August Burns Red – Guardians

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 3 de abril de 2020
Discográfica: Fearless Records
 
Componentes:
Jake Luhrs - Voz
JB Brubaker - Guitarra
Brent Rambler - Guitarra
Dustin Davidson - Bajo
Matt Greiner - Batería

Temas

1. The Narrative (4:09)
2. Bones (4:15)
3. Paramount (4:48)
4. Defender (4:21)
5. Lighthouse (4:13)
6. Dismembered Memory (4:09)
7. Ties That Bind (4:18)
8. Bloodletter (3:40)
9. Extinct by Instinct (4:43)
10. Empty Heaven (4:25)
11. Three Fountains (6:21)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: August Burns Red – Guardians
Todos los discos de August Burns Red en Amazon


August Burns Red es una de esas bandas que no aflojan nunca, que no dan su brazo a torcer. Son puro músculo. Riffs bien labrados, blast beats incidentes, breakdowns cuando son necesarios y guturales bien colocados. Canciones con gancho mezcladas con canciones menos carismáticas pero de un nivel siempre alto. Este bien sería el resumen de la carrera de la banda.

Pero siempre hay un pero. Personalmente, siento aprecio por la banda de Pensilvania pero acabo algo exhausto de escuchar el mismo patrón disco tras disco. Pequeños cambios puedes encontrar en el transcurso de su discografía, iniciada con el ya lejano Messengers (2007). Por el camino queda un excelente Constellations (2009) y varios discos de un corte más o menos parecido. Sí, siempre son notables; esto lo repito. Pero hay muy poco riesgo en la carrera de August Burns Red.

En Guardians (2020) encontramos 11 nuevas canciones. En líneas generales y en comparativa con Phantom Anthem (2017) encontramos que la base de batería es superior así como una notable mejoría en los solos de guitarra. Las canciones tienden a ser ligeras, las melodías, sobre todo las del dúo de guitarristas, son agradables. Pero volvemos a caer en una sensación de saciedad: 50 son demasiados minutos para un disco de August Burns Red. Las canciones acaban colapsando unas contra otras y el caos mental de pensar cuáles son tus momentos favoritos del álbum acaban por provocarte para que cambies de disco. Demasiado largo, si además vemos que las mejores canciones se sitúan en el tramo final del trabajo.

Lo que sí detecto en Guardians es que la musculatura ha aumentado. Estamos quizá frente al disco más duro de la banda. También hay algún interludio atmosférico muy logrado, como en “Extinct by Instinct”. También hay momentos soberbios como los solos de guitarra en “Empty Heaven” o el maravilloso estribillo con voces limpias en “Lighthouse”.

Si debo escoger mis preferidas, me quedo con “Empty Heaven”, “Paramount” y “Defender”. Pero si hay un corte que sobrevuela sobre el resto ese es sin duda “Three Fountains”. El corte que cierra el disco, con una duración de más de seis minutos, es una especie de experimento -por así decirlo- con una intro atmosférica en la que nos topamos con unas guitarras más cercanas al post-rock que al metalcore. Cuando entra en embestida la batería, todo recupera la fuerza necesaria para completar una canción que supera con creces las que podemos encontrar en las últimas entregas de la banda.

Si hay algo que August Burns Red ha sabido mantener a lo largo de los años es la consistencia. Álbumes notables para seguir siendo una pieza clave dentro del universo metalcore yankee, pero con el mismo patrón, disco tras disco, acabarán por consumirse en la auto-complacencia, pues no harán un disco mejor que Constellations y el fan lo sabe. Buen disco este Guardians, con momentos muy inspirados, pero no es suficiente para el oyente más exigente.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 303 Artículos
Rock en todas sus extensiones