Imperial Jade – On the Rise

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 21 de diciembre de 2018
Discográfica: Epictronic Records
 
Componentes:
Arnau Ventura - Voz
Alex Pañero - Guitarra
Hugo Nubiola - Guitarra
Ricard Turró - Bajo
Francesc López Lorente - Batería

Temas

1. You Ain't Seen Nothing Yet (3:55)
2. Dance (3:11)
3. Sad For No Reason (4:08)
4. The Call (4:48)
5. Glory Train (4:43)
6. Lulaby in Blue (5:50)
7. Keep Me Singing (3:39)
8. Heat Wave (4:16)
9. Rough Seas (3:39)
10. Struck by Ligthning (6:15)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Imperial Jade – On the Rise
Todos los discos de Imperial Jade en Amazon


Imperial Jade editaron On the Rise a finales del mes de diciembre pasado, trayéndonos una segunda referencia tras el Please Welcome Imperial Jade (2015) llena de canciones de un altísimo nivel buen disco de rock clásico con esos toques de blues que se mezclan en las composiciones de la banda. Es un disco que suena como ha de sonar, que las manos de Gorka Dresbaj y Jon Netti mezclando y produciendo el disco han hecho un gran trabajo, pero todo sobre la gran base que los Imperial Jade han construido en sus canciones. Las melodias, los tiempos las voces caminan solas por el sabor añejo que tanto nos gusta.

El álbum se abre con “You Ain’t Seen Nothing Yet” para dejar claro que nos espera en estos diez cortes. Un tema muy a The Black Crowes, con la voz de Arnau esplendida, y unas guitarras a cargo de Alex y Hugo perfectas. Esa intro clásica de blues/rock sureño para empezar a caminar cobre la base de Francesc y Ricard. Ese intermedio para que entre un gran solo, unos coros muy acertados, y que inconscientemente nos hace movernos. Arrancar un disco con esta canción deja claro que saben a que liga quieren jugar. Y si el segundo es “Dance“ ya no dejas ninguna duda. El ritmo sigue haciendo que nuestro cuerpo se desplace sobre las notas con ese mini duelo de guitarras, con esos riff constantes y ese “Dance” alargado que se repite en la canción y en nuestras cabezas.

La entrada de “Sad For No Reason” con el efecto de radio antigua o eco lejano, para llevarnos a un ritmo marcado por unas palmas que se aceleran tras la primera parte del tema para convertirse en un blues rápido de la vieja escuela. Hacer temas como este y que suenen como suenan solo puede ser la pasión por este sonido y la época de su máximo esplendor que sienten los Imperial Jade. Con “The Call” vuelven al sonido mas eléctrico, sonando a los Led Zeppelin, con las voces y las guitarras sonando a ellos, con esa parte en medio con homenaje al “Whole Lotta Love”, mostrando su admiración por la banda de Plant & Page.

El espíritu de los cuervos se intuye en “Glory Train”, tema tranquilo, pero con la fuerza suficiente para que no baje la intensidad en el disco. Esas guitarras dobladas llenan partes y coros llenan otras, consiguiendo una gran canción, que apunta a crecer y mucho en sus directos. Tras un amago de calma, esta llega en “Lulaby in Blue”, una balada con aires de blues, con ese toque a lo Gary Moore, con muchos (y muy buenos) riffs, dándonos casi seis minutos de delicadeza intensa. Sacarse un tema como este no esta a la altura de muchas bandas, y demuestra que por muy de aquí que sean, son una grandísima banda. Si fueran de Inglaterra o Estados Unidos muchos dirían que este tema es inmenso. Y lo es, y solo por escuchar esta joya vale la pena comprarse el disco.

Tras el shock del “Lulaby in Blue”, han sabido escoger una canción que vaya subiendo poco a poco para devolvernos a su universo, y con “Keep Me Singing” lo han conseguido. Una pieza de rock’n’roll con toques de groove para conseguir ese ambiente cercano al funk, volviendo a tener unas guitarras preciosas. La energía y el ritmo vuelven en “Hatewave” para llevarnos a los Deep Purple mas festivos, sacando su parte mas soul para hacernos botar en sus directos. Con criterio la sacaron como videoclip hace un año, enseñando lo que nos estaban preparando, y no nos han decepcionado.

La vena blues mas sucia vuelve en “Rough Seas”, un tema que te atrapa, ese sonido tenso que da en la tecla justa para conseguir llegar al espíritu de los grandes temas de los 70. El disco lo cierra “Struck by Ligthning”, una canción de mas de seis minutos con cierto aire al tema anterior, con guitarras slide, la fantástica parte del bajo solo con el solo de piano, esa parte final que por momentos llega a la épica, con melodías casi eclesiásticas y esas percusiones que le dan ese misticismo. Una canción perfecta para acabar un disco tan bueno como este.

Imperial Jade ha conseguido sacarse de la manga un disco que ya es un clásico y que tendría que estar en nuestras estanterías de vinilo gastado de tanto escucharlo. Ahora que el efecto de Greta Van Fleet ha devuelto el rock’n’roll de la escuela de los Led Zeppelin y que los hermanos Robinson siguen por separado sacando a relucir sus aromas a The Black Crowes, que una banda de aquí como son Imperial Jade saque un disco como este no puede pasar desapercibido. Espero que su actuaciones en festivales o teloneando a otras bandas grandes, haga llegar su música y talento al mayor publico possible.

Ray Molinari
Sobre Ray Molinari 137 Artículos
Adicto a los vinilos y a los directos. Fotografo allì donde no haya sol y suene buena musica, con ya mas de 25 años pisando salas de concierto, ha visto de todo en todas las salas. Coleccionista de lp's y 7" que acaban sonando en sus sesiones como dj