The Used – MEDZ

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 21 de junio de 2024
Discográfica: Big Noise Music Group
 
Componentes:
Bert McCracken – Voz, piano
Joey Bradford – Guitarra, coros
Jeph Howard – Bajo, coros
Dan Whitesides – Batería, coros

Temas

1. MEDZ (2:45)
2. Fuck You (2:57)
3. People Are Vomit (2:52)
4. Sisyphus (2:59)
5. Depression Personified (2:50)
6. Terrified (3:03)
7. Before I Leave (3:17)
8. Take Yourself Out (2:55)
9. Tell Me (2:39)
10. Pain Is My Therapy (2:48)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: The Used – MEDZ
Todos los discos de The Used – MEDZ en Amazon


The Used, esa banda icónica que definió a una generación con su enérgico y emotivo sonido durante los primeros años de la década de 2000, ha lanzado un nuevo trabajo titulado MEDZ (2024). Este álbum, que recopila una serie de B-sides, no busca simplemente aprovechar la nostalgia, sino que muestra una evolución genuina y un regreso a sus raíces más auténticas.

Conocidos por ser los abanderados del emo angsty, The Used han pasado por una notable transformación a lo largo de los años. MEDZ no alcanza el estatus de sus obras maestras tempranas, pero representa un retorno sólido y satisfactorio a su esencia. El álbum destaca como uno de los mejores lanzamientos de la banda en los últimos años, mostrando una madurez musical y una producción cuidadosa, si bien, insisto, está alejado de su gloriosa tríada (de más a menos): In Love and Death (2004), Lies for the Liars (2007) y The Used (2002).

MEDZ captura la esencia emocional y la intensidad que siempre les han caracterizado, combinándolas con un enfoque más introspectivo y maduro. Aunque no reinventa su sonido ni alcanza las alturas de sus trabajos más aclamados, el álbum ofrece una experiencia sólida y coherente que recuerda a l@s fans por qué cayeron rendid@s a sus pies en su día.

Desde las notas iniciales de la homónima «Medz», una canción emblemática 100% The Used que combina la energía de su debut homónimo con elementos melódicos e introspectivos de discos posteriores como Toxic Positivity (2023), queda claro que MEDZ no es trabajo que haya que tomarse a la ligera. El álbum ofrece una mezcla impecable del saber hacer y la vulnerabilidad emocional que siempre han caracterizado a la banda.

Es interesante notar que MEDZ surge poco después del lanzamiento del mencionado y discutible Toxic Positivity. Aunque algunas de las canciones de MEDZ, como la pegadiza «Fuck You», no fueron incluidas en Toxic Positivity, esto no se debe a una falta de calidad, sino más bien a la abundante creatividad de la banda durante los años 2022 y 2023. Las sesiones de escritura con el productor John Feldman (Escape the Fate, Good Charlotte, We Came as RomansBlack Veil Brides) resultaron en una serie de pistas que bien podrían haber formado parte de un álbum doble.

En lo que realmente creo que falla MEDZ es en el apartado lírico, normalmente a cargo de Bert McCracken, vocalista de la banda, pues creo que las letras han pedido algo de frescura. Canciones como «Before I Leave» y la final «Pain Is My Therapy» exploran el desamor, la desilusión y la búsqueda de sentido, pero con una profundidad y madurez renovadas que reflejan el viaje de la banda a lo largo de los años. Su habilidad musical sigue siendo tan sólida como siempre, con cada miembro contribuyendo a la riqueza sonora del álbum. Los ritmos contundentes de «People Are Vomit», que creo que es el mejor corte, y el estribillo-himno de «Sisyphus» muestran la capacidad continua de The Used para escribir canciones convincentes, de esas que se pegan y que te hacen tirar atrás en el tiempo un par de décadas.

No me gustaría acabar sin antes reconocer el papel e importancia de una banda como The Used en la evolución del rock alternativo más descaradamente emo. Desde su formación, han sido pioneros en un género que canaliza la angustia y la emoción de una manera que ha calado profundamente en oyentes de todo el mundo,en generaciones enteras de jóvenes desubicados. Su capacidad para combinar letras sinceras y vulnerables con una energía desenfrenada ha inspirado a innumerables bandas y ha contribuido a definir una era musical.

Una muestra destacada de su impacto fue su colaboración con My Chemical Romance en la interpretación del clásico de Queen y David Bowie «Under Pressure» como parte de un esfuerzo colectivo para recaudar fondos para las víctimas del tsunami en el sudeste asiático. El tsunami, que ocurrió el 26 de diciembre de 2004, fue uno de los desastres naturales más devastadores en la historia reciente, y la respuesta internacional incluyó una serie de eventos benéficos destinados a proporcionar ayuda a las regiones afectadas. Esta colaboración no solo demostró su capacidad para rendir homenaje a los gigantes del rock, sino que también unió a dos de las bandas –aparentemente enfrentadas entre sí– más influyentes del movimiento emo.

The Used no solo han sobrevivido a las cambiantes tendencias musicales, sino que han mantenido una relevancia sostenida gracias a su autenticidad y creatividad. Han sido una voz para aquell@s que se sienten marginad@s y/o incomprendid@s, ofreciendo una conexión emocional que trasciende la música. En una industria donde muchas bandas vienen y van, The Used han demostrado ser una fuerza perdurable, capaz de evolucionar sin prácticamente perder su esencia.

Este lanzamiento, en definitiva, reafirma la capacidad de The Used para crear música relevante y emocionalmente resonante. MEDZ celebra el legado de la banda mientras demuestra que aún tienen mucho que ofrecer, explorando nuevos horizontes musicales sin perder su conexión emocional con l@s seguidores de siempre.

Para l@s fans de toda la vida y l@s que quieran unirse ahora, MEDZ es una prueba de que The Used sigue siendo una banda vital en la escena del rock alternativo. Aunque no sea una obra maestra, es un álbum correcto y (muy) disfrutable, que creo que aporta frescura y profundidad a una discografía suya que había perdido muchos enteros recientemente.

¿Acaso el paso de los años provoca que nuestra creatividad se vea mermada? La evolución de The Used sugiere que la respuesta no es simple. Mientras que algun@s podrían argumentar que la frescura y la innovación de los primeros años pueden ser difíciles de replicar, MEDZ demuestra que la madurez y la experiencia pueden dar lugar a obras profundamente satisfactorias. La creatividad puede transformarse, adaptarse y encontrar nuevas formas de expresión, reflejando las vivencias y la evolución de l@s artistas a lo largo del tiempo. Ahí, precisamente, es donde tiene cabida un trabajo como MEDZ.

Fotografía: Hunter Garrett
Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 569 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.