Ten – Something Wicked This Way Comes

Nuestra Nota


8.25 / 10

Ficha técnica

Publicado el 20 de enero de 2023
Discográfica: Frontiers Music s.r.l.
 
Componentes:
Gary Hughes - Voz, coros, guitarra, programación
Dann Rosingana - Guitarra
Steve Grocott - Guitarra
Steve MacKenna - Bajo
Marcus Kullman - Batería
Darrel Treece-Birch - Teclados

Temas

1. Look for the Rose (6:29)
2. Brave New Lie (4:38)
3. The Tidal Wave (4:23)
4. Parabellum (6:40)
5. Something Wicked This Way Comes (7:04)
6. The Fire and the Rain (5:30)
7. New Found Hope (5:43)
8. The Only Way Out (5:14)
9. When The Darkness Comes (5:54)
10. The Greatest Show on Earth (5:33)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Ten – Something Wicked This Way Comes
Todos los discos de Ten – Something Wicked This Way Comes en Amazon


Cada vez, con el tiempo, se hace más difícil entender las posturas y decisiones que adopta el gran Gary Hughes, pero se vislumbra que es una persona de carácter y que no debe ser fácil el trato con él. A lo mejor si Ten no ha llegado al Olimpo que merecía es por su líder, quien sabe, pero lo que está claro es que a nivel musical el grupo sigue facturando música de una factura extraordinaria y este Something Wicked This Way Comes es otra muy buena muestra de ello: hard rock único y personal como pocos, classy y con un sello de personalidad absoluto.

No hay especiales novedades respecto a sus anteriores 15 discos, lo que sí sorprende que hayan tardado poco más de un año en conseguir un disco continuador de su anterior Here Be Monsters. Siguen contando con todo un Dennis Ward en tareas de producción que junto a Hughes realiza siempre un trabajo excepcional. También se agradece que ya no necesiten a tres guitarras, algo que era absurdo, y que se mantenga la formación estable, a pesar de que Marcus Kullman sea un baterista de sesión.

Una intro inquietante con voz narrada se abre paso para enfocar “Look for the Rose”, de impecable estribillo, solos precisos, perfectamente integrados y esos teclados envolventes que arropan la aterciopelada voz de su líder. Esta sería perfecta para el directo, aunque… ¿toca realmente Ten en directo? “Brave New Lie” es otro de esos medios tiempos marca de la casa, y aquí sí que la labor de las guitarras es tremenda, especialmente en el solo. Hay ese momento típico de parón y arrancada que tanto gusta a los fans, y Gary amolda perfectamente su voz sin necesidad alguna de agudos para enamorar.

Bella intro de teclado para dar inicio a “The Tidal Wave”, repleta de intensidad y melodía a manos de una producción pulcra marca de la casa. Ha sido single con todo merecimiento y el trabajo de Dann Rosingana y Steve Grocott a las guitarras vuelve a ser estelar. “The Fire and the Rain” mantiene el tipo general siendo otra buena composición, trabajada, con algún detallito de Marcus Kullman al charles y con una muy buena gestión de las melodías, y aun siendo algo ya muy visto, lo hacen de maravilla.

“Parabellum” va dotada de voces en off, hablando de la invasión rusa a Ucrania y el título de la canción es una especie de “prepárate para la guerra”. Un corte bastante feliz a pesar del tema tratado, siendo un hard rock de quilates que convence ya de primeras. Luego, canciones como “Something Wicked This Way Comes” responden a la fórmula de siempre, siendo melódicas y pegadizas a la vez que elegantes, pero… un servidor no se puede resistir a ellas. Tienen algo que atrapa y no te deja.

Optimismo y pomposidad flotan en “New Found Hope” en la que se queda Gary a solas con el teclado de Darrel TreeceBirch de inicio. Sería la balada del disco, y quizá algo sobre-producida y almibarada, a pesar de que no funciona nada mal. En “The Only Way Out” lo que más vuelve a brillar es el solo con guitarras dobladas en un corte interesante que tiene una muy bonita línea vocal. En todos los temas la base rítmica queda marcada y es plenamente audible a pesar de que no busca protagonismo, tocando por y para las canciones.

Una de las canciones más rotundas y conseguidas es justamente la que cierra el disco, titulada “The Greatest Show on Earth”. Intensa y melódica en un medio tiempo pleno y potente, de esos con los que juega habitualmente Hughes con maestría. Y redondeando el disco está “When Darkness Comes”, de generosa intro de teclados para darle inicio para luego a un corte que quizá sea el más prototípico y el que más pasa desapercibido de todos.

Me parece impresionante que tras 16 discos Ten sigan ofreciendo discos del nivel de este Something Wicked This Way Comes. Formación más o menos estable, grandes canciones y sonando perfectamente, como tienen que sonar. Dennis Ward tras los controles y el sello Frontiers son compañeros perfectos para el grupo de Gary Hughes al cual no se le agotan las ideas. Quizá sea un disco en el que hay que subrayar especialmente el trabajo a las guitarras, pues más allá de coros y teclados, que ya sabes que serán excelentes, aquí hay un plus. Si te gustan Ten… adorarás este disco.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1370 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.