Entrevista a Anders Manga, líder de Bloody Hammers: ‘Nunca hemos entrado en un estudio profesional y nuestra música y vídeos salen del mismo sótano’

Desde un polvoriento sótano de Estados Unidos hay un matrimonio oscuro que supone toda una revolución hasta el punto de haber firmado por Napalm Records y tener bajo el brazo uno de los discos más potentes de este 2021: Songs of Unspeakable Terror. La pandemia les pilló por sorpresa y con todo el tiempo del mundo, y lo invirtieron en su mismo sótano. Unas cervezas y unas jams de clásicos del horror punk les llevaron a empezar un proyecto paralelo que no iba a ir bajo el nombre de su banda: Bloody Hammers. El resultado era tan bueno que la discográfica les quitó de la cabeza eso de un nuevo proyecto: el disco saldría bajo el nombre de Bloody Hammers.

Todo un descubrimiento y una revelación pues si te gustan los Misfits estamos ante unos alumnos aventajados. Las críticas en todo el mundo son más que buenas, así que veremos si este disco afecta a su estilo pues puede que lo consoliden viendo el excepcional resultado. El look de Anders y su mujer Devallia parece salido de las películas de terror de los 50 y sus vídeos se graban en el mismo sótano de casa. Autocines, pelis de terror y devoción por el shock rock vertebran esta agradabilísima charla. Lo que sale de un sótano no puede quedarse en el sótano…

En primer lugar, felicitaciones, me encantó tu nuevo disco Songs of Unspeakable Terror si bien es mi primera experiencia con Bloody Hammers y… bueno, de verdad que me encantan Misfits, Ramones, Plasmatics y creo que el mundo necesita más bandas como Bloody Hammers. Hoy se lanza el álbum, ¿estás nervioso por las opiniones y reacciones que pueden tener tus fans?

La verdad es que las reacciones de todos han sido muy buenas. Creo que en estos días que corren hay mucho de pesimismo en el mundo y considero que la gente necesita algo más alegre y divertido. Algo que no sea tan oscuro como estos tiempos (risas).

Parece que mientras trabajabas en este álbum tenías la idea de hacer un proyecto paralelo orientado al punk, pero finalmente a tu sello Napalm Records le encantó el material y quiso publicarlo como un nuevo álbum de Bloody Hammers. ¿Es eso cierto?

Sí, habíamos terminado el anterior disco hace unos seis meses, antes de que acaeciera lo del covid, los confinamientos y todo ese rollo… Quería escapar de todo aquello y opté por mantenerme ocupado ya que estábamos encerrados y nadie sabía lo que podría llegar a suceder. Yo asumí lo que podría ser un nuevo proyecto paralelo, pero sin tener realmente pensado ni el cómo iba a sonar ni a dónde quería llegar. Yo solo quería componer unas pocas canciones, y bueno, tampoco lo podría poner en circulación estando como estábamos y con un nuevo disco de Bloody Hammers ya editado. Yo empecé a escribir sin pretensiones de nada, sin pensar en nombres, estilos ni objetivos. Simplemente estaba en un buen momento creativo para escribir.  Cuando lo acabé les dejé escuchar el resultado a la gente del sello comentando que iba a ser un proyecto aparte. Ellos me contestaron diciendo que lo que estaba componiendo podía ser un gran disco para Bloody Hammers, así que quisieron lanzarlo como tal… y aquí estamos.

Pues opino como ellos, el disco es muy bueno y hay material alucinante aquí.

Muchísimas gracias.

He escuchado algunos de tus álbumes anteriores en los que también hay material muy bueno, pero debo decir que tu nuevo álbum es mi favorito. Probablemente me equivoque, pero desde mi punto de vista creo que en vuestros trabajos anteriores había enfoques más electrónicos, rock gótico, psicodelia… ¿Crees que el horror punk podría ser el estilo musical predominante en el futuro de Bloody Hammers?

La verdad es que me lo he pasado en grande haciendo un disco como este y con este estilo de música en concreto. Te diría que sí, que es posible. Aunque realmente no lo sé. Nunca sabes dónde te va a llevar tu propia inspiración. Ella me ha llevado hasta aquí, de eso no hay duda: hacia el punk rock de los 70 (risas). Ha sucedido en este disco y es posible que ocurra en otros. Veremos qué sucede en un futuro y si cae más material de este estilo. Y si te digo la verdad esperaba que las reacciones fueran realmente malas. Creía que los fans estarían defraudados. No deja de ser punk rock y se aleja bastante de lo que hemos hecho hasta la fecha. Curiosamente ha sido una reacción totalmente opuesta, a la gente parece que le ha gustado mucho. Estoy absolutamente sorprendido.

He leído que antes de escribir el álbum, Anders y Devallia decidieron hacer versiones de algunos clásicos del horror punk y luego se decidieron grabar un nuevo disco. ¿Qué bandas empezaste a versionar? Misfits, Voluptuous Horror de Karen Black, Ramones… ¿Qué más?

Sí, fue en el primer confinamiento. Yo toco la batería en el disco y estábamos pasando muchas horas atrapados en el sótano de nuestra casa tocando. Posiblemente bebimos demasiado y empezamos a hacer varias jams. Tengo una caja de programación de batería de los 70 también. De verdad que es terrible ese artefacto (risas). Pero poníamos un ritmo y empezábamos a beber. Era horrible eso de poner la televisión y ver lo que estaba ocurriendo fuera. Encima, Little Richard había muerto… Siempre me encantó Little Richard por lo que empezamos a tocar algunas canciones de Little Richard en versión punk rock. Luego cayeron temas de los Misfits como “Hybrid Moments” o el “I Wanna Be Sedated” de los Ramones. Lo pasamos realmente bien. Al fin y al cabo, se trataba de liberar la agresividad que teníamos dentro. Eso es lo genial que tiene el punk rock, eso y que no es complicado a la hora de tocar. No es algo técnico, te pones a ello y funciona con sus tres acordes y esa agresividad que emana. Fue algo muy divertido y luego empezó a surgir algo de material propio. Cortes como “Waking the Dead” o “We Are the Damned”. Un poco la idea de todo el disco empezó a gestarse allí. Ese fue el inicio de todo, marcándonos unas jams de viejos clásicos del estilo.

Claro, si algo nos ha dado la pandemia ha sido un poco de tiempo para reflexionar… ¿Y en esas jams estabas tú con tu esposa o venía más gente a tocar?

Solos ella y yo.

Anders Manga no tiene una banda como tal y nunca ha trabajado en un estudio profesional. ¿Crees que Bloody Hammers podría llegar a entrar en un gran estudio en un futuro próximo?

¡Ohhh! Pues podría ocurrir. Nunca he grabado en un estudio profesional y tengo esa tendencia natural a trabajar yo solo en mi casa. A mi me gusta trabajar muy temprano por la mañana y hacer mis horarios, siempre que la inspiración aparece y me golpea. Eso me hace ser mucho más espontáneo. Uno nunca sabe cuando una canción le viene a la cabeza y a mi me gusta grabarla lo antes posible, justo cuando estoy entusiasmado con ella. Tengo un estudio muy pequeño y modesto… si es que es mi sótano. Pero cojo las baquetas, hago la base de batería, tengo la canción en mi cerebro, luego la guitarra. Entonces viene mi señora esposa con su teclado o el bajo. Tampoco he trabajado nunca con un productor o con alguien profesional de ese mundo. Simplemente trato de aprender al máximo cuando lo hago todo yo.

¡Pues suena realmente bien!

Creo que esta vez suena bastante mejor que los otros discos, se nota que con el tiempo voy mejorando (risas). Mejoro la calidad en las mezclas y cada disco suena mejor que el anterior.

Me encantan vuestros videoclips y he leído que son baratos y fáciles de hacer porque solo necesitas una pantalla verde de croma detrás de ti. ¡Son geniales! ¿Usáis fragmentos de películas clásicas antiguas en los videoclips?

(Risas) Sí, en el mismo sótano en el que se graban los discos tenemos una pantalla verde que hace de croma para nuestros videoclips. Mi mujer y yo nos grabamos el uno al otro y luego lo mezclamos todo en los vídeos (risas). Incluso si quisiéramos trabajar con profesionales del vídeo tampoco lo podríamos hacer debido al virus, y seamos francos: nadie lo hace como lo hacemos nosotros. Pero los vídeos están muy bien y algunos son anteriores a la pandemia. Fueron filmados en nuestro sótano, así que es un DIY (Do It Yourself -un Juan Palomo-) en toda regla. Algunas veces… tengo envidia de lo que hace el sello Napalm Records con otros artistas pues algunas bandas europeas del sello como Powerwolf tienen esos vídeos tan épicos en los que se nota que allí se han gastado toneladas de dinero. Luego miro a los míos, que son mierdosos comparados con esos y pienso: “¡Y yo lo hago todo en el sótano!” (risas).

Los tres vídeos editados de verdad que quedan muy resultones. Personalmente te digo que me enamoré del tema “A Night to Dismember”, ¡qué himno tan fantástico! Me recordó a los tiempos de Misfits con Michale Graves. ¿Cuándo escribías esa canción estabas escuchando a The Misfits?

No realmente, un poco la cosa tomó esa dirección. No recuerdo la verdad el cómo surgió, pero no traté de tomar prestadas ideas de nadie en particular, simplemente punk rock de los 70 como base con esos estribillos pegadizos del pop de los 50 y del garage de los 60. Obviamente sí te digo que os Misfits estaban más que presentes en mi cabeza, pero si hay una era de los Misfits que realmente me gusta es la de Glenn Danzig. Aunque sin duda alguna con las producciones más modernas y actuales todo el material termina acercándose en cuanto a sonido a lo que hicieron con Michale Graves. ¡Y me gusta esa época! Pero luego vino esa controversia con él (risas), pero me mantengo al margen. Yo crecí en los 90 y me encantan todas las formaciones de Misfits, y los que grabó Graves son muy buenos discos.

A mi me gustan, pero al igual que tú, me quedaría con la era de Glenn Danzig.

Sí, totalmente de acuerdo.

Me encanta otra de muy hímnica: «The Ones Who Own the Dark». Puedo ver allí las influencias de Billy Idol, HIM y los primeros trabajos de Volbeat. ¿Estás de acuerdo?

La primera vez que me vino a la mente esta canción me recordó bastante a Social Distortion, la verdad. En ellos pensé cuando la estaba componiendo. A mi me encantaban, ahora también, pero antes muchísimo más. Era un quinceañero… También me parece muy interesante que hayas mencionado a Billy Idol. En mi mente tenía a los Social Distortion aunque también algunas de las influencias que has mencionado. Las puedo ver, especialmente la de Idol (risas).

Tú y Devallia estáis casados ​​y el hecho de ser pareja me hace recordar a The Cramps, que fueron un matrimonio y una banda increíbles. ¿Fueron The Cramps una influencia importante para Bloody Hammers?

Absolutamente sí. Los dos amamos a los Cramps, aunque también citaría a Dead Moon como influencia definitiva, y de hecho en el grupo también había un matrimonio y eran punk rock. Y sí, los Cramps eran muy grandes. Todavía recuerdo el día que entré en el mundo de The Cramps por primera vez, fue hace tiempo, antes de que apareciera Internet. Eran esos tiempos en los que uno compraba un disco por lo molona que era la portada pues no había mucha información (risas). Y te juro que creía que, por las portadas, The Cramps eran una banda de heavy metal… Vi esa portada de A Date with Elvis y estaba en la sección de metal de la tienda de discos. Pensé que era muy cool ese disco y me lo compré. De verdad que no me imaginaba lo guay que sería el disco, pero tampoco me imaginaba que sonarían de esa manera… (Risas). Me marcaron y crecí escuchándolos. Siempre he sido un gran fan de los Cramps. Tengo todos sus discos.

Yo nunca los pude ver en directo… una pena.

¡Yo tampoco! Ellos nunca tocaron por la zona donde yo vivo. Y cuando lo hicieron yo era demasiado joven para asistir a sus conciertos, en su apogeo, que fueron principios y mediados de los 80. Y como tú, me sabe muy mal no haberles podido ver en directo. Yo seguía a Poison Ivy en las redes sociales, pero poco se sabe de ella. Después de la muerte de Lux Interior desapareció y creo que prefiere privacidad y no mostrarse en público. Me pregunto qué debe estar haciendo Posion

¿Cómo te las arreglas en los shows en directo? Es decir… he visto en Youtube que tocas el bajo y la voz, tu esposa en los teclados, así que … necesitas un guitarrista y un batería. ¿En cada gira tienes gente diferente o intentáis tocar con los mismos músicos?

Tenemos una gente que suele tocar con nosotros cuando tenemos una gira. Unos chicos de la zona que nos ayudan cuando lo necesitamos. Otras veces es otra gente diferente. Depende un poco sobre quién está disponible y quién no. Así es la manera en la que funcionamos. Ahora ha salido el disco, y si hay oportunidad de girar les preguntaremos a ver si pueden ayudarnos y están disponibles. Esa es nuestra forma de trabajar.

¿Y hay opción para que podáis venir a Europa de gira?

Sí, eso sería increíble. Hemos estado hablando con nuestra agencia de contratación, pero claro, el virus nos lo tira todo por los suelos. Hablamos de esa posibilidad para finales del 2021, pero ya me dijeron que de momento estaba todo muy complicado y que no lo veían muy posible. Pinta mejor para el 2022, pero quién sabe… El caso es que ahora tenemos una gira para presentar dos discos (risas). Presentaremos dos discos diferentes a la vez… y no descartes que haya un tercero (risas)

Quiero hablar un poco sobre el nombre: Bloody Hammers. ¿Por qué elegiste Bloody Hammers para la banda? ¿Es un homenaje a las viejas películas de terror británicas de Hammer?

Un poco sí, pero la razón principal por la que tenemos este nombre, es curioso… La verdad es que tuvimos muchas disputas para lograr encontrar un nombre y nunca llegué a pensar que este proyecto pudiese llegar a tener algún tipo de repercusión ni que fuera muy lejos… no más allá de un proyecto vía bandcamp pues tenía algunas canciones terminadas y poco más. Nunca creí que un sello pudiera llegar a llamarme. Mi esposa y yo pensábamos qué nombre podíamos tomar, pero no había manera de encontrar un nombre cool, pero terminamos dando con él. Estuvimos escuchando a Rocky Erickson en un viaje en coche. Él tiene una canción llamada “Bloody Hammer” y Rocky es una fuerte influencia para ambos, un tipo de Texas que ha estado tocando desde los años 60 y tiene muy buenas canciones, y sí, tiene un tema que se llama “Bloody Hammer”. Pensamos: “Waaaaww, no está nada mal este nombre para el grupo”, así que ese es el origen del nombre. Nos decidimos por el título de su canción. Nunca llegamos a pensar que la gente pudiera llegar a pensar que éramos una banda de death metal, y cuando la gente ve el nombre de Bloody Hammers tiende a pensar que es una banda de ese estilo. Eso nos supone un pequeño problema… Quizá deberíamos optar por cambiar el nombre, pero eso es lo que tenemos a día de hoy.

En la portada podemos ver un autocine y la canción «Not of this Earth» es un homenaje a una película de ciencia ficción de Roger Corman, concebida para ser vista en un autocine. ¿Cuáles son tus películas de terror favoritas?

Mi favorita de todos, y puedo decirte que lo vi en un autocine hace ya mucho tiempo, fue “Un hombre lobo americano en Londres”.

¡Oh gran elección! Michel Jackson fichó luego al chico de los efectos especiales para su mítico videoclip de Thriller…

Sí, a John Landis y a todo el equipo.

Tú y tu esposa tenéis un look tremendo. ¿Cómo es un día en la vida para Anders y Devallia? ¿Usáis esa ropa de directo en vuestra vida diaria?

Pues te diría que casi casi… sí. No tenemos más colores que el negro, eso es lo que hay en nuestro armario (risas). ¡No hay más colores allí! Así que no difiere mucho nuestra ropa de directo de lo que llevamos por la calle, pero no voy con el sombrero de copa por la ciudad… Así somos nosotros.

¿Has intentado alguna vez ser cineasta? ¿Tienes algunas ideas sobre cómo hacer películas de terror? ¿Por qué no una película cuando volvamos a entrar en una próxima pandemia?

La verdad es que lo hemos pensado varias veces, pero hay muchos riesgos financieros en ello. El mundo del cine es complicado. Nos gustaría, pero nos centramos en la música por ahora. Es algo que a todos los que nos gusta ese género nos gustaría probar. Tengo amigos que lo han intentado y han hipotecado su casa y luego han perdido todo el dinero, así que prefiero no meterme en ello…

¿Te gustan las películas de Rob Zombie?

Me gustó Lords of Salem, esa me gusto mucho. No todo me gusta de Rob, si bien no las he visto todas.

Lords of Salem no la he visto pero las dos partes de Halloween a mi no me gustaron.

Exacto, opino lo mismo, pero me gusta su espíritu emprendedor. Es un tío muy creativo tanto él como su esposa, forman una gran pareja y es un tipo muy cool. Forman un gran equipo y ella es muy buena, una gran actriz.

Podríamos decir que Rob Zombie es también una influencia para vosotros, ¿tanto en solitario como el material de White Zombie?

Probablemente puesto que me gusta él como músico, tanto en White Zombie como en solitario. Pero ya soy viejo yo… Posiblemente él no sea mucho mayor que yo pero considero que ambos crecimos con muchas influencias similares y gustos como podría ser Alice Cooper. Me gusta todo lo que hace.

Bueno, Anders… terminando: estoy trabajando en un proyecto sobre canciones perfectas y quiero preguntarte sobre algunas de las que muchos y muchas en Science of Noise calificamos de «perfectas».

November Rain” (Guns N ’Roses): Me gusta “November Rain”, creo que es una canción épica muy buena, me recuerda los viejos tiempos.

“Hocus Pocus” (Focus): ¡Esta canción es genial! Es una pasada.

“Child in Time” (Deep Purple): ¡Gran canción! A todo el mundo le gusta.

Pues muchas gracias Anders, ha sido un auténtico placer el tenerte para charlar un rato.

Te quería decir que me he estado mirando tu reportaje sobre las Rockbitch y que me he encantado. No había visto nada publicado sobre ellas en muchos años, lo cual es genial. Eran impresionantes, pocas bandas se atrevieron a hacer lo que ellas hicieron.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 715 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.