Wood – Okeanos

Nuestra Nota


9.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 22 de febrero de 2019
Discográfica: Saltamarges / Bcore
 
Componentes:
Marc Fernandez - Voz, guitarra
Rai Costa - Guitarra
Pol Villegas - Bajo
Arnau Pallarols - Piano
Aleix Vilarrasa - Batería

Temas

1. Mountain (1:59)
2. Salvia (2:39)
3. Downtown Tale (2:01)
4. The Noise from This Tower (3:47)
5. Bad Trip (3:10)
6. Hiraeth (2:43)
7. I Should Be Leaving Soon (4:20)
8. Prozac or Adidas (2:45)
9. Okeanos (4:01)
10. Mushrooms (2:48)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Wood – Okeanos
Todos los discos de Wood en Amazon


OKEANOS: que tan sólo con esas pocas letras sea un título tan acertado.

Como bien indica la palabra, en Okeanos vamos a encontrarnos con un océano de melodías técnicamente bien ajustadas y con una locura y genialidad que pocos grupos experimentan ahora mismo. Pero vamos desde el principio…

Este quinteto, (antes trío) ya llevan sus días confeccionando buen material, y tuve la suerte de verles por primera vez en Arundo the Fest, un festival que se hace en su propio pueblo, Torelló, y que si vives cerca, no deberías perderte. Aquel día llegaron tres chavales más bien calladitos, y cuando acabaron de tocar los que nos quedamos calladitos fuimos el público ante ese tsunami de genialidad. Menudo bolazo, de hecho, desde ese día, he ido a casi todos sus bolos sin falta.

Poco tiempo después, incorporaron a Rai como segunda guitarra, y a Arnau a los teclados, y así se completó el combo que nos ha traído este pedazo de trabajo que consta de 10 temazos trabajados y redondeados hasta la médula.

Okeanos se presenta como un álbum debut de un joven grupo que tiene toda la pinta que si sigue así no van a parar de dar conciertos allá donde la gente ame la música, porque al fin y al cabo, es rebuscada, juguetona, complicada, intrincada, serpenteante, pero es que eso es Wood, eso y mucho más.

Wood da una vuelta de rosca al math tradicional y sin pelos en la lengua absorbe del punk, del jazz, del emo de los noventa, del pop y de la psicodèlia casi sin despeinarse. Y es que el quinteto nos trae una genialidad sin tapujos pero también sin fronteras, aquí podrás escuchar los arpegios más precisos y sutiles hasta los gritos desgarradores de un Marc ya en perfecta harmonía con su música y sus locas ideas sobre esta misma.

Y es que no era bastante ya el cupo, que encima se les une la mente de un Eric Fuentes (Hang the Dj) que ya es marca de la casa para hacer sonar bien discos, pues imagina si unes a las dos partes, lo que se te viene encima.

Esto es música muy personal, Wood no quieren parecerse a nadie, de hecho, si, hay grupos que te pueden recordar, (a mi en ocasiones me recuerdan a mis queridísimos Zeidun, y me encanta, y lo agradezco) pero su apuesta es muy interna y sobre todo muy personal, vaya que les suda la polla si te gusta, que ellos con esto disfrutan y si tu entras en sus aguas, caes en un arrecife de punteos que suben y bajan como las olas del propio océano que ellos solitos han creado.

El álbum son 10 cortes llenos de emociones, de sentimientos, de querer entender todo a la primera y darte cuenta que no, que Okeanos tiene muchas vertientes y lecturas y necesitas muchas escuchas para entender y ahondar en la mente de estos chavales.

Porque no esperes una línea de principio a fin, como tampoco esperes melodías fáciles, aquí encontramos otro nivel musical, los tiempos rotos y rabiosos de la batería, un bajo que por debajo te hace de base para una locura sin precedentes, punteos casi imposibles y arpegios que emanan belleza y ese teclado que hace que todo se abrace y suene así de potente y armoniosamente loco.

Había preparado otra hoja en la que también hablaba de las canciones, pero creo que paso, creo que si quieres saber cómo suenan, no hay palabras para describirlo, dale al play, y recuerda, que esto es un disco debut, de un grupo de un pueblo muy pequeñito, y que sus componentes, no llegan a los 25 años.

Esto es un logro, esto es Okeanos de Wood y me encanta.

Sergi Vila
Sobre Sergi Vila 23 Artículos
No sé hacer fotos y no sé escribir, pero voy a conciertos e intento dejar un recuerdo de esos grandes momentos.