The Dead Daisies – Holy Ground

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 22 de enero de 2021
Discográfica: Steamhammer / SPV
 
Componentes:
Glenn Hughes – bajo, voz
Doug Aldrich - guitarra
David Lowy – guitarra
Deen Castronovo - batería

Temas

1. Holy Ground (Shake The Memory) (4:49)
2. Like No Other (Bassline) (3:39)
3. Come Alive (3:50)
4. Bustle And Flow (3:40)
5. My Fate (4:28)
6. Chosen And Justified (3:43)
7. Saving Grace (4:08)
8. Unspoken (4:47)
9. 30 Days In The Hole (3:40)
10. Righteous Days (4:11)
11. Far Away (7:03)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: The Dead Daisies – Holy Ground
Todos los discos de The Dead Daisies en Amazon


Antes de empezar la reseña (días antes, para ser exactos), hago un par de apuntes:

1.- Un cambio de vocalista es siempre un punto de inflexión para cualquier grupo, sea para bien o para mal. De Glenn Hughes no vamos a dudar, su carrera le abala, pero para mi gusto Corabi le daba un tono de mala leche rockera al grupo que muy pocos le podrían dar. ¿Es esto un menosprecio a Hughes? No, para nada, y en la review se verá.

2.- Aunque es divertido escuchar a The Dead Dasies en disco, el grupo está hecho para petarlo en directo. En cualquier otro formato, pierde bastante.

Hechos esos dos apuntes, me dispongo a escuchar en profundidad el disco, dejar pasar varios días y empezar la review desde cero.

Ha sido un 2020 muy puta, sin música en directo y con una de las bandas que tenía grandes planes de gira, antes de que llegara Covid, era la última encarnación de The Dead Daisies. Actualmente, esos planes se han retrasado, oficialmente, hasta 2021 (me juego el cuello a que irá a más), por lo que, ¿qué mejor manera de comenzar el año que con un nuevo disco? Un nuevo álbum de estos chavales siempre es una gran noticia, y este, el quinto desde 2013, tiene el morbo adicional de presentar un nombre bastante potente que tiene una doble función, la del bajo y la voz: Glenn Hughes.

Pero ¿cómo suena? Bueno, en resumen, suena muy bien, pero, de nuevo, me costaría mucho encontrar algo que estos chicos hayan lanzado que no me suene así.  The Dead Daisies 2021 es, probablemente, una bestia aún más musculosa y pesada de lo que escuchamos anteriormente, ¡y algunos de los riffs grabados son aplastantes! Este es un álbum hecho para sonar fuerte (y escuchado en directo, por supuesto) y también es uno que está bellamente equilibrado con la pesadez que ya he mencionado con un poco de funk y soul, así como por algunos maravillosos momentos más ligeros. El toque rockero (que no metalero) lo doy por evidente.

Por supuesto, todos conocemos la voz de Glenn, por lo que cuando escuchas por primera vez la canción principal «Holy Ground (Shake the Memory)», no es posible que no te muevas. Es una introducción crujiente y un gran rompehielos que sugiere que este podría ser uno de los mejores discos hasta ahora en un catálogo ya bastante potente. También es una canción en la que realmente puedes escuchar y sentir todas las dotes de la banda.

El pensamiento que pasa por tu mente es que mientras profundizas más no es «¿pueden mejorar eso?», sino más bien «si se acercan, ¡será increíble!». Pero, cuando suena la siguiente pista, «Like No Other (Bassline)», la es respuesta inmediata. Es una canción construida sobre un gran ritmo que suena muy bien en la parte posterior del bajo y luego en la batería. También es una canción que le da a Glenn mucho espacio, lo cual es un gran contrapunto al maravilloso impulso que la guitarra de Doug le da a la pista. Me encanta el desglose con una guitarra abrasadora de Doug seguida de un bajo funk de Glenn. Sin duda, es un golpe mágico para comenzar.

«Come Alive» tiene un toque de Aerosmith a mitad de período y nuevamente está lleno de energía, ya que es impulsado por una línea de bajo y los versos de Glenn se suman a la intriga. A eso le sigue «Bustle and Flow», el segundo sencillo y la pista que ha estado en mi cabeza desde su lanzamiento en septiembre. Nuevamente tiene ese aire de Aerosmith y un sonido enorme y gordo que incluso puede recordar a Extreme. Y justo cuando esperas un poco de alivio del total de los rockeros, «My Fate» te golpea con una gran apertura similar a lo que Soundgarden de mi juventud antes de retroceder y agregar el primer momento más ligero en el disco. Esa luz, sin embargo, está perfectamente equilibrada por el riff aplastante. Es una canción que crece con cada escucha y una que me encantaría escuchar en vivo.

El punto medio viene en la forma de uno de mis favoritos, “Chosen and Justified”, que tiene una pesadez y un groove e, incluso, arrogancia que pocos pueden lograr. De momento, y aún estando en el primer mes del año, la meto como opción al top 5 anual. ¡Temón!

Lo notable de la segunda mitad del disco es que es igual de fuerte. «Saving Grace» inicialmente suena como un reinicio mientras construimos ese enorme ritmo y Hughes amenaza con dividir el cielo con su voz. Es imposible no moverse. Eso conduce al tridente asesino que sigue: primero tenemos «Unspoken», el primer sencillo lanzado en 2020 y con el que la mayoría estará familiarizado. Es una gran pista y, como la mayoría del álbum, otro rockeo impulsado por la guitarra, pero este con menos empuje. A continuación viene «30 Days in the Hole», el cover de la canción oficial de Daisies, esta vez es de Steve Marriott. Es una gran versión, un poco más suave que la original y un poco menos completa, pero tiene esos pequeños toques maravillosos que la hacen mucho más que un simple ejercicio de transposición de una canción ya clásica. La otra mitad del sándwich es «Righteous Days», que se lanzó originalmente en octubre de 2019 y la primera canción que presenta a Glenn Hughes en las primeras sesiones en Sunset Sound Studios en Los Ángeles te lleva de regreso a donde comenzó esta versión de la banda. Como ya sabrá, es una canción excelente y cuando la alcanza tan tarde en la lista de canciones, se da cuenta de que es una de las muchas canciones increíbles recopiladas aquí.

Sin embargo, la última palabra del lanzamiento es la épica de 7 minutos «Far Away», una suave balada conmovedora que desemboca en un dulce estribillo y está bellamente orquestada. A mitad de camino, la guitarra, el bajo y la batería aceleran un ritmo y los violines se vuelven más frenéticos, antes de los solos de Doug, y volvemos a los versos suavemente envolventes de Glenn. Es un final bastante satisfactorio para lo que ha sido un gran álbum que, francamente, te dejará sin aliento.

Supongo que la pregunta que pasa por la mente de la mayoría de las personas cuando escuchan sobre un nuevo álbum de los Daisies o un cambio en la formación es ‘¿es mejor que el anterior?’ En lugar de responder, dejo con unas palabras de Doug que he encontrado.

Cada vez que nos sentamos a escribir un nuevo álbum nos esforzamos por hacer un disco mejor que antes».

Se trata de un grandísimo disco de rock n’roll, con posiblemente algunos de los mejores temas de la formación. Seguramente el mejor y/o más completo de su carrera. Un disco que está bien escucharlo pero que será mucho más disfrutable cuando el maldito virus nos deje vivirlo en directo. Hughes es una máquina, aunque personalmente y para este tipo de música/grupo me quede con Corabi, la calidad del ahora cuarteto es innegable. Vaya manera de empezar el año, ¡la madre que me parió!

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 277 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.