Backdrive – Violent Seduction

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 5 de marzo de 2021
Discográfica: Autoproducido
 
Componentes:
Felix Amman - Voz, bajo
Dirk Weidmann - Guitarra
Carsten Tradt - Guitarra
Marco Tradt - Batería

Temas

1. Drone (0:34)
2. I Can’t Breathe (3:57)
3. Heatwave (3:56)
4. Scream (4:28)
5. Buried Alive (3:08)
6. Collateral Disease (1:40)
7. Violent Seduction (3:41)
8. Wrath of God (3:51)
9. Hole of Life (2:56)
10. Locked (4:33)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Backdrive – Violent Seduction
Todos los discos de Backdrive – Violent Seduction en Amazon


Hace cerca de cinco lustros, unos chavales de una pequeña provincia de Alemania se juntaron con las ganas de montar una banda, sin más pretensiones que pasar buenos ratos e intentar llegar a todo aquel que estuviera dispuesto a prestarles atención. Bajo el nombre de Sonicguard grabaron tres demos y dos EP’s, además de dar gran cantidad de conciertos en toda la geografía de su país natal. Pero como tantas veces ha ocurrido, tras casi una década de carrera, diversos factores como el trabajo o los cambios de residencia hacen que la banda, irremediablemente, desaparezca.

Pasan los años, algunos de los miembros forman nuevos proyectos como Amberfluid o Day on Deimos, hasta que en 2020 deciden que es hora de juntarse todos de nuevo y empezar de cero una banda nueva.

Rebautizados como Backdrive, la formación recupera algunos de sus primeros temas y se vuelcan en componer otros nuevos, siendo notables las distintas influencias de cada miembro, surgiendo como resultado final este Violent Seduction (2021), un resurgir que no tiene ningún desperdicio.

“Drone”, a modo de brevísima intro da paso al descarado y fresco hard rock de “I Can’t Breathe”, que no tarda en envolvernos y engancharnos, enfocando el estilo clásico desde un punto de vista algo diferente y, ante todo, muy personal, con un resultado estupendo al que no se le puede pedir más.

Los sonidos de nuevo distorsionados marcan la tónica de “Heatwave”, más pesada y oscura, engalanada con las guitarras encargadas de impedir que el tema caiga en lo lineal y monótono.

La contundencia da el toque característico a “Scream”, cuyo carácter lacerante contrasta con la parsimonia de la voz, dando como resultado una gran composición que no es de extrañar que fuera la elegida hace unos meses como primer adelanto del álbum.

Continúa el hard rock tintado con detalles de metal en “Buried Alive”, calmada y desgarradora a la vez, donde la percusión marca el camino a seguir sin derecho a réplica, hasta que le pasa el relevo a las guitarras para introducir “Collateral Disease”, un interludio instrumental que sirve como pequeño oasis antes de que la banda vuelva a arremeter con “Violent Seduction”, tema que bautiza el disco, en el que se atreven a coquetear ligeramente con un sonido que se acerca más al thrash, y en el que las melodías vocales siguen meciéndose alrededor de la contundencia de los instrumentos.

Relajan un poco el ambiente con “Wrath of God”, con un estribillo pegadizo que recuerda a las bandas de la nueva ola sleaze que desde hace un par de décadas nos han dado grandes momentos como Hardcore SuperStar o Babylon Bombs.

Sigue la calma como principal tónica en “Hole of Life”, donde la atmósfera se torna ligeramente más oscura, hasta que arranca “Locked”, portando de nuevo aires de moderno hard rock, dando al disco un último brochazo de carisma y calidad.

No cabe duda de que Backdrive han tenido muy claro cómo preparar su segundo nacimiento ante el público, ofreciéndonos un álbum muy cuidado, con claras influencias pero, ante todo, con un sello personal que les permite moverse libremente entre varios sonidos sin obligarse a etiquetarse en ninguno concreto.

Avatar
Sobre Puti Allin 58 Artículos
Melómano empedernido desde la más tierna infancia (lo de tierna es un decir). Todo lo demás que haya que contar, lo contaré sin problema en presencia de mi camarero.