Entrevista a Lunavieja: ‘La suerte está para quien la focaliza y la proyecta. Tenemos suerte, pero no es una cuestión de azar ni aleatoriedad. Es fruto de nuestro propio esfuerzo y nuestras inquietudes’

¡Hola, chic@s! Como siempre, un placer poder intercambiar unas palabras con una de las mejores bandas emergentes de la escena nacional. Primero de todo y casi obligado, por desgracia, es preguntar sobre la pandemia. A nivel personal y familiar, ¿todo bien? 

Muchas gracias por preguntar. Sí, estamos bien y nuestro entorno está bien, por suerte.

Para la gente que no os conozca, ¿podéis comentar, con vuestras propias palabras, quienes sois? ¿Cuáles son vuestras principales influencias?

Somos una banda malagueña que emerge de un claro motivo de lo más profundo y primitivo; personas movidas por inquietudes que buscan la forma de canalizarlas y convertirlas en algo que pueda ser compartido con el mundo. A día de hoy, podríamos definirnos como una banda que busca el resultado sensitivo más allá de un estilo musical concreto. Tocamos stoner, doom y psicodelia, estos son nuestros pilares, sin embargo, nuestro propósito, en el cual nos embarcamos con mucho tacto, es el de ramificar y realizar un viaje que podamos transitar con otros elementos sonoros y estilos partiendo siempre de las bases que ya hemos cimentado. En este primer disco hemos creado la raíz, ahora estamos haciendo que crezcan los tallos.

Nuestras influencias vienen de diversas fuentes, además de la música: literatura, costumbrismo, mitología, cine, teatro… En lo musical, hay influencias comunes, pero cada miembro de la banda aplica las suyas propias, es decir, no ponemos en común lo que hacen otras bandas para intentar seguir su senda, aunque obviamente, los maestros son maestros y se aprende acercándose a ellos. Tomamos referencias y extraemos la esencia para dar nuestra propia forma. Citando nombres que nos han movido en la creación de este primer disco están Windhand , Electric Wizard, Cough, Eyehategod, Dystopia, Sleep, High on Fire, Candlemass, Monolord, Mogollar, Can, Dead Can Dance, Comus, Silberius de Ura Neønymus.

Sin embargo, sonoramente hablando, tenemos aún mucho más que no solo nos influencia, sino que nos está impulsando en la evolución de nuestro sonido y que ya estamos empezando a utilizar de cara a nuevos pasajes y composiciones. Por citar algunos… Diamanda Galás, Lole y Manuel, Selda Bagcan, Lustmord, MMMD, Swans, Heilung

¿Cómo definiríais vuestro álbum debut? ¿Consideráis que habéis entregado todo lo que teníais en mente?

No podemos estar más contentos. La composición ha ido de la mano de todos nosotros, todos aportamos a la hora de crear los temas. Además, hemos tenido la suerte de contar con grandes profesionales a la hora de grabar, producir y publicar el álbum.

Sin embargo, fue necesario cerrar ya el proceso creativo para empezar a caminar. Las canciones han seguido evolucionando después de haber sacado el disco. Nuestras inquietudes siguen creciendo, al igual que nosotros como banda. Teníamos y tenemos mucho en mente, pero ahora estamos encontrando más formas de poder canalizarlo todo. Así que, sí, estamos muy contentos aunque nos quede mucho por entregar.

Musicalmente, el disco es inmenso. Contiene pasajes preciosos y usáis multitud de recursos para engrandecer el sonido y las atmósferas. El trabajo de producción imagino que es igual de importante que el de composición. ¿Cómo habéis trabajado para crear Lunavieja

Al principio todo estaba más “crudo”; teníamos las canciones estructuradas con guitarra, bajo, batería y voz (acorde a los tres miembros que éramos), pero con la entrada de nuestro cuarto integrante empezamos a revisar los temas, buscando dónde poder añadir capas de sintetizador, sonido atmosférico y partes recitadas. Fue un reto porque ya teníamos las canciones hechas y quisimos dar un paso más allá añadiendo carga atmosférica.

A base de probar y probar abrimos la mente de tal manera que sentíamos que, de repente, las posibilidades de añadir nuevos elementos sonoros que cohesionaran eran muchísimas. Podríamos haber dado mil vueltas más a las canciones, pero necesitábamos dar un cierre sin excesos. Al final, todo se resume en jugar, sin prejuzgar ni anticipar, sino a investigar y probar a hacer cosas mientras tienes tus ideas en mente.

El trabajo gráfico de este disco es rico; se trata de una ilustración del artista Key Svn Cvlt. ¿Qué me podéis contar de su significado? ¿Tiene relación con alguna canción en concreto o con algún tema abordado en el disco? 

El tejido de nuestro trabajo procura que todo esté en sintonía, hilado. Que aún al tener las piezas sueltas, encajen en un todo, y con la portada no podía ser menos.

Es la escena de un ritual de desdoblamiento del alma y conversión del cuerpo. Una anciana que alegoriza las viejas costumbres de la brujería tradicional, en la cual se comulga con la naturaleza. Se aplica un ungüento en la piel y el cuerpo de esta se transforma en animal, dando el paso del antropocentrismo hacia el espectro salvaje y puro como parte de la deidad colectiva de la naturaleza. El fuego, el pentagrama del suelo, las plantas que enmarcan la imagen (estramonio, acónito, beleño…), la lechuza testigo… Todo son elementos y referencias a la historia de la brujería.

En efecto, hay canciones que van directamente ligadas a esto. No obstante, nuestro propósito no solo es hacer retrospectiva de estas viejas costumbres, historias y leyendas, sino crear un puente que conecte con el presente.

El proceso de creación y grabación de un disco siempre es algo muy importante para una banda. ¿Hay algún detalle curioso del proceso de creación del disco que sea digno de contar a nuestros lectores y a vuestros fans?

Solo el hecho de lanzarnos a grabar fue algo especial; podríamos decir que todo fue sobre ruedas y que estábamos ya totalmente preparados y seguros de todo. Pero no fue así. Lo realmente mágico fue la necesidad de arrancar, de empezar a moverse, de exponernos, que es la clave de hacer que algo suceda; dar el paso. Podríamos haber buscado un momento concreto o esperar a estar en un estado más avanzado de entendimiento con lo que hacíamos. Pero no, no nos guiamos buscando la perfección, sino por el impulso.

El disco tiene muchos elementos folk – paganos. Me gusta pensar que nuestro hábitat natural moldea nuestra personalidad y por esta regla de tres, moldea a una banda ¿Cómo ha moldeado Málaga a la banda? 

Muy interesante pregunta. El ecosistema de Málaga está muy alejado de los sonidos que se fraguan el disco, así que a primera vista, nadie diría que una ciudad costera tan mediterránea, soleada y calurosa ha sido fuente de inspiración para la creación de este álbum. Sin embargo, haciendo un símil con las costumbres paganas: si miras más adentro y no te quedas en la superficie, encontrarás mucho más y alejado de lo que a primera vista se percibe en esta ciudad.

Málaga tiene sus rincones, sus escondites y sus congregaciones de gente llena de inquietudes. Existen testimonios tanto aquí como en el resto de la región andaluza sobre brujería, y por ende, es una ciudad de un folclore muy significativo, y las artes que aquí se fraguan siempre están influenciadas por las raíces de las viejas costumbres.

Málaga es una ciudad de artistas, sin embargo, poco se habla de la cantidad de artistas urbanos y del underground que habitan en ella. Hay mucha riqueza cultural y gente con un talento multidisciplinar y una sensibilidad muy especial. En nuestros conciertos vemos caras nuevas y caras repetidas que reciben de nuestra energía, se crea una simbiosis, un aquelarre. Esa gente que nos rodea y con la cual compartimos gustos e intereses nos ha brindado un apoyo, un calor y una fuerza muy importante. Esa es la verdadera Málaga.

Spinda Records siempre apuesta por bandas como Lunavieja; nosotros, como medio, tenemos una muy buena relación con ellos. 🙂  ¿Cómo se forjó esta alianza y qué os ha aportado el sello? 

Como con el resto de sellos que nos respaldan, fuimos con el típico “Hola, somos Lunavieja y este es nuestro trabajo”, con nuestros temas adjuntos para que le echasen una oreja.

Berto vio algo en nosotros y desde un primer momento nos ha ido asesorando en este mundo en el que estamos verdes, siempre mirando por el bien de la banda. La relación ha ido creciendo poco a poco y le debemos mucho, pues nos ha conseguido importantes conciertos y nos ha ayudado con infinidad de dudas del día a día de una banda.

Una parte muy importante de esta relación es todo lo que nos está aportando a nivel de entendimiento para conocer mejor los mecanismos del mercado musical. Eso nos hace también afianzar la necesidad de valorar más nuestro trabajo y hacer que todo funcione en su conjunto, no solo en la banda, sino más allá: relaciones con sellos, promotores, prensa…

He leído buenas críticas de vuestro disco, ¡enhorabuena! Suponiendo que la suerte no existe, todo ello es el resultado de un trabajo bien hecho. ¿Qué es más fuerte en vuestro subconsciente, el vértigo o la seguridad? 

No vamos a negar que da un poco de vértigo pero se contrarresta con la satisfacción que provoca el ver cómo la gente disfruta de nuestro trabajo tanto como nosotros al tocarlo. Eso nos da seguridad y ganas de seguir adelante, sin duda.

La suerte está para quien la focaliza y la proyecta. Sí que tenemos suerte, pero no es una cuestión de azar ni aleatoriedad. Como bien dices, ello es fruto de nuestro propio esfuerzo y nuestras inquietudes. Claro está que la inseguridad está siempre ahí, más aún cuando ves que se abren las posibilidades, que nos dan opciones de tocar aquí y allá… Y todo eso llega a colapsar de una manera u otra con la forma de vida de cada uno. Pero al final, el motor principal es confiar en ti, escuchar al equipo y a las sensaciones. Al igual que nadie nos ha puesto este disco entre las manos, nadie nos va a colocar en una zona de confort. La tenemos que conseguir trabajando. Todo tiene un punto de esfuerzo y un punto de fuerza. Hay y habrá muchas dudas, pero es lo que nos toca. Si supiésemos mirar siempre en una misma dirección, no tendríamos en cuenta lo demás, y no sería sano. Siempre habrá motivaciones contrarias y habrá que elegir. En este caso, el resultado del trabajo bien hecho es un buen condicionante que nos aporta seguridad para mirar más de frente al vértigo y seguir adelante.

Tras un buen disco debut, la “obligación” de dar la talla con el sucesor a veces causa mella en las formaciones. ¿Cómo lo veis? ¿Estáis preparados para todo?

En este 2023 nos hemos propuesto sacar nuevo material, con la experiencia obtenida de los conciertos y sin ponernos límites creativos dentro del sonido que venimos trayendo. Queremos introducir sonidos y contenido más cercanos a nuestras raíces y ver qué sale de la mezcla.

Tenemos muchos caminos abiertos para transitar y crecer como banda tanto a nivel artístico como a nivel de kilómetros y experiencias, y ello hace que florezcan diferencias entre nosotros como seres individuales que somos con intereses personales. Para estar preparado para todo hay que estar preparado para enfrentarnos a la duda. Pero al final, tenemos que tomar decisiones porque la vida es tomar decisiones. No podemos estar plenamente seguros de ellas ni tenerlo todo controlado. La vida son caminos que se abren, y puedes optar por uno u otro, y está bien. Lo que NO puedes hacer es quedarte parado. La vida es incierta. Siempre hay y habrá complejidad.

En cuanto a la banda en directo, habéis tocado en el Tabernas Desert Rock Fest y el Sonic Blast. Empezáis también a girar por salas nacionales. Creo que aún os queda pisar Barcelona… ¿Qué tal estos festis y cuándo os podremos ver por aquí? 

Imagínate, acabamos de empezar, como quién dice, y hemos compartido cartel con referentes como Electric Wizard, Slift, My Sleeping Karma o Colour Haze, así que estamos en una nube. Hemos vivido experiencias muy buenas y nos han tratado muy bien allá donde hemos ido, tanto como para repetir y poder dar cada vez un mejor show. Este año que viene queremos empezarlo componiendo cosas nuevas y luego tocar allá dónde podamos. Estamos encantados de llegar allá donde podamos ir, ya sea Barcelona, Madrid, Galicia…

Cada concierto es un paso más de aprendizaje y de autoconocimiento. Esos dos festivales han sido dos puntos de inflexión en nuestra carrera, no solo por el hecho de tener la bonita experiencia de tocar ahí, sino por el feedback recibido y las sensaciones tan positivas. Eso te lleva a una tesitura en la que sí o sí tienes que creer aún más en lo que haces y querer compartirlo. Ya hay conversaciones para visitar Barcelona (y otras ciudades), y cuanto podamos organizarnos, cerraremos fechas y trazaremos la ruta.

Las bandas como Lunavieja son muy detallistas con todo el formato estético. La simbología, vestimenta, instrumentos, vídeos. ¿Cómo funciona o quién se encarga de trabajar en este tema tan concreto? 

En este punto cabe hacer mención especial a Estefi, nuestra bruja en la batería; ella es el nexo principal con el contenido de Lunavieja. Es una apasionada de la literatura, el folclore y la historia de la brujería, lo cual nos sirve de anclaje si en algún momento nos vemos perdidos, pues no nos dedicamos a contar historias como tal de forma enciclopédica, sino a extraer una esencia viva que nos lleve a crear y construir una energía y un concepto desde ahí. Además, ella es una artista plástica excelente; las máscaras y las coronas que usamos están hechas con sus propias manos. En su perfil de instagram (@little_bat_things_) veréis gran parte de su trabajo.

Una vez ya con ese germen, vamos añadiendo y construyendo alrededor de forma que todos podamos ser partícipes haciendo y deshaciendo llenándonos de otras fuentes entendiendo cada vez mejor cuál es nuestra propia simbología, qué es Lunavieja. El contenido estético es una parte muy importante, puesto que, una vez que ya conocemos bien nuestra imagen, sabemos qué cosas casan bien y cuáles no tanto, entonces jugamos en un terreno en el que no todo vale. Buscamos la unificación de todo, para que no solo la música sea el punto fuerte, sino que todo esté aunado en su conjunto (portadas, puesta en escena, vídeos, fotos, redes sociales…).

En nuestra vida nos han enseñado siempre a luchar por cumplir los sueños. Como músicos y como banda entiendo que tenéis una serie de objetivos y sueños marcados en rojo. ¿Qué sueños, realistas, tenéis como banda?

En efecto, hay que luchar, esforzarse y aguantar. Nadie ha hablado de unos objetivos concretos, sin embargo, la forma en la que estamos ejecutando todo es la forma en la que lo haría alguien que aspira a conseguir algo, pero lo hacemos desde la perspectiva del día a día. Un sueño muy realista es hacer que esto continúe por donde va; que siga funcionando como funciona, que vaya a más y que ello nos lleve a recorrer más escenarios, a conocer a más gente, a componer más… Nos encontramos (y nos encontraremos) con dificultades, pero eso es lo bonito; ver que esto sucede porque lo provocamos quienes nos los trabajamos y seguiremos adelante por nuestro propio pie. Cada cual, debido a su condición o su forma de vida puede estar más alejado de su sueño al sentirlo como algo difícil, o por el contrario, puede estar más empoderado con ello. Pero como tenemos que trabajar en equipo, hay que exponer las inquietudes y motivaciones personales para que Lunavieja siga volando. En definitiva, el objetivo común totalmente lógico es crecer y avanzar, no retroceder.

Bueno, chicos, muchas gracias por vuestro tiempo. Un fuerte abrazo desde Barcelona. Hasta pronto. 

Muchísimas gracias por dedicar espacio a nuestra hechicería. Un abrazo enorme. Nos vemos en el aquelarre.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 685 Artículos
Rock en todas sus extensiones