Atrocity – Okkult III

Nuestra Nota


7.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 20 de enero de 2023
Discográfica: Massacre Records
 
Componentes:
Alexander Krull - Voz
Micki Richter - Guitarra
Luc Gebhardt - Guitarra
Andre Nasso - Bajo
Joris Nijenhuis - Batería

Temas

Disco 1:
1. Desecration of God (5:09)
2. Fire Ignites (3:54)
3. Born to Kill (3:20)
4. Bleeding for Blasphemy (5:18)
5. Priest of Plague (3:17)
6. Malicious Sukkubus (feat. Elina Siirala & Zoë Marie Federoff) (6:35)
7. Lycanthropia (3:38)
8. Faces From Beyond (5:02)
9. Cypka (4:37)
10. Teufelsmarsch (feat. Robse Dahn & Misstiq) (4:39)

Disco 2:
1. Desecration of God (Instrumental Version) (5:09)
2. Fire Ignites (Instrumental Version) (3:54)
3. Born to Kill (Instrumental Version) (3:20)
4. Bleeding For Blasphemy (Instrumental Version) (5:18)
5. Priest of Plague (Instrumental Version) (3:17)
6. Malicious Sukkubus (Instrumental Version) (6:35)
7. Lycanthropia (Instrumental Version) (3:38)
8. Faces From Beyond (Instrumental Version) (5:02)
9. Cypka (Instrumental Version) (4:37)
10. Teufelsmarsch (Feat. Misstiq) (Instrumental Version) (4:39)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Atrocity – Okkult III
Todos los discos de Atrocity – Okkult III en Amazon


Una década… Ni más ni menos que 10 años es el tiempo que ha invertido el bueno de Alexander Krull para dar forma a esta trilogía de discos en los que la oscuridad, el miedo para someter a la sociedad y ese gran complot en las sombras realizado por poder, religión y política avanza y nos atenaza como sociedad. Cada canción es un fragmento histórico del terror como arma masiva.

Krull puede sacar pecho con su veteranísimo proyecto Atrocity y un poco da la sensación de que el grupo ha vuelto a sus orígenes dejando de lado toda experimentación y colaboraciones algo dispares. Sí que hay aquí algunas como la comparecencia de Elina Siirala de Leaves’ Eyes, Zoë Marie Federoff de Cradle of Filth y Robse Dahn de Equilibrium, pero siempre dentro del espectro que se le supone y espera a Atrocity, a pesar de que han sido siempre un grupo que disfruta con arriesgarse y sorprender. Y es que aquí hay ante todo death metal.

Ya en “Desecration of God” se nota una pátina de oscuridad manifiesta, aires ceremoniales y teclados apoyando un death metal de la vieja escuela que realmente suena directo, potente y hasta diría que pegadizo, o si más no, que atrapa desde la primera escucha. Doble bombo por parte de un veloz Joris Nijenhuis y los guturales de un Krull que sigue cantando perfectamente bien. En los solos hay momentos chirriantes y mucha velocidad. Por momentos hay acercamientos al black metal de Cradle of Filth.

En “Fire Ignites” tiramos de blast beats y guitarras cercenadoras a unos tempos de grind de inicio que luego van cambiando por unos riffs con momentos atonales que tan bien le sientan a un tema corto pero efectivo, que casi seguro que será single. Los Atrocity de toda la vida asoman en “Born to Kill” en la que brillan los abrasivos riffs de Micki Richter y de Luc Gebhardt. Es la vieja escuela pidiendo paso y luciendo pedigrí. Esos profundos gritos de su líder realzan el carácter oscuro y sombrío del disco.

“Bleeding for Blasquemy” vuelve a ser un ejercicio de death metal en el que se aproxima al thrash con elegancia y en el que bajan un poco de revoluciones dando profundidad al disco. Incluso los solos pueden catalogarse de melodeath o sonido Gotemburgo sin tapujos. Castiga duro y fuerte los platos Joris Nijenhuis para abordar un rompe-cuellos tremendo bajo el nombre de “Priest of Plague”. Se nota el pulso que imprime Andre Nasso al bajo en una canción que es pasto de directo con esas guitarras oscuras que no paran de dibujar detalles complejos.

Sin duda alguna es “Malicious Sukkubus” el tema más atractivo y rompedor del disco por las colaboraciones de las voces femeninas y por esa introducción que vuelve a parecer salida de un disco de Cradle of Filth o de Dimmu Borgir. Es la que más luce y mi favorita, aunque también es un tema que se aleja ligeramente de su deah metal más habitual. Se está preparando un video muy especial de la misma.

“Lycanthropia” se acerca al grind por velocidad e intensidad, así como por los gruesos guturales de su líder. Se agradecen esos añadidos sonoros a cargo de Katie Halliday que terminan dando un acabado muy logrado a todo lo que es el disco. La producción del propio Krull es perfecta para el concepto de la obra grabada en sus Mastersound Studios. Ataque frontal y sin hacer prisioneros en “Faces from Beyond”, una pieza agresiva como pocas en una canción que convence ampliamente.

De entre lo más accesible está “Cypka” con la introducción narrada por Igor Górewicz que nos habla sobre un asesino en serie polaco. Cada tema es un episodio oscuro de la humanidad y un paso adelante del miedo frente a la razón. Combinan aquí narraciones con fuerza bruta consiguiendo algo realmente oscuro.

Finaliza el disco con la sorprendente “Teufelsmarsch”. Aquí hay el piano invitado del australiano Misstiq y la voz de Robse Dahn de Equilibrium. Se abre todo como una marcha militar de época para luego meternos en la boca del lobo. Otra vez el black metal y el death se dan la mano consiguiendo algo realmente grande y técnico.

Gran disco por parte de unos Atrocity que cierran finalmente la trilogía sonora Okkult y en la que, desde la más profunda oscuridad, arrojan algo de luz a las cloacas del poder que nos sirven el miedo como medio de yugo y sometimiento. Si su anterior Okkult II les dio para entrar en listas de ventas en su Alemania natal creo que esta tercera parte le da otro plus al disco-concepto a pesar de que Alex Krull ve esta obra como un todo y no separa ni ve grandes diferencias entre los tres volúmenes.

Voces invitadas, conceptos muy trabajados, portada cuidadísima a cargo del reputado Stefann Heilemann y letras tan oscuras como el sonido general del disco. Se ha ganado Krull el respeto de la escena tras tantos años en la brecha y a todo ello hay que sumarle que ya es un consumado productor y director de videoclips, algo que usa en su provecho y algo que disfrutan otras bandas, pues su teléfono no para de sonar. Esta trilogía es de lo mejor que ha hecho Atrocity en su historia y no sólo es un disco para escuchar, podrás verlo en los muchos videoclips creados por su líder.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1101 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.