X Japan – Art of Life: 30 años de épica brillantez nipona

Ficha técnica

Publicado el 25 de agosto de 1993
Discográfica: Atlantic Records
 
Componentes:
Toshimitsu Deyama "Toshi" - Voz
Tomoaki Ishizuka "Pata" - Guitarra
Hideto Matsumoto "hide" - Guitarra
Hiroshi Morie "Heath" - Bajo
Yoshiki Hayashi - Batería, piano, sintetizadores

Temas

1. Art of Life (29:05)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: X Japan – Art of Life: 30 años de épica brillantez nipona
Todos los discos de X Japan en Amazon


«No gusta gusta el power ni el metal sinfónico… pero amo X Japan.» (Rubén de Haro)

X Japan es posiblemente la banda de metal más importante e influyente de toda la escena del metal japonés. Su debut, Vanishing Vision (1988), se vendió muy bien y les consiguió un importante contrato discográfico con Sony. Meses más tarde, la banda lanzaría Blue Blood (1989), que tendría unas ventas aún mayores y permanecería en las listas durante semanas. Pero el título más vendido de la banda sería el tercero, Jealousy (1991), con más de un millón de copias. Entonces, después de todo este éxito comercial, ¿qué haces? Fácil: ¡escribir una epopeya, única e inigualable, de 29 minutos! Con dos cojones…

En 1993, la icónica banda japonesa de heavy metal, nos regaló un álbum que se convertiría en una obra maestra atemporal: Art of Life. Este disco es más que una simple colección de pasajes sonoros, uno detrás de otro; es una experiencia musical profunda y conmovedora que destaca por su duración excepcional y su complejidad artística. A lo largo de su pista principal, la única que contiene el cuarto trabajo de los nipones —que lleva el mismo nombre que el álbum—, X Japan demuestra su maestría musical y su capacidad para llevar al oyente en un viaje tan épico como emocional.

Art of Life es un álbum singular en muchos sentidos. Contiene, como decía, únicamente una pista, que dura media hora, desafiando las convenciones tradicionales de la estructura de las canciones en la música popular. Desde el momento en que comienza, la atmósfera cautivadora se apodera del oyente, transportándole a un mundo donde las emociones son crudas y la música es un vehículo para la expresión profunda. Si Art of Life realmente cuenta o no como un álbum está en debate, pero no obstante es un viaje musical excepcional. A pesar de las influencias del hard rock occidental presentes en Blue Blood y Jealousy, también encontrarás arreglos sinfónicos, baladas, power metal y otras rarezas similares. El punto es que la banda siempre estaba cambiando su sonido, y Art of Life es otra progresión y, tanto para mí como para millones de personas, es la verdadera obra maestra de la banda. Para que os hagáis una idea, en 2021, Metal Hammer lo incluyó en la lista de los 25 Mejores Álbumes de Metal Sinfónico jamás escritos. Joder, si hasta colabora la Royal Philharmonic Orchestra, un detalle más que viene a demostrar que la grabación de este álbum es tan ambicioso como la música en sí misma que contiene y esto realmente se nota en la producción. La calidad del sonido es francamente impresionante. Equilibrio y dinámica musical que hace que la voz de Toshi se eleve como es debido. Hay quienes afirman que no hay un trabajo de metal mejor producido que este Art of Life. Impresionante es poco.

La canción principal, «Art of Life», es una odisea musical que se desarrolla a través de diferentes estados emocionales y cambios de ritmo. Desde sus momentos introspectivos y melancólicos hasta las partes más intensas y enérgicas, X Japan teje una narrativa musical que refleja la complejidad de la vida y las emociones humanas. Las letras, en su mayoría en japonés, pero con algunas partes en inglés, abordan temas como la búsqueda de significado, la lucha interna y la esperanza.

La canción comienza como una balada con guitarra limpia y cuerdas, lo que puede ser preocupante para algun@s, pero X Japan siempre fueron unos expertos en escribir baladas de muchísima calidad, y aquí lo vuelven a demostrar; Yoshiki es tan buen pianista como batería. Hacia el minuto tres entra el resto de la banda, trayendo con ellos el metal y con resultados brillantes. Yoshiki rompe su kit de batería con fills enérgicamente locos. El malogrado hide y Pata le hacen sombra al mismísimo Yngwie J. Malmsteen con su estilo neoclásico melódico, y Heath aporta el contrapunto ideal con su bajo. A lo largo de la canción, hay múltiples demostraciones de buen gusto y maestría musical por parte de todos los miembros de la banda. Hay múltiples solos de guitarra, excelentes riffs y percusión ultrarrápida. Por supuesto, la orquesta hace un trabajo increíble proporcionando un ambiente ideal y haciendo su propia interpretación de la musicalidad de X Japan.

Alrededor de los 15 minutos más o menos, en el meridiano del álbum, es donde ocurre la magia: un solo de piano de ocho minutos de duración. ¿Bajona…? No te preocupes, porque si buscas en YouTube puedes encontrar una versión de Art of Life sin este solo. Si bien el hecho de que el batería también pueda tocar el piano es interesante en sí mismo (en realidad, fue el primer instrumento que aprendió a tocar Yoshiki), lo que realmente hace que esta parte realmente destaque son esos pasajes cacofónicos que hay en el medio. Comenzando como una melodía simple sobre unos pocos acordes, el solo se desarrolla lentamente, se va volviendo cada vez más complejo y finalmente llega al punto en el que Yoshiki literalmente golpea notas al tuntún. Para algun@s, esta parte contrasta violentamente con el resto de la canción y no sirve para nada. Para mí, esos minutos en los que a Yoshiki se le va la olla es realmente lo más destacado de toda esta epopeya. Juzguen ustedes mism@s. Y ya puestos, disfrutad con «Good Bye», la maravilla que le dedicó a su compañero hide tras su muerte en 1998, y que cierra el disco tributo publicado en 1999 hide: Tribute Spirits, que recoge versiones de sus canciones realizadas por varios artistas, entre ellos la mayoría de los miembros de X Japan.

El aspecto lírico de Art of Life también es digno de mención. A pesar de las barreras del idioma, las palabras transmiten una sinceridad y vulnerabilidad que trascienden las fronteras culturales. Las letras invitan a la reflexión y la introspección, y se complementan perfectamente con la música para crear una experiencia auditiva que te hace sentir conectado con la banda y su mensaje.

Art of Life es un álbum que requiere tiempo y atención para ser apreciado en su totalidad. No es un disco que puedas escuchar de fondo; exige tu presencia mental y emocional. Es una experiencia en sí misma, una oportunidad para sumergirse en la creatividad y la pasión de X Japan. ¿Es El trabajo más acertado para acercarte a ellos por primera vez? No sé, decídmelo vosotr@s.

Estamos ante un logro musical impresionante que merece un lugar destacado en la historia del heavy metal y la música en general. Su duración, su intensidad emocional y su ejecución virtuosa lo convierten en un monumento a la creatividad y la expresión artística. Este álbum no solo es un tributo a la destreza musical de la banda, sino también a su capacidad de conectarse con l@s oyentes a un nivel profundo y humano. Si buscas una experiencia musical que desafíe tus expectativas y te lleve en un viaje emocional, Art of Life es una obra que no debes pasar por alto.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 558 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.