (5:51)
12. Battle Hymn (Manowar cover) (6:54)
13. They Don’t Care About Us (Michael Jackson cover) (4:32)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Beast in Black – Dark Connection
Todos los discos de Beast in Black en Amazon


Ya tenemos aquí la tercer entrega de los plurinacionales Beast in Black. A veces puede ser duro dejar el proyecto de tu vida, pero como el “putoamismo” es una actitud ante la vida, el señor Anton Kabanen decidió crear esta nueva banda tras dejar su querida Battle Beast. Si hizo bien o mal, si es mejor una u otra, lo dejo a la elección de cada uno. La realidad es esta: deja su banda, crea otra de la nada, como quien dice, y ya van por su tercer disco.

En este Dark Connection tenemos lo de siempre, aunque un paso más allá: melodías facilonas, ganchos muy buen puestos, una voz que te caes de culo, una instrumentación más que correcta y un chumba chumba que amas u odias. Sin trampa ni cartón.

Esta vez, la estética se ha inclinado un poco más hacia el lado electrónico de la moneda, orientado al teclado, lo que demuestra un cambio de dirección apropiado para coincidir con una serie de canciones que tratan temas de ciencia ficción comparables a los clásicos de los 80, como Blade Runner y Total Recall. Es un cambio sutil cuando se trata únicamente de los contenidos musicales del álbum y se descuenta la imagen de una mujer cyborg pelirroja con poca ropa y una red de cables informáticos de fondo, pero es notable y da como resultado un puñado de buenas canciones. Enfocándose en una dirección más atmosférica y menos basada en el impacto.

Empezamos con la cinematográfica «Blade Runner», que tiene toda la fuerza y ​​la furia que Kabanen puso en primer plano en «Let It Roar» en 2013 con Battle Beast, canalizando las influencias de Iron Maiden y Accept de la banda en una bola de demolición metálica que también está pintada. Terminado con muchos ganchos de teclado azucarados y gimnasia vocal inhumana y triturada de guitarra. El algo más groovier «Bella Donna» ofrece un riff un poco más pesado en su inicio, que recuerda levemente al forraje clásico de Herman Frank, aunque la mayor parte de la canción es un canto con aroma de pop sacado de la escena Tech Noir en el Terminator original. Otros éxitos de metal de estilo similar como «Dark New World» y «To the Last Drop of Blood» logran el mismo final, aunque con un contraste más profundo existente entre los momentos impactantes y llenos de riffs y los ganchos de rock meloso de los 80 con una discoteca. De entre el elenco de canciones, la que más se me ha quedado grabada es «Hardcore», quizá por el ritmo más rockero, aunque el abanico es amplio. Sí, a veces parece que estés en  Pachá y otras dentro de un videojuego, pero la mezcla final creo que merece la pena.

Si bien no hay escasez de momentos metaleros para mantener saciado a la multitud de personajes vestidos de cuero, hay algunos puntos notables de contraste donde el lado post-disco de la moneda obtiene un poco más de la mitad del pastel proverbial. Curiosamente, los ejemplos más flagrantes de esto son los dos singles que precedieron al resto de esta obra, con la bonanza empapada de techno «One Night in Tokyo» como una interpretación un poco más pesada de algo del derivado musical de ABBA y algo de la banda sonora de la película Mortal Kombat de mediados de los 90, mientras que el festival de teclados más lento y la oferta más larga de «Midnight Rendezvous» podrían ser casi un tema de baile, ya que cuenta una conmovedora historia de ciencia ficción. De manera similar, el homenaje lírico a Total Recall «Highway to Mars» podría entenderse como un himno rave, aunque la entrega vocal de Yannis recuerda mucho al brillo del power metal de Heavenly de la década de 2000. También sería negligente no pasar por alto la balada serena, casi sinfónica de la canción de cierre «My Dystopia», que es posiblemente la más memorable del grupo.

Nos encontramos, como colofón, dos versiones. Por un lado, la épica de espada y el tradicionalismo del metal del clásico seminal de Manowar y su «Battle Hymn», y por el otro, la oda del R&B vanguardista de los 90 al descontento, cortesía del Rey del Pop «They Don’t Care About Us». El primero recibe un cambio de imagen más suave pero no menos épico, mientras que el segundo se refina en una grandiosa marcha metalera que refleja el carácter militante de protesta de la letra incluso mejor que la original, aunque la acertada imitación de Yannis del característico anuncio de falsete de Michael Jackson.

En definitiva, el tercer trabajo de la banda me deja un muy buen sabor de boca. Debes saber a qué vas, pues desde luego sonidos tan electrónicos, casi techno, no son para todo el mundo, pero aceptándolos, tienes un disco enormemente disfrutable y divertido de escuchar. ¡Dale al play y mueve las caderas!

Fotografía: Jarmo Katila / Toni Kilpinen
Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 287 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.