5 bandas sonoras para la La Vuelta según… Susana Masanés

La idea de este top 5 que nos ocupa surge fruto de la suma de casualidades ocurridas durante este verano en el que he pasado muchas horas al volante, momentos en los que aprovecho para disfrutar de la música en familia e intento contagiar, como el que no quiere la cosa, de mis gustos a mi vástago (con escaso éxito, por cierto…). El caso es que, aun trayendo la guantera rebosante de buena música, al final se ha impuesto la opción radio en la mayoría de los desplazamientos y ahí es donde empieza a surgir el germen, en concreto de uno de los temas que curiosamente ha ido sonando en diversas ocasiones: “Enola Gay” de Orchestral Manoeuvres in the Dark. ¿A que suena ideal para poner como banda sonora a una vuelta ciclista? Pero no, nunca lo ha sido en nuestro país, aunque tiro de memoria y de San Google y ahí está un tema muy similar (o al menos a mí me lo parece) que sí lo fue: “Me estoy volviendo loco” de Azul y Negro. En resumidas cuentas, que ya se me dispara el cerebro y empiezo a imaginarme temas metaleros que también podrían quedar bien y me los voy anotando mentalmente. La cosa queda en standby hasta que volviendo del Ripollet Rock a intempestivas horas de la madrugada del pasado 25 de agosto me encuentro con la ciudad condal “tomada” por cientos de vallas… ¿adivináis el motivo? La Vuelta Ciclista a España de este año empezaba a las pocas horas… Y siguiendo con las casualidades, me da por revisar en la misma web de Science of Noise por si a alguien se le ha ocurrido algo así antes y la única breve mención que encuentro está escrita por mí misma y ni me acordaba (vaya, que supongo que esto de poner bandas sonoras ya me rondaba por la cabeza desde hace tiempo…). Pues nada, que ya son muchas las señales que me indican que debo ponerme manos a la obra, así que… ¡al lío!

Primero de todo, comentar que me ha parecido un ejercicio súper interesante investigar sobre los orígenes y la evolución a esto de ponerle música a la Vuelta Ciclista, pues de alguna manera refleja un poco los derroteros por los que ha ido nuestra sociedad durante todos estos años y nos muestra, una vez más, que el rock y sus ramificaciones son los géneros más ampliamente ignorados. De entre los temas escogidos desde los orígenes a finales de los años 70 hasta la actualidad, encontramos muchas bandas pop (A-Ha, La Unión, Preciados, La Oreja de Van Gogh, Maldita Nerea, por citar algunas), folk (Hevia, Carlos Núñez), rumba aflamencada (Melendi, Estopa), techno/electrónica (OBK, Tino Casal, Azul y Negro) y cantautores de estilos diversos (Pastora Soler, Nena Daconte, Nuria Fergó, Carlos Baute, Edurne, Serafín Zuribi), pero lo que son bandas de rock, prácticamente un desierto (quizá lo más parecido con lo que he topado son los Wings con su tema “Goodnight Tonight”). Intentar buscar los puntos en común a esta música tan diversa, los elementos claves por los que han sido escogidas todas estas canciones a lo largo de los 46 años de sintonías oficiales para La Vuelta, no es tarea fácil, y si bien en sus orígenes sí parecía haber unas claras líneas comunes (música animosa con base rítmica bailable, estribillos recurrentes y una fuerte presencia de sintetizadores), con el paso de los años estos elementos no siempre han sido decisivos y parece haber tenido más peso el binomio “grupo-solista/estilo musical de moda” que cualquier otra cosa (opinión personal). Así que, puestos a desplegar este top 5, intentaré guiarme un poco por esas características buscadas en los orígenes que me parecen que maridan a la perfección con el espíritu del deporte competitivo al que pretenden acompañar.

Ahí van…

 

«Coffee Break Is Over»

Artista: Dirty Loops
Álbum: 
Phoenix (2020)
Autores: Aron Mellergård, Henrik Linder y Jonah Nilsson

“Coffee Break is Over” y su trepidante devenir es el causante de que un día pensara en que quedaría a las mil maravillas como banda sonora para una vuelta ciclista… Es una locura de tema instrumental que se sacaron de la manga la banda Dirty Loops en plena época pandémica y que consigue en tres minutos escasos llevarnos arriba y abajo como si en plena carrera ciclista estuviéramos, ahora a toda velocidad, ahora pausando un poco, ahora volviéndonos arriba. Los tres músicos y compositores que forman parte de Dirty Loops son unos verdaderos virtuosos con sus instrumentos y aquí no hacen más que demostrar que la técnica bien llevada puede dar como resultado un muy buen tema, con estructura entendible, marcada e incluso de alguna manera, con enganche comercial. Si buscas un instrumento que lleve la voz cantante aquí, no te va a ser fácil encontrarlo, pues si algo hacen muy bien Dirty Loops es repartirse el protagonismo. Tan solo destaca una línea de teclado que se va repitiendo en ciertos tramos y sí marca un poco la diferencia melódica del tema, por lo demás, equidad y exquisito gusto en su ejecución. Yo me engancharía a ver La Vuelta a diario si sonara algo así de fondo ¡fijo!


«Incommunicado»

Artista: Marillion
Álbum: Clutching at Straws (1987)
Autores: Derek Dick, Mark Kelly, Ian Mosley, Steven Rothery y Pete Trewavas

“Incommunicado” es posiblemente uno de los temas que menos disfruté en su día de Clutching at Straws (1987) de la etapa de Marillion con Fish (ojo, que no es un mal tema en absoluto), y esto es así porque se sale un poco de su línea más íntima y personal (en donde las sonoridades melancólicas tenían un destacado papel), y aboga más por una estructura divertida y comercial a la que no nos tenían acostumbrados. El estribillo, que se repite hasta la saciedad, es pegadizo al máximo y cumple su función como tal, aunque el líder indiscutible del tema son los teclados omnipresentes de Mark Kelly, que tanto acompañan y refuerzan ese estribillo que veníamos mencionando, como aparecen en forma de sugerentes sintetizadores en las estrofas previas, como cargan con el peso del solo del tema. Pues ahí tenemos esos dos ingredientes esenciales que hacen de esta música un encaje perfecto para acompañar al deporte, la comercialidad de su estribillo (principalmente) y un teclado con unas líneas melódicas bien definidas fácilmente distinguibles. Y todo ejecutado con la clase y elegancia habitual de una banda tan grande como Marillion.


«Why Can’t This Be Love»

Artista: Van Halen
Álbum: 5150 (1986)
Autores: Eddie Van Halen, Michael Anthony, Sammy Hagar y Alex Van Halen

Tenía curiosidad por saber si iba a ser capaz de encontrar algo parecido a una balada que pudiera encajar con el concepto de este top 5 y tras darle algunas vueltas me he decidido por “Why Can’t This Be Love” de Van Halen. Por supuesto que el culpable de esta elección es, sin duda, la melodía principal del teclado de Eddie Van Halen en este tema, que se lleva de calle el protagonismo y que eclipsa de alguna manera al resto de instrumentos, los cuales tan solo apreciamos en profundidad durante aquellos momentos en que tanto la voz como las teclas se quedan mudas. Sammy Hagar, quien se estrenaba en la banda como vocalista en este trabajo, es otro de los puntales básicos para que la comercialidad del tema funcione. Eddie Van Halen no se está de aportar también un pequeño solo de guitarra, aunque es evidente que aquí no está buscando destacar en ese sentido. Lo de Eddie Van Halen es de otro planeta, no solo fue capaz de componer algunos de los mejores solos de guitarra de la historia de la música, sino que también ideó melodías de teclado antológicas como la que nos ocupa, o la más archi famosa de ellas, la intro de “Jump”… Será porque me parece un tema genial con un estribillo super pegadizo, será por la presencia de ese sintetizador que tan bien le queda o porque Van Halen fueron muy grandes, el caso es que yo este tema me lo imagino sonando por televisión mientras un emocionado locutor nos relata cómo unos sudorosos ciclistas consiguen escaparse del pelotón…


«Atomic Playboys»

Artista: Steve Stevens
Álbum: Atomic Playboys (1989)
Autor: Steve Stevens

Me apetecía buscar un tema en el que la guitarra fuera protagonista de las melodías más reconocibles y creo que he dado en la diana con “Atomic Playboys”, del primer disco homónimo en solitario de Steve Stevens. Si encima de unos riffs contagiosos (y un solo de vértigo) le sumas un poder vocal como el que Perry McCarty le imprime, te sale un buen tema que trasladar al ámbito deportivo (me ha faltado un plus de teclados para ser perfecto, pues se escuchan muy levemente de fondo y creo que potenciados hubieran rizado el rizo). De cadencia bastante regular, sin excesivos sobresaltos, me lo imagino acompañando una de esas etapas más largas y aburridas de La Vuelta que dan para escuchar el tema en bucle unas cuantas veces…


«Headlong»

Artista: Queen
Álbum: Innuendo (1991)
Autor: Brian May

Si en el tema anterior la guitarra mandaba, “Headlong” no se queda tampoco corto en este sentido, no en vano su compositor es el mismísimo Brian May y es lógico pensar que se reserve su cuota de protagonismo. Sin embargo, Queen es mucha banda y el resto de sus miembros no se quedan a la zaga, aportando a este divertido tema su plus de calidad particular. Las voces están sublimes muy en su línea habitual, Freddie Mercury liderando mientras sus fieles escuderos le arropan con los coros. Yo este tema lo encuentro tan animado que además de utilizarlo como sintonía, lo recetaría directamente a esos ciclistas que en algún momento de las duras etapas de La Vuelta les coge la “pájara”. Seguro que resucitan de golpe.

Avatar
Sobre Susana Masanés 147 Artículos
Aficionada a la música y los viajes, aunque no sabría decidir en qué orden. Cuando los combino, ¡lo más! Amante de aprender cosas de allá donde vaya, soy un poco la suma de los lugares que he visitado y las experiencias vividas. Daría la vuelta al mundo de concierto en concierto si de mi dependiera, pero las limitaciones terrenales me mantienen aquí y ahora, así que, ¡a sacarle el máximo partido!