The Killers – Imploding the Mirage

Nuestra Nota


8.75 / 10

Ficha técnica

Publicado el 21 de agosto de 2020
Discográfica: Island Records
 
Componentes:
Brandon Flowers – Voz, bajo, teclados
Dave Keuning – Guitarra, voz
Mark Stoermer – Bajo, guitarra, voz
Ronnie Vannucci, Jr. – Batería

Temas

1. My Own Soul's Warning (4:35)
2. Blowback (4:00)
3. Dying Breed (4:06)
4. Caution (4:30)
5. Lightning Fields (4:18)
6. Fire in Bone (3:53)
7. Running Towards a Place (4:14)
8. My God (3:39)
9. When the Dreams Run Dry (4:43)
10. Imploding the Mirage (4:08)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: The Killers – Imploding the Mirage
Todos los discos de The Killers en Amazon


The Killers están de vuelta con todo lo que ello implica. El nuevo disco se titula Imploding the Mirage y es su mejor disco desde el lejano Sam’s Town de 2006. Tras los dos primeros singles de adelanto realmente increíbles, las expectativas estaban por las nubes. ¿Serían capaces de emular el potencial de Hot Fuss y Sam’s Town? La respuesta es Sí.

Tras tres discos notables pero incomprendidos, The Killers han evolucionado en búsqueda de la fórmula rock de bandas como Queen. Lograr hits rompe estadios, efectivos y sin concesiones. Y de hecho, lo han logrado. Aunque no admires a la banda de Brandon Flowers, ¿acaso no conoces “Mr. Brightside”, “Human” o “When You Were Young”? Las tres piedras angulares de los tres primeros discos de la banda de Las Vegas son himnos atemporales del nuevo milenio.

The Killers te llenan el estadio que les apetezca sin despeinarse, son capaces de reunir la hinchada más grande. De encabezar cualquier festival del mundo y ofrecerte uno de los espectáculos visuales más espectaculares del circuito. Pero, ¿porqué tantos detractores? Todo esto me lleva a incidir en la comparativa antes disimulada, ¿son The Killers los Queen del siglo XXI? La respuesta vuelve a ser Sí. Brandon no tiene ni tendrá nunca el carisma de Mercury pero musicalmente hay un símil enorme entre La Reina y Los Asesinos.

¿Acaso no gozó y sigue gozando Queen de una enorme colección de detractores? Que si sobrevalorados, que si no fuera por tres o cuatro temazos no serían nadie… Recordemos que Queen también vivió de sus fracasos y sus inventos, de tener una mentalidad muy abierta e incorporar decenas de estilos dentro de su rock. Pues en cierta medida, The Killers están emulando sin querer su trayectoria.

Imploding the Mirage es un disco corto, ¡bien!. Diez canciones todas ellas buenas es mejor que 15 con cinco de ellas flojas. 42 minutos de calidad es lo que necesitamos. La una bella imagen de portada es del artista tejano Thomas Blackshear y se titula “Dance of the Wind and Storm”. La banda anunció formalmente el álbum a los medios de comunicación el 15 de noviembre de 2019. Temáticamente y en lineas generales el disco es un resumen de la carrera hacia la gloria.

El vocalista, Brandon Flores dijo a la revista NME que la banda fue a Utah a grabar una parte del álbum ya que fue ahí donde Flowers «se enamoró de la música por primera vez», agregando que «fue interesante estar ahí de nuevo y escuchar algo de esa música con la geografía que coincide con la sensación. Algunas de esas cosas están comenzando a resurgir y mucho de eso tuvo que ver con la música de sintetizador. Esa siempre fue una parte de nuestro ADN pero definitivamente está aumentando.»

Musicalmente, incido, estamos frente al disco más potente de la banda en muchos años. La combinación de rock aireado, etéreo y edificante en este álbum proporciona una experiencia auditiva íntima e inspiradora. Las canciones se mezclan, pero todas funcionan como un ente independiente con características únicas. El disco es extremadamente consistente y completamente detallado lo que proporciona al oyente una música interesante y agradable de principio a fin.

La voz de Brandon Flowers cumple con su acometido. Su delicada interpretación y su carismática voz se funde con las variadas melodías del dúo formado por Dave Keuning y Ronnie Vannucci Jr., el juego entrelazado de guitarra y bajo sumados al siempre interesante trabajo de los teclados conforman diez canciones imprescindibles para entender este nuevo trabajo. Y la suma de todo ello queda bien resumida en el tema que cierra el disco, el homónimo “Imploding The Mirage” es posiblemente el temazo del disco no solo por la música sino también por el carisma que han sabido incorporar en ella.

El disco no contiene puntos flacos, cuando pierde intensidad rockera gana en emociones. Tan efectivas suenan las rockeras “My Own Soul’s Waring” -destinada a ser el nuevo himno de la banda-, “Caution” o “Running Towards a Place” -con gran aroma a The War on Drugs– como las lentas “Lightning Fields” -en la que colabora la cantautora K.D.Lang– o “Fire in Bone”. Todo compensado y equilibrado para el mayor disfrute del oyente.

Imploding The Mirage es un disco enorme en todos los sentidos. Al igual que el asombroso regreso de The Strokes con The New Abnormal, The Killers se apuntan un tanto inquebrantable con un necesario disco de rock que les recoloca como los abanderados de las bandas de rock de estadio del siglo XXI.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 325 Artículos
Rock en todas sus extensiones