5 grupos que ganan muchos enteros en directo según… Xavi Prat

Se decía que AOR eran las siglas de Adult Orientated Rock, cosa que es bastante absurda, pues la música no entiende de edades. No, las tres letras son las siglas para Album Orientated Rock, es decir, rock para ser disfrutado en casa tranquilamente, o al menos no encima de un escenario. Si eso tiene alguna lógica o no lo dejo al gusto de cada uno.

Para este top he querido darle la vuelta a la tortilla, y buscar cinco grupos que en álbum no es que sean malos (o sí), pero que realmente es encima de un escenario cuando se convierten en una apisonadora. Seguro que hay decenas, cientos, y cada uno tendrá sus preferidos. Esta es sola una elección personal. ¡A ver qué opináis!

 

The Dead Daisies

Para mí es el más obvio. Los he escuchado en disco con todas sus formaciones, y bueno, aunque se escucha bien, no tienen ni una centésima de potencia de lo demostrado encima de un escenario, al menos las dos veces que les he visto, en el Rock Fest y en la sala Salamandra. También es cierto que con el elenco que componía el grupo era difícil fallar, y que habrá que verlos con la nueva formación (la salida de John Corabi, en ese sentido, creo que va a afectar mucho, tanto por carisma como por que Hughes se verá limitado como frontman por su bajo), pero lo vivido con esas cinco / cuatro bestias era absolutamente bestial.

Crucemos los dedos por que siga siéndolo…


H.E.A.T

Quien me lea ahora, me mata, especialmente tras la review de su último disco. Pero no mintamos, ese disco es toda una excepcionalidad en la carrera de los noreuropeos. Hasta el disco anterior, sí, escuchabas los discos y te lo pasabas bien, tenían buenas canciones en los álbumes, pero no era una fiesta pirotécnica.

Lo son, y de qué manera, en directo. O, de nuevo, quizá toque hablar en pasado, no lo sé. A pesar de que todos los miembros lo petan, es principalmente su ex cantante, Erick Gronwall quien los convierte en una auténtica bomba. Ese chico, al que desde aquí deseamos una pronta recuperación de su enfermedad, ha nacido para estar encima de un escenario. Cantando, bailando, actuando… haciendo lo que sea, pero encima de un escenario. Las tres veces que los he podido ver ha sido, sencillamente, espectacular, tanto en mi desvirgamiento en el Rock Fest como en la Razzmatazz 2 o en el Ripollet Rock.

Quizá su nuevo-viejo cantante le supere en voz, no lo niego. Solo espero que esté a la altura encima del escenario. Y no lo tiene fácil, no…


Siroll!

Vale, aquí hago trampas. El estilo que practican los del Bages no es que me apasione. De hecho, el metal extremo, por norma general, me hace arrugar la nariz, así que, a priori, no es el grupo más adecuado para estar en este top. Pero lo está.

Entonces, la pregunta es por qué lo está. Y la respuesta es muy sencilla: porque la única vez que les he visto, precisamente en el mismo Ripollet Rock que he mencionado con H.E.A.T, hicieron un bolo brutal y disfrutable aunque no te guste el death y similares. Fue, también, un claro ejemplo de que no se necesitan malabares para petarlo absolutamente encima de un escenario, ni ser un grupo internacional ni tener nombres absolutamente relevantes dentro de la escena. Ni siquiera una vestimenta adecuada. Solamente gran oficio, muchas ganas y un talento fuera de toda duda. Pagaría una entrada por verlos.


Lujuria

Quizá me lleve algún palo, ahora, y seguramente será merecido. Lujuria no me gustan, al menos la época en que les seguí. Me parece que practican un rock/metal simplón, típico, muy paco, como suele decirse, y tremendamente limitado.  Ciertamente, escuchando alguno de sus discos, puedes sacar una sonrisa, pero poco más. También dicen que, a medida que fueron sacando discos, la cosa fue cambiando, aunque no tengo el placer de saberlo, y no creo que lo sepa.

Pero en directo la cosa cambia, al menos el par de veces que los he visto. Su música sigue siendo la misma, y Oscar Sancho sigue siendo un cantante muy limitado, por usar un eufemismo. Pero también es una bestia del escenario, un carisma difícil de igualar y una de las personas más inteligentes dentro del metal patrio. Esa combinación, la de Oscar, hace que verlo en directo sea todo un espectáculo muy divertido e, incluso, recomendable.

Como anécdota, diré que hace tiempo que propongo una sección en Science of Noise. Una sección que consista en una charla con personajes de la escena sin preparar, algo así como hizo el YouTuber con Piqué, entre otros, y ver que salía. Me contestaron, literalmente, «se nos comen con patatas». Mi primera propuesta era Oscar. Y sí, se me hubiera comido con patatas.


Primal Fear

Sot, caballo, rey. Esa es la música de Primal Fear, un conglomerado de tópicos, nada originales, disco tras disco. Escuchado un álbum, escuchados todos. Casi casi podríamos bajar al nivel de cambiar canción por álbum. Sí, lo que hacen lo hacen bien, pero a mi, personalmente, me cansan bastante desde hace muchos discos (desde el Nuclear Fire (2001), para ser exactos). Hasta he cedido, muy gustosamente, las reseñas de todo lo que hagan…

Pero verlos en directo es sentir la potencia del heavy metal más puro. Los he visto un par de veces, en la sala Salamandra y en otro de los Rock Fest, y sólo un talibán anti su música puede decir algo malo de ellos cuando están encima del escenario. De hecho me han gustado más ellos que Judas Priest, aunque a estos últimos solo los he visto una vez y no fue su mejor noche, según me dijo todo el mundo.

Gustarán o no, pero Primal Fear son una apuesta segura para pasar una buena noche.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 275 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.