Angel Witch – Angel Witch: 40 años de una obra maestra del heavy metal británico

Ficha técnica

Publicado el Diciembre de 1980
Discográfica: Bronze Records
 
Componentes:
Kevin Heybourne - Voz, guitarra
Kevin "Skids" Riddles - Bajo, teclados, coros
Dave Hogg - Batería, percusión

Temas

1. Angel Witch (3:25)
2. Atlantis (3:42)
3. White Witch (4:48)
4. Confused (2:51)
5. Sorcerers (4:16)
6. Gorgon (4:06)
7. Sweet Danger (3:07)
8. Free Man (4:44)
9. Angel of Death (4:52)
10. Devil's Tower (2:28)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Angel Witch – Angel Witch: 40 años de una obra maestra del heavy metal británico
Todos los discos de Angel Witch en Amazon


En un día no identificado de diciembre de 1980, los londinenses Angel Witch debutaron con un disco homónimo que se convertiría en una obra de culto. Formados originalmente bajo el nombre de Lucifer unos años antes, fueron unos de los primeros grupos de la primera ola de heavy metal británico (NWOBHM), con sus primeras demos en 1978 y 1979. Consiguieron cierta popularidad en el Reino Unido, pero tras una serie de parones, cambios de formación y demás problemas, nunca volvieron a gozar de dicho éxito hasta hace relativamente poco.

El álbum empieza, como no podía ser de otra manera con «Angel Witch». Tres en raya: grupo, disco y canción con el mismo nombre. No es una exageración decir que se trata de un temazo histórico para el metal. Tiene todo lo necesario para triunfar: buenos fraseos y detalles de guitarra, líneas vocales pegadizas, un estribillo adictivo, un puente más lento que sirve de contrapunto, una batería marchosa… Y una duración que la acaba de convertir en un single perfecto.

Sí, la anterior es su canción más conocida y el momento más esperado en sus directos, pero Angel Witch no son un «one hit wonder». Como veremos, el resto del disco tiene muchas más pistas destacables. Sin ir más lejos, tenemos la siguiente «Atlantis» con sus riffazos y un estribillo que corta el compás rozando lo progresivo. Brutal que Kevin Heybourne, fundador y compositor, sea también el guitarra solista y el cantante, usando incluso varios registros vocales.

«White Witch» es otro de los clásicos del grupo (¡Sí que les gustan las brujas!). Contiene un ritmo 6:8 acelerado que la hace bastante alegre y contrasta con los gritos y los guitarrazos siniestros. La siguiente «Confused» tiene riffs más pesados, mientras que en «Sorceress» y posteriormente en «Free Man» les sale un rollo más parecido al de los temas lentos de primeros Iron Maiden. Se nota sobre todo en la voz, reminiscente a la de Paul di’Anno en temas como «Remember Tomorrow» o «Strange World». Aún así toda su música tiene un componente muy claro de hard rock, con mucho énfasis en la melodía. Un buen ejemplo es «Gorgon», tremendamente pegadiza.

En «Sweet Danger» introducen un ritmo de batería más punk, característica habitual en la NWOBHM. El bajo hiperactivo de Kevin «Skids» Riddles siempre está presente haciendo de las suyas por todos lados, ¡vaya máquina! El otro clásico indiscutible de la banda es «Angel of Death», con una atmosfera muy siniestra conseguida con unos sutiles teclados disonantes y estribillo muy efectivo.

Llegamos al final del disco con un outro instrumental llamado «Devil’s Tower». A no ser que por casualidad escucháis alguna de las ediciones especiales. En ese caso, tendréis la suerte de escuchar unos cuantos bonus tracks de canciones que estaban en las demos. Destacan las memorables «Loser» y «Suffer», la cañera «Baphomet», y una versión muy maquetera de «Extermination Day», entre otras perlas.

Actualmente, Angel Witch siguen en activo, con Heybourne como único miembro original. En 2019 lanzaron Angel of Light, su último trabajo de estudio, que tiene toques más modernos, pero con el espíritu de este debut aún presente. Ocasionalmente se les deja ver en algún festival por aquí, si en el futuro tenéis la oportunidad, no os perdáis su directo, ¡vale la pena!

Avatar
Sobre Aleix Besolí 94 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.