The Cure – Wish (Especial 30º Aniversario)

Ficha técnica

Publicado el 21 de abril de 1992
Discográfica: Fiction Records
 
Componentes:
Robert Smith - Voz, guitarra
Porl Thompson - Guitarra
Simon Gallup - Bajo
Boris Williams- Batería
Perry Bamonte - Teclados

Temas

1. Open (6:53)
2. High (3:39)
3. Apart (6:40)
4. From the Edge of the Deep Green Sea (7:46)
5. Wendy Time (5:15)
6. Doing the Unstuck (4:26)
7. Friday I'm in Love (3:40)
8. Trust (5:34)
9. A Letter to Elise (5:16)
10. Cut (5:57)
11. To Wish Impossible Things (4:45)
12. End (6:45)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: The Cure – Wish (Especial 30º Aniversario)
Todos los discos de The Cure en Amazon


Wish es uno de los discos más controvertidos de The Cure. Adorado y odiado a partes iguales, el disco cuenta con millones fans y otros tantos detractores. Los más puristas afirman que es un disco mediocre, los otros lo consideran un disco capital dentro de la discografía de los británicos.

Lanzado el 21 de abril de 1992, Wish cumple hoy 30 años y sigue sonando hoy igual de fresco que hace tres décadas. Un disco que no ha envejecido ni un ápice y que sigue contando con canciones más que geniales. Incluso algún que otro himno como la archiconocida “Friday, I’m In Love”.

Wish, antecedentes y grabación

Para entrar en Wish es imprescindible viajar unos años antes y visitar su anterior disco, Disintegration (1989). La obra magna de The Cure supuso muchos cambios en la banda. El primero y seguramente más importante hecho fue el proceso judicial que acarreó la expulsión de Lol Tolhurst de la banda en plena grabación del disco, y de la demanda del exintegrante por los derechos de la marca.

Además, es imprescindible comentar el salto, que fue tan grande que casi acaban con la banda. A pesar del enorme éxito cosechado por The Prayer Tour, Robert Smith declaró que convertirse en una banda de estadios no era la idea que en un principio tuvo para The Cure.

Debido al enorme éxito obtenido con Disintegration, los promotores de la discográfica en Estados Unidos añadieron nuevas fechas pese a la disconformidad de Smith. En el estadio de béisbol de los Dodger, The Cure actuaron frente a 50.000 personas y engrosaron 1,5 millones de dólares.

Entre bastidores, el ambiente resultaba cada vez más tenso entre Robert Smith y el resto de sus compañeros. Hubo disputas continuas por la personalidad de Smith y por el uso y  abuso de sustancias narcóticas. Esto produjo un cierto distanciamiento del líder de la banda respecto al resto de sus compañeros, que declaró:

“He llegado a una etapa en la que no puedo lidiar con todo esto. Así que he decidido que este sea el último tour de The Cure”.

Sin embargo, tales declaraciones de Smith no resultaron ciertas. Disintegration fue y aún es considerado como una pieza fundamental del rock gótico.

En cuanto a la grabación, la banda trabajó en The Manor Studio, Oxfordshire (Inglaterra), propiedad de Richard Branson, el jefe de la multinacional Virgin Group. Las sesiones comenzaron el 1 de septiembre de 1991 y acabaron entre marzo y abril de 1992. Como en Disintegration, Dave Allen realizó nuevamente la producción del álbum junto con el propio Smith.

Pese a que las demos se llevaron a cabo con relativa facilidad, las sesiones de estudio fueron extremadamente difíciles. Sin los teclados de Roger O’Donnell, que quedó fuera de la grabación por problemas con algunos miembros de la banda, la producción de Wish se centró mayormente en la composición de un gran número de riffs de guitarra.

Para ello, y en sustitución de O’Donnell, Perry Bamonte, pipa de la formación desde hacía años, se incorporó oficialmente en 1990 al cuarteto restante y prestó gran ayuda en la producción de dichos riffs. Fue también el último trabajo del baterista Boris Williams.

Temática y estilo

The Cure compuso hasta cuarenta y cuatro canciones para Wish de las que solo se escogieron doce. La heterogeneidad del disco recordó a la de Kiss Me, Kiss Me, Kiss Me (1987).

Wish fue uno de los trabajos musicales más autobiográficos compuestos por Robert Smith. Aquí n expuso sus relaciones y contradicciones con el éxito, sobre todo en “Open” y “End”, respectivamente. Ambas fueron una especie de declaración de intenciones, en donde el cantante expresó el hartazgo y el cansancio que le producía haberse convertido en una estrella del rock.

La distorsión, y un esplendoroso uso de las guitarras y la experimentación con efectos, The Cure abrazaban el shoegazede una banda que estaba arrasando por aquel entonces: My Bloody Valentine.

Los irlandeses My Bloody Valentine fueron uno de los referentes de ese estilo con la publicación de su álbum Lovelessen 1991.Este grupo se convirtió en uno de los favoritos del propio Robert Smith quien, tras oírlos , declaró:

“Fue la primera banda que escuché que claramente nos pateaba en el culo y su álbum Loveless está entre mis tres favoritos de todos los tiempos. Es el sonido de alguien [refiriéndose al guitarrista y líder, Kevin Shields] que es tan resuelto que está histérico. Y el hecho de que gastaran tanto tiempo y dinero en esto es excelente”.

Smith compuso cuatro canciones con tendencias fuertemente shoegaze: “Open”, “From the Edge of the Deep Green Sea”, “Cut” y “End”.

Cifras y curiosidades

A pesar de no haber tenido la misma acogida que su antecesor Disintegration y recibir críticas dispares, Wish es el mayor éxito en la historia comercial de The Cure. Obtuvo el primer lugar en ventas del Official Albums Chart británico y segundo en la lista Norteamericana Billboard 200, con alrededor de 1.2 millones de copias vendidas.

Se hicieron ciento once conciertos en total y se estrenó además una película documental titulada Show (1993) dirigida por Aubrey Powell y Leroy Bennett. La extenuante gira se cobró una pleuritis del bajista Simon Gallup, que tuvo que ser sustituido por Roberto Soave. Boris Williams desertó de la banda mientras que Porl Thompson, devoto de Led Zeppelin, se enroló junto a Jimmy Page y Robert Plant cuando estos precisaron de un guitarrista extra para su nueva gira.

Tras finalizar el Wish Tour, Robert Smith anunció una vez más la disolución de The Cure; Smith no le veía futuro a la banda debido al litigio que tenía pendiente contra su excompañero Lol Tolhurst el cual demandaba a Smith todos los derechos de la marca The Cure.

Cuatro años tendrían que pasar, para que volvieran a lanzar un siguiente disco, el décimo de su carrera que llevaría por nombre Wild Mood Swings.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 646 Artículos
Rock en todas sus extensiones