Vexed – Negative Energy

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 23 de junio de 2023
Discográfica: Napalm Records
 
Componentes:
Megan Targett - Voz
Jay Bacon - Guitarra
Meyrick de la Fuente - Bajo
Willem Mason-Geraghty - Batería

Temas

1. PTSD (1:38)
2. Anti-Fetish (3:58)
3. We Don’t Talk About It (3:28)
4. X My <3 (Hope to Die) (3:58)
5. Panic Attack (3:25)
6. Lay Down Your Flowers (feat. Lochie Keogh) (3:30)
7. There’s No Place Like Home (3:07)
8. Extremist (3:02)
9. Default (3:16)
10. Trauma Euphoria (3:57)
11. It’s Not the End (5:57)
12. DMT (2:02)
13. Nepotism (4:39)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Vexed – Negative Energy
Todos los discos de Vexed en Amazon


Los británicos Vexed irrumpieron en el panorama musical con su debut de 2021 Culling Culture. Sin duda, un trabajo brutal, que aun así capturaba un lado melódico y la mar de pegadizo que ayudó a desdibujar las líneas existentes entre el metal moderno, el deathcore, el djent y demás géneros y subgéneros. Pero dejando a un lado las etiquetas, este debut resultó ser una escucha visceral que te atrapaba con agresividad y ritmos duros, a veces, deteniéndose ocasionalmente para calmarte con algunos elementos más melódicos.

Dos años más tarde, los de Hertford están de vuelta y se presentan ante el público pasados de rosca, duplicado la agresión. Aparentemente, Negative Energy (2023) es exactamente eso: una liberación catártica de agresión reprimida e ira que, a la postre, resulta cuanto menos estimulante. Su segundo trabajo es un ataque mordaz que es tan poético como penetrante.

Es difícil separar las letras, francamente venenosas, de su musicalidad, igualmente salvaje. La vocalista Megan Targett arroja versos elocuentemente cáusticos de principio a fin, envolviendo canciones como la castigadoramente brutal «Extremist», la maravillosa e hipnótica «Nepotism» y la pegadiza pero visceral «X My <3 (Hope to Die)». Pero el resto de temas también alcanzan un nivel emocionalmente profundo, como «We Don’t Talk About It», «Lay Down Your Flowers», en la que colabora Lochie Keogh de Alpha Wolf, o el corte más melódico y conmovedor, el número 11, «It’s Not the End».

Dicho esto, el álbum te golpea como si de un un ariete se tratara. Pero está lejos de ser una maravilla pasajera. Entre los ritmos más djent, los riffs de guitarra, la interpretación vocal diversa pero brutal y la urgencia general de la música, las 13 pistas que conforman este Negative Energy funcionan tan bien por sí solas como lo hacen dentro del conjunto de álbum. El primer sencillo, «Anti-Fetish», ofrece grandes ritmos y unos riffs dignos de dejarse las cervicales, sorprendiendo a propios y extraños con su pura adrenalina y su abrumadora intensidad. «There’s No Place Like Home» es todo un divertimento musical basado en una instrumentación lúdica que entra y sale de los riffs, con una facilidad que asusta. Por último, citar la diversidad vocal de Targett en «Default», y esos cambios diversos entre voces limpias y guturales que te mantienen constantemente alerta y ansios@ por más.

Si bien las bandas tienden a volverse más suaves y relajadas con el paso de los años, este segundo trabajo de Vexed es implacable y resulta imposible apartar los oídos de él. Negative Energy es convincente y pegadizo (mucho más de los que te puedas imaginar), a pesar de la mala lecha que se esconde tras todos y cada uno de sus compases. Y no hay que olvidarse de las excelentes letras. Todo ello combinado, convierte a este trabajo en uno de los más convincentes que se han lanzado hasta la fecha este año. No les perdáis la pista, por favor.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 516 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.