Crónica y fotos del concierto de U.D.O. + Red Partizan + Dead City Ruins - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 22 de enero de 2019

U.D.O. convence en Barcelona con una rodilla tocada y un set sin temas de Accept

Datos del Concierto

Bandas:
U.D.O. + Red Partizan + Dead City Ruins
 
Fecha: 22 de enero de 2019
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora: Madness Live! / ITM
Asistencia aproximada: 250 personas

Fotos

Fotos por Manuel Damea

El heavy metal siempre nos ha dado personajes entrañables y artesanos dispuestos a morir con las botas puestas. Este es el caso de un Udo Dirkschneider que, harto de tocar los clásicos de siempre de Accept, montó el proyecto Dirkschneider precisamente para soltar ese lastre y poder montar luego esta gira como U.D.O.: Todo material que ha visto la luz bajo este nombre y nada de Accept. Eso estaba avisado ya, pero siempre hay algún despistado que pidió una y otra vez “Up to the Limit”. Udo puede hacer una gira con estas condiciones, se lo ha ganado a base de trabajo y fe. Poca gente de entrada ahora que los conciertos ya han quedado instalados en el horario europeo. Y valía la pena asistir temprano, pues había dos bandas primerizas con muchas cosas que ofrecer.

Dead City Ruins

Esta banda australiana quiso dejarnos claro de dónde venían (10 veces lo dijeron) y nos mostraron un buen ejercicio de hard rock con clase dotado de guitarras muy Thin Lizzy, con poses por parte de Tommy Tbone y Sean Blanchard y un buen cantante como es Steve Welsh. El buen sonido con el que contaron le sentó muy bien a cortes como “’Til Death” o “Dirty Water”. Están con AFM Records y se han ganado el puesto. Su disco funciona y abarca diferentes estilos y sensibilidades. En directo suenan más netamente rock, pero en disco hay un punto alternativo que les sienta muy bien como este último tema, con retazos a Alter Bridge, en cambio, la genial “We Are One” tira del rollo Lizzy con gran acierto. Otro volantazo que te descoloca en “The River Song”, de aroma sureño. Terminaron con una ristra final con “Happenzell”, “Bones” y “Devil Man”, aplaudida por una sala más poblada y que terminó entrando en su propuesta.

Red Partizan

Los partizanes rojos no son una banda fácil, pero sí divertida, ecléctica y deslavazada. Están afincados en Alemania, con líder serbio a las voces, con un bajista ruso que se dedica a poner caras y coros, dos guitarras y bajo y una gran vocalista de lírica llamada Alina. Personalmente me había quedado prendado con ese bello tema titulado “Bring Me Home to Mom”, que, por cierto, ni tocaron ni tiene absolutamente nada que ver con lo que proponen. Ritmos marciales, un vocalista con estatura y gestos Udo y unas bases de sintetizadores que merecen un sonoro ¿WTF? nada más empezar. Nada encaja realmente en “Gods of War”, “Dead Man’s Hand” o “Stand Up and Rise”, pero no dejas de mirar al escenario. Alina posee una bella voz y un correcto español, pero a veces tira de gestos de gogó de discoteca de bacalao valenciana en los 90. Las canciones resultan algo inconexas como “Rebels and Partizans”, con ruido de botas de soldado avanzando. “Russian Roulette” tiene una letra basada en las vivencias de abuelo del vocalista y su despedida con “Wanted Dead or Alive” fue lo mejor de su entregado y efusivo directo. Divertidos y potentes, pero no sé si su propuesta es la más acorde con los tiempos que corren.

U.D.O.

Mucho tiempo hacía que no veía a U.D.O. en sala, sí en festivales, y la verdad que pueden pasar los años, pero no la entrega ni las ganas que le pone este eterno líder y vocalista. De entrada, fue una lástima el enterarnos que el bajista Fitty Weinhold lo ha dejado, en su lugar el ex de Vicious Rumors Tilen Hudrap con mucha pose y pinta de rock star. Chorros de humo, luces potentes y unas hélices en forma de X giratorias en los flancos para “bienvenir” a “Tongue Reaper” y un “Make the Move” que es todo un remake de “Livin’ for Tonight”. Un poco exagerado, pero el nuevo disco no está nada mal. Udo adolece de su rodilla, pero el resto de la banda, estuvo, en general, bastante estático. A la altura del vocalista.

Siempre es buena noticia que suene “24/7”, y más si viene seguida de la intro de “Mastercutor”. La gente respondió en un concierto enérgico y a la altura de lo que siempre ha representado U.D.O.. Ritmo maquinal en “Cry of the Nations” y destacar el gran papel de las guitarras, tanto rítmicas como solistas de Andrey Smirnov y Dee Hammers. Sin fisuras. “In the Heat of the Night” y otra histórica como “Vendetta” gustaron entre el respetable, que miraba con sorpresa la clase del hijo de Udo a la batería. El chico no se complica, es todo un metrónomo de gran pegada y le ponen incluso un micro para que tire de coros, al puro estilo Mike Portnoy. “Rising High” es posiblemente el mejor tema del nuevo Steelfactory (2018), aunque esta vez la banda se ayudó en los coros de la tecnología.

El solo de guitarra fue utilizado por unos cuantos para ir a fumar, otros al lavabo; una lástima pues se perdieron la balada “In the Darkness” de ese maravilloso disco debut titulado Animal House (1987). Udo mantiene la voz para esta clase de temas si bien luego subió el tempo en el medio tiempo “I Give as Good as I Get”, muy bien enlazada. Quizá muchos puedan alegar que Udo nunca ha compuesto un tema capaz de hacerle sombra a los antológicos temas de Accept, pero de verdad que mucho de su material en directo te llega e impresiona, especialmente en el tramo final. “Hungry and Angry” es toda una declaración de intenciones e incluso el tema tiene su propia camiseta, con Tilen Hudrap abriendo fuego con su bajo.

“Heart of Gold” y “One Heart One Soul” ideales para ir terminando y dejar ya solo los bises. U.D.O. estuvieron hora y cuarenta y cinco minutos sobre escena, algo que muchas bandas emergentes y actuales ni han hecho ni lo harán en su vida. Gran momento con la dupla “Holy” (no valoramos esta joya cuando se editó, y ahora ocupa puestos de honor) y esa maravillosa “Animal House”. Tiraron de luces, chorros de humo para finalizar con composiciones como “Man and Machine” y “They Want War”. No puedo estar más de acuerdo con este final. Me parecen sus dos canciones más grandes que nunca hayan editado como U.D.O.. Rotunda ovación y un poco de espera por parte de muchos fieles para entrevistarse con el legendario vocalista. A punto estuvo de suspender toda esta gira por problemas de rodilla, pero a un tipo como Udo es muy difícil derribarle. Y sí, salir de gira avisando que no vas a tocar un tema de Accept es de una integridad enorme.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 74 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.