Weezer – Pinkerton: 25 años de un disco soberbio y atemporal

Ficha técnica

Publicado el 24 de septiembre de 1996
Discográfica: DGC Records
 
Componentes:
Rivers Cuomo - Voz, guitarra, teclados
Brian Bell - Guitarra, voz
Matt Sharp - Bajo, voz
Patrick Wilson – Batería

Temas

1. Tired of Sex (3:03)
2. Getchoo (2:54)
3. No Other One (3:03)
4. Why Bother? (2:10)
5. Across the Sea (4:34)
6. The Good Life (4:19)
7. El Scorcho (4:05)
8. Pink Triangle (4:00)
9. Falling for You (3:48)
10. Butterfly (2:53)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Weezer – Pinkerton: 25 años de un disco soberbio y atemporal
Todos los discos de Weezer en Amazon


¡Bueno, bueno, bueno! DISCAZO a la vista. Menuda pasada de disco y que injustamente tratado por… ¡tanta gente! Hace unos meses dediqué un Desmontando al monstruo al Green Album que vendría tras Pinkerton. Y hoy me toca celebrar el 25 aniversario de este punto de inflexión de Weezer. ¡Vamos allá!

Para los que estéis aquí por “casualidad” leyendo estas lineas, aconsejo que busquéis el disco ya en vuestra plataforma de streaming y le deis caña ya des de “Tired of Sex”, memorable arranque que os podrá las pilas. Los que no estáis aquí por “casualidad” es porqué también adoráis Pinkerton. Sed bienvenidos.

Vamos a tirar de hemeroteca para ponernos al día del porqué, el como y el cuando. Weezer son una banda de Los Angeles con un sonido cercano a la movida punk californiana de los 90, a ello le sumamos los gustos metálicos de Cuomo, el líder natural de la banda, y además podemos sumar un poco del aporte del grunge en el norte de la Costa Pacífica. El resultado de toda esta amalgama de influencias es Weezer, una de las bandas más odiadas del siglo XXI. Lo del odio… tiene varias caras y explicaciones, hoy aquí solo incidiré en una, la que influye en Pinkerton.

La banda se formó en 1992 y debutó oficialmente en 1994 con un ENORME álbum homónimo titulado Weezer con la cubierta azul, este color es el que al final dio nombre al disco, Blue Album. Se trató de un disco de rock alternativo con altas dosis de punk, riffs metálicos y ganchos popis. Un disco disfrutable de principio a fin, mítico.

Pero Rivers Cuomo quería evolucionar, necesitaba explorar más sus raíces y sus influencias y pensó que tras arrasar con Blue Album, lo tenían todo a su favor para “cambiar”. Y… ¡error! Cuando salió a la venta Pinkerton los fans empezaron a odiar a la banda pues lo que ofrecieron en su debut no estaba en su segundo trabajo. Pero bueno, es todo muy relativo, Pinkerton suena a Weezer como el que más. Se trata de un trabajo más denso, más inteligente, más cuidado y más oscuro. Pero todo esto parecía no ser suficiente para los fans adolescentes de la banda.

Con el fin de capturar su mejor sonido en vivo, la banda auto-produjo Pinkerton creando un disco más oscuro y abrasivo que su debut. Las letras de Rivers Cuomo expresan la desilusión con el estilo de vida rockero. Y por si alguien se pregunta que coño significa Pinkerton, se trata de un personaje de la ópera Madama Butterfly de Giacomo Pucccini. Coumo lo describió como un “marinero americano imbécil similar a una estrella de rock en gira”. Al igual que en Madama Butterfly, Pinkerton contiene referencias a la cultura japonesa.

En palabras de Rivers Coumo sobre la temática de Pinkerton:

«Los fans me preguntan todo el tiempo cómo es ser una estrella de rock. Puedo decir que están soñando, como yo soñé, cuando era niño, con algún día gobernar el mundo con una banda de rock. Les digo lo mismo que le diría a cualquier joven estrella de rock … Te sentirás solo. Conocerás a doscientas personas cada noche, pero cada conversación generalmente durará aproximadamente treinta segundos y consistirá en que intentes convencerlos de que no, que no quieres su ropa interior. Entonces volverá a estar solo, en su habitación de motel. O estarás en tu autobús, en tu pequeño espacio, tratando de matar las nueve horas que se necesitan para llegar a la siguiente ciudad, cualquiera que sea. Esta es la vida de una estrella de rock.»

Me parece sorprendente el número de reproducciones de las canciones de este disco en las plataformas de streaming. ¿De verdad “Tired of Sex” solo tiene nueve millones en Spotify? Es inconcebible. “El Scorcho” que fue el primer single del disco tiene 23 millones, que tampoco es tanto en comparación con otras canciones de la banda…

Pero regresemos al disco más allá de las cifras que le rodean. El disco fue recibido mal por fans y prensa tal y como he comentado más arriba. Las canciones parecían más descuidadas y de sonido más sucio, las letras incluso molestaban a los mojigatos críticos de medios generalistas norte americanos. ¡Ui por Dios, que el disco habla de sexo y relaciones carnales! Santa Paciencia con el mojigatismo…

Pero Pinkerton es mucho más que ruido y letras que tocan la fibra a los curas y monjas. Pinkerton es un disco maduro y bien definido, un disco que refleja fielmente el gozo de una banda disfrutando con algo diferente. ¿Me diréis que no disfrutarían grabando “No Other One”? Con esas guitarras raspadas, esas interpretaciones vocales a canon entre todos los músicos, ese riff chillón, buah, temazo menospreciado como pocos.

O en “Why Bother?”, menudo temarralaco punky grunge popi y lo que quieras ver en él. El estribillo de corte adolescente me rompe en dos cada vez que lo escucho, o ese solo central tan simple pero efectivo. ¡Es una canción muy Pixies! Brutal.

He perdido el orden en este repaso del disco, regreso a “Tired of Sex” perdonad el salto. ¡TEMAZO! Cansado del sexo…

«I’m tired, so tired
I’m tired of having sex (so tired)
I’m spread, so thin
I don’t know who I am (who I am)
Monday night I’m makin’ Jen
Tuesday night I’m makin’ Lyn
Wednesday night I’m makin’ Catherine
Oh, why can’t I be makin’ love come true?»

Y esos «¡HELP!, ¡HELP!» desgarradores que suceden a la primera estrofa… todo musicalizado con una batería punzante, una guitarra desafinada… y ojo, las voces de Cuomo son las mejores de toda su ____ carrera. Repito, un temazo brutal.

Con la primera canción queda claro que este disco no será como su debut, aquí no hay tabúes, no hay letras de adolescente pretencioso, no hay estribillos de himno de estadio. “Getchoo” es una canción mayúscula, musicalmente es exquisita, riffs, distorsión, estribillo simple pero super efectivo. Una canción genial.

Saltamos a la 5a titulada “Across the Sea”. Esta canción arranca con un teclado minimalista machacado por una distorsión de cuerdas y una entrada del Cuomo más melancólico. Y va ascendiendo en todo, virtuosismo, potencial, dureza…Un gran solo a dos manos y un remate final épico. La canción más larga del disco es una pieza super dinámica, agradable y muy lograda.

“The Good Life” es una canción más Weezer, más accesible. Un himno no tan famoso como los que vendrían con el siguiente disco pero un himno. Guitarreo más simple, letras más simples y estribillo muy potente. “El Scorcho” es otra canción de estilo más alternativo, de corte más Pixies. El estribillo a varias voces es potente, pero lo mejor es el repentino cambio de ritmo central, como si de repente entraras en una canción totalmente diferente.

“Pink Triangle” es otra canción enorme. Posee una dinámica más oscura pese a que no lo parece en apariencia. La base de batería y bajo endurece la canción junto a unos coros escondidos tras la voz de Cuomo. Otra canción enorme y ya van muchas. Entramos en la coletilla final del disco con “Falling for You”, una canción rockera con guitarras distorsionadas y un trabajo genial de los interpretes. Y finalmente llega el momento de cerrar el círculo con “Butterfly”, una canción triste en formato acústico en la que predomina por encima de todo la interpretación de Cuomo como vocalista. Una canción que tiene algo mágico, algo necesario para cerrar a la perfección un disco imprescindible.

Y bueno, sin darnos cuenta se ha acabado la música de Pinkerton en tu reproductor, sin querer deseas repetir, todo o alguna pieza, eso da igual, lo importante es que este disco no ha pasado desapercibido y, cuantas más veces lo escuchas, más lo amas.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 477 Artículos
Rock en todas sus extensiones