5 grandes versiones metaleras de música clásica según… Science of Noise

La música viene de lejos. Es casi tan antigua como la propia humanidad. Sin embargo, llamamos música clásica a la musica escrita, aproximadamante, del 1500 al 1900. Las características ya las conocemos todos: grandilocuencia, potencia, normalmente grandes orquestas (a pesar de existir tantísimas piezas para pocos instrumentos)…

Si esos adjetivos los llevamos a finales del siglo XX y la actualidad, nos parece que tiene mucho que ver con el heavy metal, y es que son muchos los músicos que dicen sentirse directamente influenciados por los grandes compositores clásicos. Incluso hemos llegado a escuchar que nuestro estilo sería la nueva música clásica, pero eso lo dejamos al tiempo y a los gustos de cada uno.

Para homenajear a los grandes clásicos, hemos decicido escoger cinco piezas versioneadas por grupos más o menos actuales. Hemos decicido no ir más allá y decir obras clásicas completas, ya que sería una absoluta locura, pero por si acaso, aquí os dejamos este link.

¡Música Maestro!

 

«Toccata in D Minor» por Jordi Tàrrega

Artista: Toy Dolls
Álbum: Absurd-Ditties (1993)
Autor pieza original: Johann Sebastian Bach (1685-1750)

Los Toy Dolls siguen siendo una de las bandas fundamentales del punk inglés de todos los tiempos. El punk siempre ha ido asociado a instrumentaciones básicas, actitud y decibelios, pero ellos, que venían en la segunda hornada, ofrecían un producto original, festivo y feliz. He podido ver a magníficas agrupaciones de heavy metal desfigurando clásicos de Wagner, Beethoven o Mozart contando con teclados, samplers, dos guitarras y magníficos instrumentistas. Recordemos que los Toy Dolls son un trío en el que sobresale su líder Michael “Olga” Algar al que siempre le ha encantado tirar de música clásica en sus directos bajo el nombre de “Classical Variations”. Sobre las tablas es un auténtico desfase y vuelve a las masas locas. También recordemos que este insecto palo humano (así fue definido), mientras toca, va dando todo un espectáculo de muecas, acrobacias y energía sin límites… y empezó a finales de los 70.

Su cénit precisamente lo alcanzaron en 1993 con esa maravilla que llevaba por nombre Absurd-Ditties, un disco que les llevó a reventar el Razzmatazz… en fin, menuda tontería digo, pues siempre que vienen a Barcelona revientan la mayor de las Razz agotando entradas meses antes. El gran logro de esta adaptación de Bach es que no necesita de su característica voz pues el tema es meramente instrumental. Bajo y guitarra se encargan de ornamentar la entrada con los repuntes de batería y lanzarse en trote caballuno y a toda velocidad. Son tres tíos, pero suena a orquesta llenando huecos con detalles técnicos… ¡pero punk! Es extasiante y la gente se vuelve loca cantando la mítica tonada adornada con redobles y demostrando que a nivel instrumental están varios pueblos más allá de lo que suele verse en el estilo.

Nunca dejaré de revindicar a los Dolls, una de las más grandes agrupaciones de punk de la historia. Estamos hablando de un tipo que ha compuesto un clásico como “Florence Is Deaf”, un monólogo en el que Olga llama a un timbre para que le abra un amigo sordo ¡y los instrumentos principales son un timbre y golpeos de puerta! En nuestra última entrevista con ellos nos reconoció que pasó de verdad, de hecho, todo lo que ha compuesto pasó de verdad…


«Vivaldi’s Winter» por Toni López

Artista: At Vance
Álbum: Chained (2005)
Autor pieza original: Antonio Lucio Vivaldi (1678-1741)

Antonio Vivaldi fue un sacerdote, compositor y violinista, que nació en Venecia a finales del S.XVII y murió en Viena mediado el S.XVIII. Conocido como “Il prete rosso” (el cura rojo) a causa de su cabellera pelirroja, Antonio Vivaldi siguió los pasos de su padre y mostro desde muy pronto una gran destreza con el violin, aunque sus pasos Iban encaminados al sacerdocio. Pese a ser ordenado y ejercer como sacerdote, su interès principal siguió siendo la música, así que fue abandonando los hábitos en favor de sus composiciones.

A lo largo de su vida compuso más de 700 conciertos, una producción enorme teniendo en cuenta la calidad de los mismos. En 1723, Vivaldi se embarca en una obra que acabarà siendo su mayor logro: Las Cuatro Estaciones, una obra compuesta por 4 conciertos, cada uno de ellos representando una de las estaciones del año.

Son muchas las versiones que se han hecho de sus temas a cargo de bandas o solistas modernos; “Storm” del verano es un tema potente, furioso, optimo para tocar con banda de rock o metal; el invierno va un paso más allà: a sus magníficas melodias, Vivaldi añadió un detalle poco común en su momento, y es que los instrumentos de cuerda, salvo los violines, fueran tocados con los dedos y no con los arcos, dando así una sensación de “gotas”, de lluvia, que le da a la base lo más cercano a las guitarras actuales que encontramos en música de esa época.

Conocí a At Vance como casi todos, con No Escape (1999)  y ese tema «Power and Glory» que se incluía en radios, recopilatorios y demàs medios de difusión de su época, el cambio del siglo XX al XXI. Lo primero que llamaba la atención sin duda era la voz de Oliver Hartmann, pero en cuanto tuve el disco en mis manos, descubrí que el guitarrista era el gran culpable del sonido de la banda. Y como gran guitarrista de metal neoclásico, incluía referencias a obras clásicas tanto en algunos solos, como en una versión, en aquel disco: «Vivaldi’s Summer».

Y es que Olaf Lenk es de la escuela Yngwie. Un Yngwie que llamó a su hijo Antonio, por Vivaldi. Así que ninguna sorpresa ahí. Pasaron dos discos más donde las versiones eran de ABBA y las referencias clásicas las encontrábamos en los solos únicamente. Pero en el cuarto disco, Only Human (2002), Olaf retomó la obra de Vivaldi y versionó la pieza más conocida del concierto correspondiente a la primavera. Fantástico, però faltaba el invierno, una de mis piezas clásicas favoritas.

Hartmann abandonó la banda tras ese disco, y reclutaron ni más ni menos que a Mats Leven como sustituto. En The Evil in You (2003) la versión escogida fue el «Capriccio N.16» de Niccolo Paganini, però en el siguiente, Chained (2005), finalment aparecía el «Invierno» de Vivaldi. Como decía antes, los arreglos del músico italiano convierten esta pieza en una de las más actualizables por una banda de metal. Los violines son atacados por la guitarra solista mientras el resto de cuerdas son acompañadas por las rítmicas, encajando a la perfección. No en vano, muchas bandas han usado escalas o partes de esta canción en sus composiciones, desde el propio Yngwie a Angra o Galneryus. Incluso existe una versión muy similar a esta de los madrileños Dark Moor, editada solo un mes antes. No es casualidad, se trata de una de las piezas más adaptables y agradecidas instrumentalmente por una banda de metal neoclásico, bandas que en su mayoría, deben mucho al gran Antonio Vivaldi.


«Swan Lake» por Xavi Prat

Artista: Dark Moor
Álbum: Autumnal (2009)
Autor pieza original : Piotr Ilitx Tchaikovsky (1840-1893)

El heavy metal siempre ha ido de la mano de la música clasica. De hecho, en cierta forma, me atrevo a decir que el metal es musica clásica del siglo XX en adelante, por potencia, por instrumentalidad y por imapcto (no popular). Los mismísimos Accept ya lo demostraron en su “Metal Heart” y, en esa línea, Children of Bodom, principalmente en su Hatebreeder (1999), lo subliminaron.

No son pocas las bandas que han cogido una pieza de música clásica y la han versioneado entera, no solo en sus solos o melodías. De entre ellas, los madrileños Dark Moor lo suelen hacer con frecuencia, y de entre el elenco que tienen, este Lago de los Cisnes (Tchaikovsky) sobresale.

La canción lo tiene todo (todo lo que el grupo/estilo requiere): ejecución sublime, melodía (esto es evidente en este top) y una manera de enfocar el tema muy propio. Además, para la gente a la que la musica instrumental le da algo de reparo (como yo), la acompañan de letra, haciendo que Alfred sea otro acompañamiento más, especialmente en el estribillo.

Quizá sea mi tema preferido del grupo, con eso está todo dicho. ¡Más versiones así, leñe!


«Karmina» por Sergi Vila

Artista: Human Ashtray
Álbum: Pripyat (2012)
Autor pieza original: Carl Orff (1895-1982)

En 2012 los grandísimos Human Ashtray (Vidreres, Girona) nos deleitaron y apuñalaron sonoramente con su disco Pripyat.

Un disco con un concepto muy oscuro y basado en el terrible escenario que se sufrió en el pueblo de Pripyat y su explosión conocida como el desastre de Chernobyl.

El disco entero es un pepino de la talla de cualquier grupo yankee de death metal, y ya sabemos que el cuarteto catalán no va con medias tintas.

En este trabajo (como en todo lo que han hecho) nos tiran a la cara melodias vertiginosas, riffs a cuchillo de locura, velocidad, y rabia, mucha rabia.

Pero hoy nos ocupa este espacio, el tema de «Carmina Burana» de Carl Orff.

El tema en si de normal ya es oscuro de cojones, pero si además le planchas a cuatro personas multiplicando su velocidad y agresividad musical te salen 2 minutos 16 segundos de una melódica metralla sonora que si cierras los ojos, te hace sentir el puto frío y el miedo de las calles de Pripyat.

Y es que el death metal técnico, no es para nada diferente a las locuras que se han hecho en música clásica, cualquier persona que haya escuchado un poco de este estilo sabe que es tremendamente dificil y enrevesado.

Y que casi todo el death metal parte de una base clásica.

Pues ahora, lo coges, le triplicas la velocidad y te queda una bomba H a punto para ser explotada en tus oídos.

También decir que cuando la hacían en directo, la clavaban sin ni un puto problema, y eso es algo que me fascina aún a dia de hoy, sabes cuántas notas tiene esa canción? Joder Carl Orff! Para un poco bro!

Y es que para versionar música clásica con death metal, tienes que ser muy bueno o te va a quedar un cagarro equivalente a cuando yo toco la guitarra. Un cagarrazo de la medida de Suecia.

Justo lo contrario que pasa en este caso, se nota que Human Ashtray tienen los huevos negros de melodías difíciles y su gran y veloz técnica les lleva a dejarnos un tema para la eternidad, para mi gusto PERFECTO.

Y podría seguir escribiendo sobre este tema y sobre este gran grupo, pero mejor, os dejamos el link para que oigas esta maldita obra maestra del death metal de Girona.

Con todas ustedes, «Carmina Burana», versionada brutalmente por Human Ashtray, DISFRUTEN!


«Moonlight Sonata» por Aleix Besolí

Artista: Exmortus
Álbum: Slave to the Sword (2014)
Autor pieza original: Ludwig van Beethoven (1770-1827)

Exmortus són una banda de California que mezcla el thrash metal más técnico con influencias clásicas propias de compositores como Bach, Beethoven o Rossini. Con 5 discos de estudio publicados, se han hecho un hueco en la escena thrasher mundial y ya les hemos podido ver girando por Europa en alguna ocasión.

Dejando clara su afición a la música clásica, de vez en cuando incluyen en sus discos versiones de las obras maestras de los viejos compositores. En este caso recomiendo su interpretación del 3r acto de la Sonata para piano n.º 14 de Ludwig van Beethoven, más conocida como «Claro de Luna».

No les hace falta alterar la velocidad porque la pieza original ya es rápida de cojones, el thrash de la época. Recorren las frenéticas escalas con virtuosismo como si hubieran sido compuestas para guitarra y no para piano. Así misno, la sección rítmica le añade un fondo potente que hace resaltar las guitarras solistas, a menudo armonizadas. Una auténtica gozada. No dudéis en escuchar alguno de sus trabajos, pues tambien incorporan todos estos elementos en sus canciones propias.

Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 229 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.