Entrevista a Alex Staropoli, líder de Rhapsody of Fire: ‘Tocar con Manowar y trabajar con Christopher Lee han sido experiencias de por vida y un verdadero honor’

A veces el Skype lo carga el diablo y no hay manera de que dos personas se encuentren a la hora indicada, por razones que se nos escapan. Alex creía que yo pasaba de él y yo que Staropoli se olvidaba cada vez que le llamaba. Al final optamos por hacer la entrevista por mail, lo cual no es lo que más preferimos en SofN, pero valía la pena charlar con él ahora que saca nuevo disco.

Glory for Salvation es el titulo del nuevo disco de Rhapsody of Fire, pero un servidor le preparaba un extenso repertorio de preguntas centradas en su carrera, pero especialmente en los primeros pasos del grupo. En la navidad de 1997 Rhapsody asombra al mundo con una propuesta rompedora y total. Era tan buena que sudaron sangre para poderlo llevar sobre escena y mantener unos directos de calidad.

Alex no rehúye las preguntas, y si os fijáis empieza tibio y cada vez las respuestas son más largas y sinceras. La separación, tener a Joey DeMaio de manager, tocar con Christopher Lee o abandonar el estudio el primer día de la grabación de su primer disco son algunos de los temas que tocamos en esta interesante entrevista. Disfruten, especialmente si son fans veteranos. 

Saludos Alex, ¿qué tal te van las cosas en estos tiempos de pandemia? ¿Estás en Trieste?

Hola Jordi, un placer conocerte. ¡Todo está genial gracias! Trieste es mi ciudad natal, pero me mudé a Londres hace unos cuatro años. Y antes de mudarme a la capital inglesa estuve viviendo en Valencia durante un año. ¡Amo España!

Bueno, estamos aquí para hablar sobre su próximo nuevo disco titulado Glory for Salvation. El primer single que hemos escuchado es «I’ll Be Your Hero» y es muy sorprendente porque me parece una excelente canción de power metal pero está despojada de la habitual orquestación y del sonido típico de Rhapsody of Fire, especialmente en los arreglos. ¿Es solo una canción o estamos frente a un nuevo comienzo o revolución en vuestro sonido?

En primer lugar, soy compositor, así que en algunos casos prefiero no cargar una canción con capas de orquestaciones cuando no lo veo realmente necesario. Ya verás que en muchas otras canciones del álbum incluyen muchas más orquestaciones.

¿Qué podemos esperar de nuestro próximo álbum Glory of Salvation? ¿Quizás un álbum conceptual?

Glory For Salvation es el segundo capítulo de esta nueva saga, por lo que retrata la historia que se continuará con otro álbum con toda seguridad. Se puede esperar el desarrollo del anterior disco The Eighth Mountain, tanto en términos de sonido como de composición de canciones.

Otra cosa sorprendente es que en el EP I’ll Be Your Hero hay cuatro versiones de “The Wind, the Rain and the Moon” en inglés, español, francés e italiano. ¡Por qué todos estos idiomas esta vez, y… ¡qué gran trabajo idiomático por parte de Giacomo Voli!

Tenía esas versiones guardadas en algún cajón y estaba esperando el momento adecuado para lanzarlas. Giacomo hizo un trabajo fantástico y espero que los diferentes idiomas complazcan a todos los fans que los hablan. ¡Espero que nuestros seguidores hispanos disfruten de la versión española!

Estuve en vuestro último concierto en Barcelona y lo disfruté mucho. En mi opinión, Rhapsody of Fire está más cerca de lo que esperan los fans de toda la vida de Rhapsody. Me toca decir que hay una excelente formación y muy buenos discos. Por otro lado, la banda está tocando mucho material actual. Es decir, siempre caen canciones clásicas, pero tienes la suficiente confianza en ti mismo con el material más nuevo y funciona realmente bien. Veo que estás absolutamente orgulloso de tu actual formación y de los discos que grabáis…

Todos en el grupo somos muy conscientes de que los fans quieren escuchar muchas canciones de nuestro pasado. Es por eso que siempre disfrutamos al incluirlas y en tocarlas en nuestros conciertos. Pero al mismo tiempo, nos sentimos muy seguros de que nuestro material más nuevo es épico y poderoso. Los fans demostraron que disfrutaban en los conciertos en los tocamos entero todo el disco The Eighth Mountain. Estuvimos muy contentos al ver tanto entusiasmo por estas canciones más recientes. Y sí, estamos absolutamente orgullosos de la formación que llevamos y de la nueva música que componemos.

De Rhapsody siempre recuerdo que en las navidades de 1997 compré vuestro primer disco y me quedé absolutamente asombrado. Era increíble. Nadie en el mundo había logrado en esos días ese nivel y la excelente combinación entre música clásica y heavy metal. ¿Desde los tiempos de Thundercross tú y Luca teníais clarísimo el cómo queríais sonar?

Muchísimas gracias por tus palabras. En esos tiempos estábamos muy emocionados, éramos muy creativos y también estábamos asombrados con todo lo que nos pasaba. Antes de lanzar Legendary Tales trabajamos varios años para pulir nuestro sonido y las canciones, por lo que el primer álbum de la banda fue bastante maduro. Ya sabes a lo que me refiero… y a pesar de eso, teníamos muy claro que el segundo álbum nos haría más grandes. Nuestro sonido se iba a desarrollar mucho más, y así sucesivamente. Teníamos muy claro  lo que queríamos. Nuestro objetivo principal era lanzar música original, hecha de una forma como nunca antes se había hecho. Un tipo de música que nos hubiera encantado encontrar en cualquier tienda de música, pero… que aún no existía.

¿Recuerdas el primer día que conociste a Luca Turilli? He leído que fue en un curso de control mental. ¿Es esto cierto? ¿Qué es un curso de control mental?

Sí, lo recuerdo, ¡por supuesto! Fue un curso de fin de semana sobre técnicas de relajación, visualización y memorización. Creo que yo tenía 18 años y Luca 16. Al final de ese fin de semana, nos sentamos y hablamos mucho sobre música e intereses comunes para montar un grupo.

Una decisión importante fue contratar la de contratar a Fabio Lione. En aquellos días conocíamos a Lione porque se hacía llamar Joe Terry y estaba en Labyrinth. ¿Tenías claro en esos tiempos que necesitabas a Fabio o… ¿Había otras opciones para el puesto de vocalista?

En ese momento, si mal no recuerdo, fue Limb Schnoor quien nos señaló a Fabio como un cantante con enorme potencial, así que decidimos intentarlo y lo invitamos a Alemania. Todo nos quedó bastante claro cuando Fabio empezó a cantar y grabar la primera canción “Land Of Immortals”.

Después de la irrupción de Rhapsody todas las bandas comenzaron a trabajar con orquestas. ¿Crees que abristeis una puerta y que llevasteis el heavy metal a otro escalón?

La forma en que combinamos cuartetos de cuerdas, instrumentos barrocos y varios instrumentos solistas en muchas de nuestras composiciones, al comienzo de nuestra carrera, sí que fue y sigue siendo algo muy singular. Con la participación de Sir Christopher Lee, actores, narradores y una gran orquesta, considero que, sin duda, llevamos nuestro sonido a otro nivel.

¿Crees que después de Rhapsody ya fue más común el hecho de ver triunfar a bandas de metal italiano?

Nunca me mantuve al tanto de lo que estaba pasando con otras bandas, pero es evidente que muchos grupos de todo el mundo, a día de hoy todavía operativos, tomaron algunos elementos de Rhapsody. Hubo algunas bandas que también desarrollaron su sonido de una forma única y diferencial. Creo que así es como funciona todo. Siempre imagino todo esto como un intercambio gigantesco de información musical entre todas las bandas y músicos que alguna vez han existido.

Tal vez me equivoque, pero las únicas bandas que antes de Rhapsody tocaban con orquesta eran Deep Purple en los años 60, Procol Harum y Therion. ¿Fueron alguno de estos nombres grandes influencias para Rhapsody?

Con el debido respeto, no fueron una influencia para nosotros. La música clásica y ciertos riffs de guitarra y de heavy metal fueron nuestras principales inspiraciones, y cuando mi hermano Manuel Staropoli nos pasó algunas cintas de música barroca pensamos que podríamos implementar todos aquellos elementos mágicos en nuestra música.

Me parece que las rapsodias de Paganini fueron realmente importantes para la banda en vuestro primer disco. ¿Fue Paganini una influencia primordial para la banda?

Luca era un gran admirador de los Caprichos de Paganini. Pero también amamos a Bach, Chopin y muchos otros compositores clásicos. Es agradable interpretar-versionar a un virtuoso clásico en nuestras canciones, pero las influencias más importantes de la banda fueron las películas y sus bandas sonoras. Tener elementos visuales en la imaginación mientras compongo es fundamental para mí.

¿Por qué tuvisteis que cambiar vuestro nombre de Rhapsody a Rhapsody of Fire? ¿Cuál fue la verdadera razón y por qué “Of Fire”?

Tuvimos un desafortunado problema legal con un artista estadounidense, y por ley, nos vimos obligados a cambiar un poco el nombre. Podríamos mantener “Rhapsody” pero tuvimos que agregar una extensión para diferenciarlo de él. El uso de la palabra «fuego» nos pareció obvio. Es la fuerza principal, uno de los elementos básicos de nuestro planeta y está presente en nuestros cuerpos reales. El fuego simboliza fuerza, calor y energía.

¿Qué importancia tuvo Sascha Paeth en vuestros comienzos? Una de mis bandas favoritas siempre ha sido Heaven’s Gate y tú trabajaste con Miro y todos los chicos de Heaven’s Gate. Estaban en el estudio.

Sascha es un gran tipo, como persona, como ingeniero y como productor. Nos ayudó mucho y Miro también. Fue genial tener gente tan experimentada a nuestro alrededor desde un principio. La forma en que Sascha diseñó y mezcló nuestros primeros discos estuvo realmente bien y se hizo de una forma muy especial. Sin embargo, tuvimos un gran problema ya en el primer día en el estudio. Se tomó la libertad de cambiar todos nuestros ritmos rápidos de batería a doble bombo por ritmos más lentos, más orientados al rock. En eso no estábamos de acuerdo y no nos gustó el cómo lo hizo. Teniendo en cuenta nuestro típico temperamento italiano y nuestra visión directa y clara de cómo teníamos que hacer nuestra música, ya te digo que estábamos listos para dejar el estudio y no volver a entrar. Pero afortunadamente Limb intervino y todas nuestras partes originales fueron restauradas. Aparte de este pequeño episodio, la relación de trabajo estuvo bien, pero como puedes imaginarte… estando juntos Luca, Fabio y yo, el trabajo de un productor no le va a ser nada fácil. Ni para él ni para nadie en general (risas).

Quién fue Daniele Carbonera, vuestro primer baterista. Creo que lo conocí en Wacken 1999, estaba con Luca Turilli… Supongo que Carbonera no fue capaz de hacer lo que necesitaba a nivel técnico para una banda como Rhapsody. ¿Fue difícil despedirlo?

Daniele es un gran tipo y un amigo desde hace mucho tiempo. Digámoslo de esta manera: para tocar música Rhapsody a esa velocidad y con tanto doble bombo, el baterista tiene que ser realmente bueno. Danieletenía un enfoque más de pegada en la batería, todo más orientado al rock, te diría. Le encantaba tocar y disfrutaba mucho, pero en algún momento la batería se volvió tan rápida que necesitamos un baterista de otro nivel, alguien que dominara la velocidad que queríamos durante todo un concierto como cabezas de cartel.

¿Cómo conseguisteis a Christopher Lee en «Unholy Warcry»? Creo que este es uno de los grandes momentos de la historia de Rhapsody. ¿Tuviste la oportunidad de conocerlo bien?

Luca y yo amamos la voz profunda de Christopher Lee. Nuestro manager de entonces era Joey DeMaio, y en ese momento se comunicó con el agente de Christopher Lee. Hizo planes para que nos reuniéramos con él en Londres. La idea era ir al estudio de grabación y hacer unas tomas con él narrando. Después de hacerlo, el Sir Lee propuso la idea de cantar una canción con nosotros, lo que nos condujo a la increíble colaboración musical entre Rhapsody of Fire y Sir Christopher Lee. Esa fue la primera vez que cantó con una banda de heavy metal y, en mi humilde opinión, el resultado fue increíble y único. Tuvimos la oportunidad de pasar un rato con él en el estudio hablando de películas y experiencias personales. Fue una experiencia de por vida y un verdadero honor.

Cuando Rhapsody se unió a Magic Circle Music de Manowar, parecía que la banda encajaba perfectamente con la dirección de Manowar… pero luego me parece que no fue un período de tiempo nada fácil para Rhapsody. ¿Fueron esos años muy difíciles para el grupo?

Con respecto a Rhapsody, nada siempre fue bueno o malo, fácil o difícil, y está bien, es lo normal en la vida. Así que hubo algunas cosas que salieron bastante bien y otras menos. Debo decir que cuando en una banda no hay una unión real, sino puntos de vista diferentes, deseos diferentes, roles diferentes, etc… una dirección a tomar, sea cual sea, te pone en una situación muy difícil. En ese momento, en algún momento en nuestro camino, probablemente no éramos fáciles de manejar. Las diferencias de opinión nos salieron a viva voz y vimos que era imposible tener una dirección acordada. En absoluto era posible. Una pena… Aparte de eso, disfruté muchísimo el tiempo que pasé de gira con Manowar. Fui invitado a tocar en algunos conciertos de Manowar en Alemania durante su fantástico Warriors of the World Tour de 2002. Tenían una sección acústica en medio de su show y yo tocaba los teclados con ellos. Cada vez que lo pienso siento como recorren mi columna vertebral unos escalofríos.

Mucha gente piensa que Manowar copió muchas ideas de Rhapsody. Por ejemplo, estoy seguro de que Joey DeMaio quería a Christopher Lee para sus álbumes como ya contaron con Orson Wells como narrador.

Manowar se fundaron mucho antes de Rhapsody y lo que crearon como banda fue y sigue siendo absolutamente impresionante y único. NO tienen necesidad de copiar a nadie. La voz de Christopher Lee era realmente fantástica y nadie puede culpar a Joey por haberlo grabado también. ¡Las bandas épicas quieren narraciones que suenen épicas!

Tengo que decir que hoy en día los shows de Rhapsody of Fire son geniales y brillantes, pero en los primeros días (recuerdo vuestra primera gira con Stratovarius, por ejemplo) no eran tan buenos como ahora. ¿Crees que fue difícil trabajar los directos con esas partes orquestales?

Antes de la primera gira teníamos muy poca experiencia en vivo, básicamente pasamos de componer en nuestras salas de estar y ensayar en nuestra casa a los grandes escenarios europeos. La música que estábamos tocando no era fácil de interpretar, pero era algo especial, nuevo y emocionante. “sto ayudó a que la banda fuera aceptada a pesar de unas actuaciones escénicas no perfectas.

“Lamento Eroico” de Power of the Dragonflame (2002) fue la primera canción de Rhapsody en italiano. ¿Por qué probaste el idioma italiano? Creo que es realmente hermoso escuchar estas canciones en tu lengua materna.

Sí, el idioma italiano funciona muy bien con nuestras baladas, pero la letra debe estar perfectamente escrita y tiene que ser poética. Continuamos desde entonces con esta tradición para cada nuevo disco.

Estás realmente en forma. La última vez en Barcelona te vi muy fuerte y sé que trabajas mucho el cuerpo. ¿Cuáles son tus secretos de Alex Staropoli para estar siempre en forma?

No hay secretos… Entreno en el gimnasio casi todos los días, corro, camino, hago estiramientos, yoga y trato de comer bien. Más o menos sigo las mismas reglas desde hace muchos años. Necesitas disciplina, pero también libertad para comer lo que te gusta a veces. Disfruto de la comida, me encanta cocinar ,pero no soy adicto a la comida. La comida debería simplemente nutrir nuestro cuerpo.

 

En cuanto a la carrera de Rhapsody Of Fire, creo que hay dos momentos de los que… probablemente, no estés orgulloso. La primera fue el etiquetar vuestra música como Epic Symphonic Hollywood metal (¿quizás un poco pretencioso?). ¿Fue una decisión de la banda o del sello?

Lo decidimos junto con nuestro primer sello discográfico. Queríamos que “Hollywood” fuera una representación de la industria de la música cinematográfica, así de simple. Más tarde cambiamos eso a «Film Score Metal«. Al final, cuando dices Rhapsody of Fire, ya dices un poco todo eso.

Ok, y la otra son las fotos de la banda con el muñeco de trapo Aresius en Dawn of Victory. Un disco excepcional pero quizás Aresius os abrió una puerta a la parodia.

Algunos elementos del pasado, de alguna manera, no fueron lo suficientemente serios y, a veces, nos sorprendemos a nosotros mismos al reírnos de todo aquello. Pero nosotros siempre quisimos ser 100% serios. Curiosamente, algunos fans recuerdan esos episodios de una manera muy positiva y e incluso sienten mucha simpatía por esos “elementos”.

Y hablando de parodia… ¿Tienes buena relación con la banda italiana Nanowar of Steel? Rhapsody of Fire es una de las bandas con las que suelen bromear. ¿Si te llamasen para tocar una canción lo harías? ¡Fabio ya ha grabado con ellos!

Lo que hacen es gracioso, aunque creo que no los he llegado a conocer nunca. No sé si tendría sentido que los artistas con los que se divierten participen en algún proyecto con ellos.

Si quiero comprar una demo de Thundercross… ¿Dónde puedo encontrarla y cuánto tengo que pagar por ella? ¿Piensas en la posibilidad de relanzar esta demo en casete? Quiero decir… a mucha gente le encantaría tenerlo y hoy en día los casetes están creciendo como mercado.

Tengo algunas copias de esa demo en mi colección personal, pero no están a la venta. Actualmente refiero centrarme en los lanzamientos futuros.

En Science of Noise trabajamos siempre en un reportaje especial sobre canciones perfectas. Escribimos sobre canciones concretas y pedimos su opinión a algunos músicos. Entonces, quiero preguntarte qué canción estás más orgulloso de haber tocado y escrito.

Muchas canciones, del último álbum The Eighth Mountain probablemente «Rain of Fury», porque lo escribí en media hora más o menos, lo cual es bastante raro. Me siento orgulloso y satisfecho cuando una canción tiene ese algo especial, como «White Wizard», por ejemplo. Pero no es fácil quedarme con una canción en concreto yo veo cada disco como un todo.

Mi favorita es «Emerald Sword». ¿Cómo se escribió esta canción?

Luca y yo escribimos el estribillo primero, y recuerdo la increíble energía y alegría que experimentamos. Estaba claro que probablemente habíamos compuesto uno de los mejores estribillos de nuestra carrera.

Ahora quiero preguntarte sobre algunas «canciones perfectas» en las que estoy trabajando:

«Child in Time» (Deep Purple): Esta canción no solo es perfecta, es un monumento.

«Mourning Palace» (Dimmu Borgir): No es mi tipo de música favorita, pero la canción suena impresionante y está muy bien hecha.

«Dancing with the Moolit Knight» (Genesis): Esta canción te hace literalmente viajar, es increíble.

Por último, tengo que decir que todos tus fans aún esperan que algún día Rhapsody vuelva a tocar con la primera encarnación de la banda. Fabio, Alex y Luca. ¿Crees que sería posible en un futuro próximo?

Eso probablemente nunca sucederá, o si mas no, seguro que no sucederá en el futuro cercano. Tal vez a una facción de nuestros viejos y nostálgicos fans les gustaría que eso sucediera, pero todos hemos dejado atrás el pasado. Creamos cientos de canciones y actuamos en todo el mundo durante muchos años juntos y creo que duró incluso más de lo que nos pensábamos. Mi objetivo es crear nueva música y continuar desarrollando la música de Rhapsody of Fire con la formación actual, sólida y talentosa. Pasé los últimos 10 años trabajando con Roby De Micheli y trabajé duro todos los días para construir una base sólida donde desarrollar la música que nos gusta crear e interpretar. Estoy absolutamente feliz con Giacomo Voli y el entusiasmo que tienen todos en la banda. No lo cambiaría por nada. ¡Tengo que agradecer a nuestros fieles fans que constantemente muestran una respuesta positiva increíble y un gran aprecio por lo que hacemos!

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 716 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.