5 canciones navideñas de Rock y Metal

En Science of Noise también tenemos nuestro corazoncito navideño, así que aquí os traemos cinco canciones para acompañar vuestras opíparas comilonas navideñas con un poco de distorsión. ¡Felices fiestas a todos, hijos del metal!

Soziedad Alkoholika – “Feliz Falsedad”

(Feliz Falsedad EP, 1992)

Empezamos con todo un clásico de estas fechas que nos acompaña año tras año. ¡Espíritu navideño a tutiplén! 🙂


August Burns Red – “O Come O Come Emmanuel”

(Sleddin’ Hill, A Holiday Album, 2012)

Los americanos August Burns Red son unos auténticos maestros en llevar canciones navideñas a su terreno, y su disco Sleddin’ Hill: A Holiday Album, es sin duda mi disco preferido de villancicos metaleros, de largo. Será porque son cristianos y han vivido toda su infancia rodeados de Christmas carols y jerseys de renos, pero si esta canción o sus versiones de “Joy To The World” o “God Rest Ye Merry Gentlemen” no son temazos de metalcore progresivo como la copa de un abeto de Navidad, que venga Emmanuel y lo vea.


Bad Religion – “O Come O Come Emmanuel”

(Christmas Songs, 2013)

Seguro que cuando os enterasteis que Bad Religion iban a sacar un disco de versiones de villancicos en 2013 os quedasteis tan a cuadros como yo. La justificación fue que gran parte de los beneficios se iban a donar a una asociación de víctimas de abusos sexuales por parte del clero. Superada la sorpresa, lo cierto es que las canciones están realmente bien (como todo lo que sale de Greg Graffin y los suyos), y aunque me debatía de si poner la misma canción que ya he escogido para August Burns Red, al final es la que me gusta más, así que, qué más da, ¿no?


Trans Siberian Orchestra – “What Child Is This?”

(The Lost Christmas Eve, 2004)

Los chicos de la Trans-Siberian Orchestra se toman esto de las versiones navideñas muy en serio, y no solo estan curradísimas dentro de su heavy metal progresivo, sinfónico, neoclásico, épico y virtuoso que caracteriza a estos descendientes de Savatage, sino que en su carrera han publicado un montón de discos específicamente dedicados a esta época. Así que qué menos que darles un huequecito aquí. Podría haber escogido entre infinidad de canciones, pero me quedo con lo angustioso y cheesy de ésta.


Twisted Sister – “Heavy Metal Christmas”

(A Twisted Christmas, 2006)

Los chicos de Dee Snider sacaron un álbum llamado A Twisted Christmas en el año 2006 que da mucho juego por estas fechas, repleto de su humor habitual. De entre todos sus cortes, personalmente me quedo con éste, una cachonda versión del villancico “The Twelve Days Of Christmas”, todo un fan favorite entre las familias anglosajonas. ¡Disfrutad de vuestro par de mallas y del tatuaje de Ozzy! ¡Ho ho hó!

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Sobre Albert Vila 193 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día.Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.