Top 5 duetos imposibles según… Jordi Tàrrega

Los duetos y colaboraciones siempre han sido una maravilla, una idea fantástica que permite a artistas de todo tipo reinventarse, llegar a otros públicos, hacer una reverencia, un tributo, o poderse marcarse el mero hecho de hacerlo porque uno puede. A lo largo de la historia de la música siempre los ha habido y hay discos hechos ex profeso para ello. Normalmente esta combinación de estilos intenta sorprender y conseguir llamar la atención. Cuando en el Primavera Sound se programó a Los Chichos y Venom seguidos había una intención clara. Ojalá hubiera salido algo de allí, algo musical, digo. También Manowar coincidieron con Bertín Osborne en un hotel pero la cosa no pasó de una foto. ¿Dijo-cantó Bertín eso de… “Buenas noches Manowar”?

Aquí hemos recopilado en un top los WTF más espectaculares que hemos podido reunir. Personajes míticos, cuadrúpedos, Marta Sánchez y fronteras estilísticas inesperadas con grandes troleos es lo que selecciono esta vez. Hay centenares más pero aquí hay una primera entrega. Disfruten…

 

“The Laughing Gnome”

Artista: David Bowie
Álbum: The Gospel According to Tony Day (B-side) (1967)
Autor: David Bowie

Fue votado el peor tema de David Bowie, y bueno, podríamos añadir que quizá sea el peor de la historia. Bowie empezaba y tuvo la espectacular idea de realizar un dueto con un gnomo. ¡De verdad, no es coña! ¡David Bowie! El Duque Blanco, Ziggy Stardust, el creador de “Space Oddity” vio como una gran idea el hacer esta mierda (ojo, yo nunca utilizo esta palabra) avanzándose un par de décadas a El padre Abraham y los Pitufos. ¿Os imagináis qué hubiera pasado si este engendro hubiese triunfado en su día? Bowie podría haber terminado siendo un ventrílocuo para niños.

En 1990, cuando Bowie pidió a los fans que eligieran vía telefónica las canciones que querían que tocara para la gira, y, sus propios fans le trolearon (décadas antes de que se inventara este concepto)… ¡fue votada la primera! Como os podéis imaginar ni se le pasó por la cabeza tocarla. Arreglos de canciones de Festival de Eurovision de los 60, con mucha orquestación en los detalles y contramelodías, y un enano que aparece y acompaña a las voces a Bowie, que vaya, en esos días no era la rutilante estrella que fue luego. La letra versa sobre el encuentro con el gnomo y al final del tema se parte de risa don Bowie ante las ocurrencias de su bajito nuevo amigo. ¡Alucinante! De verdad…


“I Am a Hot Dog”

Artista: Mabel
Álbum: I Am a Hot Dog (7″ single) (1979)
Autores: Andy Larsson, Christian Have, Michael Trempenau y Pete Nilsson

El que años más tarde sería un reputado músico de heavy metal al mando de White Lion tuvo un delicioso inicio en su Copenhague natal al frente de Mabel. Una banda prefabricada con músicos mayores en edad y quedando él como estrella adolescente. El encanto kitsch que poseen es todavía enorme, y de verdad que hay temas que merecen la pena incluso a día de hoy. Pero ojo, abrir un disco con un dueto con un perro es algo terrible. El tema es pegadizo e incluye ladridos acompañando a las voces a Mike Tramp. Es una base de rock ‘n’ roll de toda la vida y ya de entrada “el firulais” da la entrada, luego cae el redoble de batería.

Se explotan las capacidades perrunas y hay llantos, aullidos y otras texturas cuadrúpedas mientras Tramp canta eso de “Soy un perro caliente”. Obviamente allí hay todos los dobles sentidos que encandilaron a todas las quinceañeras de la década. Incomprensiblemente Mabel triunfaron en España (menudo país) y Tramp llegó a vivir en Madrid rivalizando con los Pecos y Miguel Bosé en las revistas de chicas. Luego vino la llamada de lo salvaje y se decantó por los Estados Unidos y el heavy metal. Yo le pongo a mi hijo de tres años la canción, a él le gusta porque canta un perro, a mi porque está Mike Tramp. Se avanzaron varias décadas a Caninus, de quienes ya hablaremos otro día.


“Moja Mi Corazón” (feat. Slash)

Artista: Marta Sánchez
Álbum: Azabache (1997)
Autores: Andrés Levin, Camus Celli y Fernando Osorio

Un cheque es un cheque… pero tu prestigio es tu prestigio. La balanza del guitarra de Guns siempre se decanta por un lado y no le importó para nada participar en un disco de Marta Sánchez, la ex de Olé Olé, que iba ganando fama año tras año. “Slash vendido” era el titular de la revista Heavy Rock, pacazos atacando a una Paca de Champions League. Con el tiempo es divertido pensar en ello y ver aparecer a Slash con su sombrero de copa en el videoclip de Marta, que orgullosa y henchida, fardaba en las ruedas de prensa de contar con una estrella de ese calibre para su nuevo disco.

Le fue mejor a ella que a él (en esos días), pero con tanto tiempo libre pues uno iba haciendo lo que podía… La canción de la Sánchez me parece absolutamente igual a todas, pero yo sólo conozco: las buenas de Olé Olé (que serán dos), la que sale en el coche con un señor rubio y es famosa… y el himno de España. Y las mejores siguen siendo las de Olé Olé, especialmente la versión de “Lily Marlene”. Pero claro, os habla un Paco del metal. El caso es que la colaboración fue a más y grabaron otro tema juntos para la intrascendente película “Tu asesina que nosotras limpiamos la sangre”, la traducción literal de “Curdled”. “Obsession” se llamaba el tema para el film que no me he tomado ni la más mínima intención de mirar ni escuchar. Ojo al título de “Moja mi corazón”. La poetisa ya daba pistas de que estaba preparada para ponerle letra al himno de España. Perros y gnomos eran mejor opción, pero seguro que pagaban menos…


«3 A.M. Eternal» (feat. Extreme Noise Terror)

Artista: The KLF
Álbum: 3 A.M. Eternal (Christmas Top of the Pops 1991) (1992)
Autores: Jimmy Cauty y Bill Drummond

Es imposible no dejar de amar a los británicos KLF, banda de música dance, y… más allá de si odias el estilo, hay que sacarse el sombrero ante ellos. Este dúo de locos trascienden todas las etiquetas y llevaron el concepto del “troleo” hasta el nivel Dios décadas antes de que se hiciera popular. Tocaron los huevos a todos los que pudieron y terminaron despidiéndose del mundo de la música con todas las copias de sus discos retiradas de las tiendas. De entrada, les dio por publicar cada disco con nombres de bandas diferentes y fusilaron temas reconocidos y mundialmente famosos, empezando por el glam rock y llegando a ser número 1 uniendo la sintonía de la serie Dr. Who, El “Rock and Roll Part 2” de Gary Glitter y el “Blockbuster” de The Sweet. ¿Qué puedes hacer para celebrarlo? Pues publicar un libro explicando cómo se hace un número 1, así de sencillo y sobrado. Tocaron las pelotas luego a ABBA y les pusieron en jaque para despertarlos de su letargo, y las miles de copias de sus discos editados, en los que plagiaban a los suecos, terminaron quemadas y con las cenizas arrojadas al Mar Báltico. ¿Es imposible no amarlos, verdad?

Cuando decidieron hacer un disco sin utilizar bases de ninguna otra banda previa y la cosa no les fue nada mal colándose en las listas de muchas partes del mundo y llegando a ser considerado el disco The White Room como uno de los más influyentes y destacados LPs de la música de baile. The KLF llegaron al número 3 en Inglaterra y les subieron a tocar en la ceremonia de los Brit Awards del 92. Se presentaron con la banda de grindcore Extreme Noise Terror y montaron un auténtico desastre y desbarajuste musical que incluyó ráfagas de balas de fogueo a los encorbatados asistentes, un cadáver de cordero y unas muletas. Se rieron de todos y hasta se fueron ovacionados, por una gente, que nunca entendió que había pasado allí. Mientras se despedían el speaker dijo que: “The KLF acaban de dejar el negocio musical”. Alucinante… lo dejaron en ese momento, pero hubieron bastantes más episodios en su brillante y aparatosa despedida. Lo dejaremos para otro día.


«Welcome to My Nightmare» (feat. The Muppets)

Artista: Alice Cooper
Álbum: Rock Music with the Muppets (1985)
Autor: Alice Cooper y Dick Wagner

Si lo piensas un poco Alice Cooper y los Muppets eran perfectos para un dueto, y obviamente se lucieron de lo lindo con coreografía incluida: Cooper y un fantasma bailando al son de “Welcome to My Nightmare”. Si es que el tema pedía a gritos a Gustavo, Peggy y Animal, a pesar de que no aparecen y sí lo hace una banda en segunda línea y en un decorado propio de los films de la Hammer. Ese esqueleto con el que juega The Coop es todo un homenaje a Vincent Price (que también visitó el programa).

Los muchos fanáticos religiosos quedarían en entredicho al ver que un pervertidor de las juventudes jugaba con muñecos de trapo en horario infantil, en programa un infantil y jugaba a vestirse de vampiro. ¿De verdad le iban a tomar en serio? Por cierto, de todos los duetos aquí recogidos, es el que menos miedo da.

La actuación tuvo lugar durante el episodio 307, emitido el 24 de noviembre de 1978.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 496 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.