Algiers – There Is No Year

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 17 de enero de 2020
Discográfica: Matador Records
 
Componentes:
Franklin James Fisher - Voz, piano
Lee Tesche - Guitarra
Ryan Mahan - Bajo, teclados
Matt Tong - Batería

Temas

1. There Is No Year (3:15)
2. Disposession (4:15)
3. Hour of the Furnaces (4:26)
4. Losing Is Ours (3:44)
5. Unoccupied (3:06)
6. Chaka (3:53)
7. Wait for the Sound (4:11)
8. Repeating Night (3:02)
9. We Can't Be Found (3:25)
10. Nothing Bloomed (3:40)
11. Void (2:55)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Algiers – There Is No Year
Todos los discos de Algiers en Amazon


Algiers vuelven con su tercer disco de estudio. Consagrados como banda puntera en la fusión del post punk con elementos de gospel, blues y soul, los ingleses rizan aún más el rizo con un disco que no dejará indiferente a nadie.

Si viajamos al pasado, encontramos dos discos innovadores como lo fueron Algiers (2015) y, sobre todo, The Underside of Power (2017). Con este último, los de Londres salieron del anonimato y se convirtieron en la banda revelación dentro de los círculos más selectos de las mentes más inquietas. La mezcla en la paleta sonora de Algiers era una revolución tan sorprendente como bella.

Arrancando este 2020, nos topamos de lleno con este nuevo trabajo de la banda capitaneada por Franklin James Fisher. There Is No Year (2020) es un cambio de rumbo algo arriesgado. Las guitarras han perdido melodía y el canto tipo gospel ha restado impacto. Por el contrario, la oscuridad abraza esta nueva faceta de la banda; una oscuridad tan enfrascada en el post punk de sus raíces toma el mando. Quizás por defecto, quizás por el agotamiento de cinco años componiendo y girando sin parar. Quién sabe.

La temática del disco gira entorno a un poema titulado Misophonia escrito por Franklin, el cantante del grupo. El disco aborda la pesadilla de ver la identidad artística y política de un sujeto ceder y deformarse cuando se enfrenta con la triste realidad. Algo nihilista y algo de humor negro al ver que el colapso del sujeto impacta con todos. Esto provoca que el lenguaje utilizado en There Is No Year sea tan contundente como devastador.

Si entendemos la temática y la vertemos dentro la música del disco, podemos entender esta nueva oscuridad abrazada por Algiers. La brutal intensidad de canciones “viejas” como “Irony.Utility.Pretext.” o “Blood” no tiene cabida en este nuevo disco. La avalancha de odio y rabia ha sido sustituida por el colapso personal. Quizás es el error más grande, pero respetamos su voluntad artística.

Los sonidos más industriales siguen apareciendo cuando se requieren, como en los palpitantes ritmos de “Hour of the Furnaces” o a través de los tambores de “Losing Is Ours”. Las voces moduladas de acompañamiento de los anteriores discos se han sustituido por coros tradicionales de soul. Los riffs recuperan por momentos la estética gótica, mientras que las voces son perfectas, como siempre.

Hay canciones directas, pero también medios tiempos muy bien elaborados que no pierden el ritmo. Canciones como la homónima «There Is No Year», que actúa como perfecto abridor del disco, son delicias directas a tu corazón.

En resumen, un cambio de dirección que amplía los recursos de una banda original como pocas. There Is No Year no llega a las cotas de excepcionalidad de sus dos predecesores, pero es un disco mayúsculo de una banda enorme.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 226 Artículos
…metal en todas sus extensiones… lo demás es un decir