Therion – Leviathan II

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 28 de octubre de 2022
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Lori Lewis – Voz
Thomas Vikström – Voz, coros
Christofer Johnsson – Guitarra, teclado, programación
Christian Vidal – Guitarra
Nalle Påhlsson – Bajo

Temas

1. Aeon of Maat (2:36)
2. Litany of the Fallen (4:10)
3. Alchemy of the Soul (4:10)
4. Lunar Coloured Fields (5:40)
5. Lucifuge Rofocale (4:42)
6. Marijin Min Nar (3:56)
7. Hades and Elysium (4:22)
8. Midnight Star (4:42)
9. Cavern Cold as Ice (3:25)
10. Codex Gigas (4:06)
11. Pazuzu (4:27)
12. Aeon of Maat (Alternative Vocals Version) (2:37)
13. Pazuzu (AOR Version) (4:27)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Therion – Leviathan II
Todos los discos de Therion – Leviathan II en Amazon


Christofer Johnsson no es un tipo normal y eso de trabajar en un disco único y “normal” no va con él. Entrevistamos hace unos años a su guitarrista argentino Christian Vidal y, para su anterior obra Leviathan, nos decía que estaba contento puesto que era el primer disco “normal” que hacía con el grupo. Y es que Beloved Antichrist fue un disco triple, Les Fleurs du Mal uno de versiones-adaptaciones de la música francesa de los 50 y 60… Y Leviathan fue un disco como tal, sí… pero con la pandemia de por medio y Johnsson con tiempo para componer pues claro, se fue a las 50 canciones compuestas.

Discográfica y banda han preferido lo de irnos espaciando las entregas y no volver a hacer otro disco triple a la vez, sí que es una trilogía. También se ha optado porque los coros sean los grandes protagonistas del disco. Hay grandes individualidades vocales en terrenos más metaleros, pero más circunscritas dentro del mundo de la lírica. De todos modos: repito, la sensación que deja a la primera escucha te puede dejar frío, pero es un disco de muchísima profundidad y 100% Therion.

La obra no entra precisamente de primeras a pesar de que vas a poder saborear lo que esperas de Therion: coros, grandilocuencia, voces operísticas sobre base metal y grandes canciones. Da la sensación primera de que es un disco dominado por las voces femeninas y que incluso hay momentos que le falta fuerza. Pero… a medida que vas escuchando el disco y entras de lleno, ves que supera en bastante su anterior entrega.

“Aeon of Maat” juega con ser directa y el coro femenino enfrentado al solista masculino. Sorprendentes cambios de voz, especialmente llegando al tramo metal del final y a destacar la gran batería. Uno de los singles ha sido “Litany of the Fallen”, pesada, más pausada y con momentos muy oscuros. Gran estribillo con unos aires cercanos a Nightwish por lo de acentuar los coros marcando tiempos, aunque luego bajan a la cripta con estilo y mucha clase.

Una de mis favoritas es “Alchemy of the Soul”, uno de esos temas estelares, más pausados, muy hímnicos y con mucho gancho. Dotada de aura misteriosa y un poco sonando al “Crowning of Atlantis”. La verdad es que Johnsson sigue consiguiendo enamorar a sus fieles. El estribillo es sencillamente impecable, con esos arreglos de violín.

En “Lunar Coloured Fields” empezamos a pizzicato, con ls cuerdas frotadas y poco a poco se da el protagonismo a la soprano Lori Lewis para que luzca imponente en un tema que incluye incluso teclado Moog, a lo Deep Purple entre los muchos arreglos. “Marijin Min Nar” vuelve a combinar ambos coros haciendo que la pieza suene a clásica, entre el Theli y el Vovin, pero menos contundente.

“Hades and Elysium” es de esas piezas evocaras que te llevan a recordar el “Son of the Sun” y otros clásicos a medio tiempo. Aquí sí hay un precioso dueto vocal entre Thomas Vikström y Lori Lewis, de esos que eriza la piel. De lo mejor de un disco realmente logrado y con canciones que merece ser tocadas en directo. “Midnight Star” pone la potencia siendo la más cercano a sus primeras etapas. Protagonismo para Vikström y una soprano estelar en un tema vocalmente exigente como pocos. Lo que hacen las voces aquí es absolutamente impecable, y esa especie de acordeón final un lujo tremendo.

“Cavern Cold As Ice” es de largo lo más accesible que ha creado Therion y la línea vocal es absolutamente ABBA por mucho que vistan la canción de guitarras y mucha potencia de bajo y batería. Es una delicatessen, especialmente cuando la soprano acompaña a la solista doblando sus partes. Puede que el disco parezca que no arriesga, pero hay cositas muy a tener en cuenta, y este tema es una de ellas.

Hay que hablar de esa cabalgada contundente que es “Lucifuge Rofocale” que por momentos queda entre Therion y Savatage por los elementos progresivos y esas guitarras tan duras y logradas. No llega al nivel de “Wine of Aluqah”, pero estamos ante un tema que rememora los tiempos de Vovin, y eso… son palabras mayores.

En “Codex Gigas” hay todos los clichés habidos y por haber del grupo con protagonismo vocal masculino, pero sonando un poco a refrito de todo lo ya aportado durante tantas décadas de singladura. “Pazuzu” es una maravilla y me atrevería que es un nuevo cásico para Therion. Espectacular labor compositiva, del solista masculino y de un coro femenino envolvente y poderoso. Hay un par de canciones extra con tomas alternativas de temas del disco que también convencen ampliamente.

Therion ya no van a volver a sorprender ni a hacer avanzar el heavy metal, pues eso ya lo hicieron desde 1996 al 2005. Leviathan II es otra muy buena muestra de que Therion es una banda que a estas alturas ya vive de lo que han creado, y bien que hacen. Es un disco que necesita de escuchar y al final terminas rendido a él. Han ido pasando los años, pero no hay banda alguna que se les acerque ni en calidad ni en atrevimiento, incluso en pleno 2022. Del metal sinfónico son maestros absolutos.

Lo más difícil del mundo musical es conseguir un estilo y que cuando suene tu música seas reconocible al momento. En esto no hay duda de que Therion lo tiene y que pocos les tosen. Sólo nos podemos quejar de que hayan suspendido la gira pues es uno de esos conciertos marcados en rojo a los que hay que asistir. Disco a la altura de lo que son Therion.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1052 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.