Aversio Humanitatis – Behold the Silent Dwellers

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 17 de junio de 2020
Discográfica: Debemur Morti Productions
 
Componentes:
A - Voz, bajo
S - Guitarra, bajo
N.H.T. - Guitarra
J - Batería

Temas

1. The Weaver of Tendons (6:43)
2. The Presence in the Mist (5:38)
3. The Sculptor of Thoughts (5:18)
4. The Wanderer of Abstract Paths (5:40)
5. The Watcher in the Walls (6:42)
6. The Scribe of Dust (5:58)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Aversio Humanitatis – Behold the Silent Dwellers
Todos los discos de Aversio Humanitatis en Amazon


Desde hace ya un buen puñado de años, muchos diría, ya no tenemos nada que envidiar a otras escenas. Posiblemente en el sentido estructural sí, pero en el caso de las producciones musicales, aquí estamos muchas veces incluso por encima de la media. Y el caso que nos ocupa ahora es un claro ejemplo de lo que hablo. Aversio Humanitatis se formaron hace ya 10 años en Madrid por dos venezolanos y un madrileño y en 2011 presentaron su primer disco llamado Abandonment Ritual. En los siguientes años editaron un par de splits y en 2017 un EP y ahora nos sorprenden con un disco muy elaborado.

En este proyecto hay involucrados grandes músicos que militan o han militado en otras formaciones como Thirteen Bled Promises, Velo Misere, Nihil, Eterna Penumbra, etc. y además han contado tanto en directo como en estudio con la ayuda de N.H.T. a la guitarra y voces. Se trata de un reconocido músico que ha estado involucrado en grupos como As Light Dies, Autumnal, Hybrid, Wrong, etc. Así que ya os podéis hacer una idea con el currículum de todos ellos.

La portada ya nos invita a sospechar que aquí de luz y esperanza hay más bien escasez ya que hay oscuridad para dar y vender. Un black metal elegante, pulido y vanguardista pero sin necesidad de ningún tipo de pomposidad. Composiciones serias, directas y afiladas como cuchillas de afeitar con un cuidado sonido y una producción sublime que ayuda a poder apreciar cada detalle. Ya he dicho en más de una ocasión que puedes hacer black metal sin sonar a culo necesariamente.

Arrancan sin intros ni historias con «The Weaver of Tendons», a todo trapo y sin contemplaciones. Nos encontramos entre marañas de riffs helados con algún atisbo de tímidas melodías aunque lo suyo más bien son las disonancias. Las voces se mueven entre un gutural rasgado y otras en una onda gritos de desesperación ofreciendo varios grados de dinamismo a todo el conjunto.

También saben sorprender con partes más calmadas que recuerdan a los franceses Blut Aus Nord con ese empeño en repetir patrones pero sin hacerse para nada pesados, donde la sencillez y el buen hacer se apoderan de la canción. Atmósferas etéreas se instalan en nuestros tímpanos para volver a ser atacados sin escrúpulos en una orgía de nihilismo.

En «The Presence in the Mist» se agudiza un poco más la sombra de los franceses con ese black que tira hacia el industrial con sugerentes guitarras y ritmos decadentes mientras nos envuelven las líneas vocales. La batería cobra un particular protagonismo y es que J.H. hace un trabajo excepcional mostrando grandes detalles técnicos. Aunque apuestan más por medios tiempos no dudan en abrir un vórtice de velocidad extrema cuando la canción lo requiere. Agonía y oscuridad al servicio de la música.

«The Sculptor of Thoughts» nos traslada a esos adorados años 90 recordando el frío black metal nórdico pero con ese toque disonante tan popular últimamente aunque sin llegar a las cotas de grupos como Altarage, Imperial Triumphant o Portal. Ellos son algo más clásicos y añadiendo estas pinceladas se vuelven un tanto más originales que muchas otras formaciones. La fuerza de su cantante A.M. me recuerda a la de Balc de Balmog y en algunas partes también en lo musical.

Más épicos y sinfónicos se nos presentan en «The Wanderer of Abstract Paths» aunque con un punto sórdido delicioso. En lo que a velocidad se refiere pisan el freno bastante y nos ofrecen un compendio de ritmos que aunque si hay momentos rápidos predominan los pasajes espaciales con el doble bombo como guía. La elegancia de sus composiciones también me recuerda a los ingleses Voices.

Destaco de nuevo el sonido del disco ya que el equilibrio entre un sonido cristalino y otro turbio, sórdido y desquiciante es impresionante. Ayuda mucho a comprender lo que nos quieren transmitir y «The Watcher in the Walls» es un claro ejemplo de ello. Sorprendentemente nos encontramos con melodías y algo que me gusta particularmente es como va adquiriendo intensidad a medida que avanza con algún que otro toque de post-black.

Y llegamos a la última «The Scribe of Dust» que sigue más o menos la estela de lo visto hasta ahora combinando momentos intensos con otros más atmosféricos que pone punto final a un muy buen disco si eres seguidor de todas las referencias nombradas. Además está grabado y producido por ellos mismos así como el apartado gráfico siendo un punto a favor. Un trabajo muy profesional, pulcro y bien hecho. No te lo pierdas.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 411 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.