Crónica y fotos del Wacken:World:Wide - Wacken (Wacken), 31 de julio de 2020

Wacken 2020 edición confinada (III): Blind Guardian, Iron Maiden, Nightwish, John 5, Thundermother, Volbeat, Arch Enemy…

Datos del Concierto

Wacken:World:Wide

Bandas:
Blind Guardian + Iron Maiden + Nightwish, John 5 + Thundermother + Volbeat + Arch Enemy + Alligatoah + Beyond the Black + Ross the Boss + Fiddler’s Green + Jesper Binzer
 
Fecha: 31 de julio de 2020
Lugar: Wacken (Wacken)
Promotora: Wacken
Asistencia aproximada: personas

Fotos

Fotos por

Wacken es para sus residentes la quinta estación del año.” (el alcalde de Wacken)

John 5 nos regala un solo y nos enseña su casa

Aparece el guitarrista americano mostrando ropa de bandas en su casa y luciendo orgulloso una de Kiss que fecha de los 70. John aparece sin su habitual maquillaje y nos regala una bonita y exigente instrumental de la que hay una base ya pregrabada. Puedes ver en el video la velocidad y técnica del ex de Rob Zombie, Marilyn Manson o David Lee Roth.

Alligatoah: eclecticismo desde una casa en ruinas

La efervescente escena alemana sigue ofreciendo productos sin igual y la eclecticidad es llevada por bandera en Alligatoah. Hip hop, metal, un oboécon un tipo en bata de baño, todos con colores ocres en medio de una casa abandonada… Un batería con pintas de rapero, un vocalista trajeado y cantando en alemán y una mar arbolada en forma de samplers le dan empaque a una propuesta, diferente, cuanto menos. Mucho color en composiciones como “Lass Liegen” o en la étnica “Hass” en la que participa un segundo cantante vestido de botones. Una de las claves de este directo es el original emplazamiento.

Arch Enemy y el concierto perfecto en Wacken

No estuve en ese Wacken pero viendo este DVD quedó más que claro que Arch Enemy daba el salto definitivo hacia algo mayor. No suelen estar en las quinielas, pero estos suecos van a estar entre los más grandes cabezas de cartel cuando se extingan los dinosaurios. La entrada en 2014 de Jeff Loomis y Alissa White-Gluz supuso otro salto de calidad y este directo en la tierra prometida suena (y se ve) a gloria. Su death melódico posee himnos de la talla de “Yesterday Is Dead and Gone”, “Ravenous”, “We Will Rise” o “Nemesis”. Es material comercial dentro de su catálogo, pero no pierden la personalidad. Temas como “No Gods, No Masters” ya son algo más descarados en cuanto a lo accesible, pero parece que ese será el camino. Fuego, petardos, cámaras sagitales, detalles de los pies en los bombos de Daniel Erlandsson, todo al servicio de una all-star band. Cortinajes de cromatismos cambiantes y mucho fuego en “My Apocalyse”. Te dejan con la boca abierta, y más cuando ves que Alissa se ha hecho definitivamente con el puesto.

Iron Maiden y su último Wacken

No estuve en ese directo, pero sí que pude estar en el Rock Fest de ese año 2016. Wacken ofreció hora y media de show, por lo que se meriendan la primera parte. Una lástima, pues allí había “Children of the Damned”. He revivido momentos muy grandes viendo este concierto, como la Union Jack de Dickinson en The Trooper o la máscara de Bruce en “Powerslave”. El bailecito con el mono en la cabeza también fue uno de esos momentos que quedan para el recuerdo. La doncella aquí mostraba un nivel insultante a pesar de que los años no pasan en balde. Lo que más me gusta de revivir este directo es el poder apreciar la calidad inmensa de los temas de The Book of Souls. Es el mejor disco de Maiden desde Brave New World y las canciones alcanzan dramatismo y emotividad. Les hemos visto muchas veces, pero uno se queda embobado ante la pantalla. Difícilmente existirá una banda capaz de definir tan perfectamente lo que es el heavy metal y de defenderlo tantas décadas después de cuando sentaron cátedra. Un placer absoluto. Bendito sea el Wacken confinado.

Beyond the Black suenan algo típicos

A pesar de que el grupo posee imagen y calidad, en lo personal, ya estoy bastante saturado de bandas similares a Amaranthe. Negro corporativo y mucha pierna por parte de una gran vocalista como es Jennifer Haben. Su metal sinfónico entra bien si eres fan del grupo, pero un poco te aburre si no es tu estilo. A destacar ese gran final con la pegadiza “Hallelujah”, pasando de balada a metal.

Blind Guardian anuncia un retorno a los buenos tiempos

Sólo por este concierto de Blind Guardian ya podemos decir que este experimento con realidad aumentada ha valido la pena. Una intro espectacular con el grupo caracterizado en una batalla medieval te encamina a un concierto en el que se hace un repaso a sus primeros tiempos, justo hasta Nightfall in the Middle Earth. Antes hubo entrevista a Hansi y Marcus Siepen y el vocalista ya te avisa que es una noche de speed metal. El set es abrumador, un sueño para los fans clásicos. Empiezan por “Into the Storm”, recuperan “Welcome to Dying” y enamoran con “Banish from Sanctuary”. Kürsch canta major que nunca modulando la voz a su antojo por mucho que a nivel de agudos haya perdido. Faltan algo de coros, pero no se quejará nadie cuanto te avasallan con “I’m Alive” y “Lost in the Twilight Hall”. Lástima que o invitaran a Kai Hansen para que cantase su parte.

A nivel de sonido todo es exquisito y en lo visual la cosa da el pego. “Valhalla” y “Majesty”, con la clásica intro a teclado, muestran a un grupo con renovadas ganas  y que parece tener muy claro lo que el fan demanda. Son tan conscientes de ello que han olvidado todo material de la mal-llamada etapa nueva (que ya duro muchos lustros) y se desmarcan de ella con un nuevo tema: “Violent Shadows”. El guardián ciego vuelve a su material del Imaginations from the other Side. Sin rubor alguno. Parece que tras su experimento orquestal toca volver a lo clásico, y por lo que pudimos ver, mantienen el buen gusto compositivo. “Mirror, Mirror” cerró un impecable concierto en el que el grupo quería mandar un mensaje muy claro a sus fans: “Volvemos para hacer lo que queréis”. Atención a su nuevo disco de estudio pues parece que vamos a disfrutar de lo lindo.

Volbeat siempre han sido mimados por Wacken

Tres temitas de Volbeat, una tapa deliciosa en la que el grupo encaraba el final de su actuación en un Wacken lleno hasta la bandera. Ves a la banda disfrutar de lo lindo en un escenario que siempre les acogió en sitios de honor, siempre apostando por ellos. En “Black Rose” uno echa de menos a Danko Jones, pero Poulsen sigue encandilando a las masas. Caggiano luce coleta y está encantado de la vida de estar con los daneses. “Slaytan”, “Dead but Rising” y “Still Counting” cierran una pequeña muestra del poder de Volbeat en su cuarto Wacken.

Ross the Boss: empeñado en superar a Manowar

Tremendo directo de los americanos con un Marc Lopes demostrando que si alguien puede calzarse los zapatos de Eric Adams es él. Dos temas propios colaron entre un maremágnum de clásicos imperecederos como “Kill with Power”, “The Blood of My Enemies”, “Battle Hymn” o “Hail and Kill”. Es en esta última cuando ves el enorme potencial del grupo y la tremenda voz de su cantante. No se corta en los tonos graves e incluso se atreve con guturales… ¡y quedan de maravilla! En este show se aprecian muchísimos matices que se pierden en el directo. Ross, a sus 66, es una máquina y los detalles que coloca el amigo Mike LePond al bajo son tremendos. Hay quienes piensan que un directo de Ross the Boss se come a los Manowar actuales, y bueno, aquí hay razones más que sobradas para opinar sobre ello, pero no me atrevería a tanto. Lo que sí tocará valorar pronto es su material propio pues no desentona entre tanto himno.

Desde el pub… Fiddler’s Green

Excelente quinteto cantando en un pub y sentados en sus taburetes, con toda la tradición de los Dubliners. Su secreto está en los coros y en unos temas que imitan la herencia irlandesa con violín, contrabajo y un baterista que tiene mucho de percusionista. Diversión bañada en cerveza y con un primer plano de entrada hacia un vaso con whisky. Hicieron una versión adaptada del “Bella ciao” con grandes resultados y “The Night Pat Murphy Died” es pura diversión. Está claro que la irrupción de Santiano tiene sus réplicas. Wacken ha ido añadiendo dentro del circuito metal otras músicas que casan a la perfección con lo que es la tradición del festival. No tardaremos en ver a los Dropkick Murphys reinando en Schleswig-Holstein.

Jesper Binzer y su carrera en solitario

El cantante de D.A.D vuela en solitario y tiene su hueco en Wacken, un festival que siempre les ha tenido en mucha estima y en el que han hecho algunas locuras que siempre serán recordadas, aparte de salvar los muebles alguna que otra vez sustituyendo a algún cabeza de cartel. Su música en solitario es cercana a la de su banda madre, aunque quizá tirando más hacia el hard rock. Luces lilas y armilla plateada para una ocasión única para promocionarse. Hay intervenciones intercaladas entre las tres canciones y mucho feeling en “Premonition”, templada y con mucha presencia de teclados. Lleva una banda muy sólida y es una lástima que en estas tierras no se le reconozca a Jesper como uno de los más grandes vocalistas del estilo, por mucho que su voz sea tan personal.

Lo que me perdí

Desgraciadamente me perdí uno de los conciertos que más ganas tenía de ver: las Thundermother. Su nuevo disco es fantástico por lo que me duele especialmente perdérmelas. Espero que esos 25 minutos de directo terminen en Internet pronto.

 

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 442 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.