Balmog – EVE

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 14 de mayo de 2021
Discográfica: War Anthem Records
 
Componentes:
Balc - Voz, guitarra, teclados
Javi Bastard - Guitarra, teclados
Morg - Bajo
Virus - Batería

Temas

1. Horror in Circuitu (1:28)
2. Birth of Feral (4:44)
3. Senreira (5:25)
4. Slander (5:06)
5. Agnus Dei (3:34)
6. Desacougo (5:02)
7. Zohar (4:50)
8. Carrion Heart (7:00)
9. Lume (2:53)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Balmog – EVE
Todos los discos de Balmog en Amazon


Llevo unos días dándole vueltas a la cabeza antes de enfrentarme a este escrito. Por mucho hermetismo que quiera aplicarme, una extraña sensación recorre todo mi cuerpo. Una sensación que anteriormente no había experimentado a la hora de enfrentarme a todas y cada una de las ediciones que ha desatado Balmog. Sí que he sentido y percibido cierta expectación ante la salida de este nuevo álbum, no siendo para menos tras los celebrados Vacvvm (2018) y el EP Pillars of Salt (2020). ¿Buena o mala señal? ¿Las expectativas estarán a la altura? ¿Por qué me produce ese particular sentimiento EVE? Fuere lo que fuere y dejando de lado posibles influencias externas de lado, lo que ocurre es que simplemente más ojos se han posado su nombre. Ni mejor, ni peor, a fin de cuentas, estamos hablando de música extrema underground.

Parafraseando un poco al escrito que publicamos sobre Desacougo (2021), y repitiéndome sobre lo que ya expuse, los gallegos Balmog, tras mucho tesón, arduo trabajo, cientos de kilómetros a sus espaldas de carretera y furgoneta y un sinfín de variopintas ediciones, se han ganado a pulso todo lo bueno que les está sucediendo últimamente. Respeto, reconocimiento y la expansión de su negro nombre.

Jamás pensaría que lo mostrado en Pillars of Salt nos condujera a EVE. Pudo ser una señal. Recordemos que dicho EP constaba de un único tema de 18 minutos, marcando un precedente para los de Soutomaior y quizás erigiéndose una edición un tanto arriesgada pero que sinceramente, salvaron con más que creces. Porque hagamos una reflexión, ¿qué banda con un background similar al de los gallegos conocéis se os viene a la cabeza que facturasen algo parecido? A mí de hecho, ninguna. Por ello, celebro que arriesgasen en ese sentido, e insisto una vez más, celebro que arriesguen de nuevo con EVE.

Seamos claros y llamemos las cosas por su nombre. La propuesta de puro y ortodoxo black metal poco a poco ha ido apagándose, en pos de un manifiesto artístico mucho más amplio, enriquecido y trascendental. Elementos de post-punk, del rock gótico de los 80, del heavy metal más tradicional se intercalan con la faceta más salvaje, oscura y violenta característica de Balmog.

Incluso pienso que la propia estructura del disco, está mimética y deliberadamente pensada. Existen ciertos temas ‘puente’ que enlazan unas canciones con otras, como las cuasi-instrumental (“Zohar”) o en forma de pasaje en clave de drone/ambient “Agnus Dei”). De hecho, este aspecto me ha rememorado a lo que ya practicaban los extintos teutones Necros Christos o incluso Morbid Angel en aquel lejano Formulas Fatal to the Flesh (1998). Eso sin hablar de la melancólica outro de “Lume” u “Horror in circuitu», a modo de preámbulo. Por ejemplo, “Birth of Feral” posee un magnetismo y una vanguardia inconfundible, trayendo a la mente fraseos de los actuales Tribulation, aunque su faceta más cruda y ciertas disonancias, asomen también a la cabeza. “Slander” incluso tiene ese toque/halo de oscuridad que emanaban las bandas de rock de los 60/70, evidentemente, todo ello bajo el particular prisma y sonoridad del cuarteto gallego-catalán. Y es que aquí reside el encanto y el mérito de este disco. La facilidad para interrelacionar todos esos elementos sin sonar manido o incoherente, y eso no está al alcance de cualquiera. Porque quiero recalcar una cosa, a pesar de estar hablando muy libremente de haber incorporado nuevos elementos a su propuesta, Balmog en ningún momento deja de sonar a una banda de metal extremo. El frenético inicio de “Desacougo” puede dar fe de ello. Todo ello conformando un viaje recóndito hacia un abisal horror de 40 minutos de duración.

La llave y una de las claves para entender EVE ha sido la entrada de Javi Félez tanto en su nuevo puesto de guitarrista como nuevamente, a modo de productor en sus inagotables Moontower Studios. También hay que destacar el talento de Branca Studio, con un excelso ejercicio de como transmitir horror con apenas dos o tres elementos en una imagen. ¡Menos, es más!

En definitiva, Balmog arriesgan muchísimo con esta nueva obra, pero la jugada, a decir verdad, le has salido más que redonda, pues su pericia para conjugar toda esa amalgama de sonidos es digna de admirar. Ya lo dijeron una vez, cuando no tengan nada nuevo que ofrecer en cada entrega, dejarán de existir. Celebro que haya cuerda para rato y esta reinvención de su sonido. ¿Dónde se encuentra el límite del horror?

Jonathan Pernía
Sobre Jonathan Pernía 23 Artículos
Ferviente y devoto melómano. Enfermizo coleccionista de CD's, vinilos, K7's y fanzines, ya que siento especial predilección por todas y cada una de las ramas del metal extremo o los géneros más underground. No obstante,como buen amante de la música en general, me considero muy open-minded en ese aspecto.
Otra de mis pasiones es la prensa escrita musical. Con sus luces y con sus propias sombras. Poseo una dilatada experiencia en medios como el extinto Pitchline'Zine (2005-2016) del que fui redactor-jefe o Subterraneo Zine (2017-2019).