Suzi Quatro – The Devil in Me

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 26 de marzo de 2021
Discográfica: SPV GmbH / Steamhammer Records
 
Componentes:
Suzie Quatro - Voz, bajo
Richard Tuckey - Guitarra

Temas

1. The Devil in Me (3:24)
2. Hey Queenie (4:08)
3. Betty Who? (3:57)
4. You Can‘t Dream It (3:10)
5. My Heart and Soul (5:13)
6. Get Outta Jail (3:18)
7. Do Ya Dance (2:44)
8. Isolation Blues (3:36)
9. I Sold My Soul Today (2:37)
10. Love‘s Gone Bad (4:35)
11. In the Dark (3:08)
12. Motor City Riders (3:54)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Suzi Quatro – The Devil in Me
Todos los discos de Suzi Quatro – The Devil in Me en Amazon


Tocaba darle homenaje a la gran dama del glam rock, y lo que son las cosas… en la pasada gala de Eurovisión el grupo itálico ganador tenían a una chica bajista con el mismo look y corte de pelo que la eterna Suzi. Y que esta señora en sus 70 sea capaz de editar un discazo de la talla de The Devil in Me (2021) es la enésima confirmación de que era especial. Y eso se vio ya en los tiempos de las Pleasure Seekers. Viendo letras, títulos y portadas parece que el diablo tiene un merecido un homenaje por parte de alguien que ha estado en el cielo y en el hades.

Lo más destacable de este disco es precisamente la composición. La colección de 12 temas desenfadados, directos y variados sorprende por el altísimo nivel. Son temas que te ganan a la primera escucha. Trabaja a cuatro manos junto a su hijo Richard Tuckey y se marca una canción con Cherie Currie, la voz de las Runaways. Se nota que la pandemia ha dado tiempo a la artista, que saca otro disco dos años después de No Control. Lástima que nos la hemos perdido en el Azkena

Todas las cadencias y clichés del glam rock saltan a la palestra con el tema título. No hay alardes de petardeo ni excesiva fiesta, pero sí ese piano, esos arreglos 70’s, una gran letra y la inconfundible voz de Quatro. Juegos de percusiones y un groove juguetón con en “Hey Queenie”, y con ese teclado que adereza en los arreglos vistiendo al tema, dotado de uno de los más infecciosos estribillos. Temas no muy largos instalados en el medio tiempo y capaces de poder ser llevados sobre las tablas junto a su material más clásico.

“Betty Who” posee ese Hammond y un buen trabajo de guitarras, además de Cherie compartiendo voz solista. El teclado marca el riff y lo nutre con otro buen estribillo. Despega un poco la cosa con “You Can’t Dream It” de dejes más ochenteros en uno de esos singles que posee un alma totalmente The Doors. Recordemos que la “chica” fue coetánea de los maestros… Aires negros en la más extensa “My Heart and Soul”, en la que saca todos sus recursos vocales (que aún son muchos). Una mirada al pasado y al soul, templada y que aporta riqueza y otras miras al álbum. Hay incluso un saxo que acompaña a la diva. Los vientos festivos siguen impregnando el disco y su música.

El blues del delta, con cadenas incorporadas de inicio, arremeten fuerte en “Get Outta Jail”, en la que hay otra buena cabalgada rockera con dejes blues que le quedan excelentemente bien. Juegos de parones para meterse en el delta y salir luego con su vena rockera. Manteniendo ese blues primigenio nos topamos con “Isolation Blues” con público añadido dando la sensación de tugurio humeante y bourbon. Los arreglos de vientos y esa batería tan cálida la elevan como una de las composiciones más originales de la obra.

Las voces angelicales acompañan la entrada de “I Sold My Soul”, con otra clarísima referencia al diablo en el título. Es lo más breve y rockero de la obra. Todo un himno de directo. Sobriedad y clase en ese “Love’s Gone Bad” que nos devuelve al bar con rhythm and blues y soul por la vena. Hace lo que le viene en gana, y de verdad que te hace disfrutar. El tempo pausado de “In the Dark” contrasta con el feeling positivista de “Motor City Riders”, que un poco, es lo que uno espera encontrar en su música. Homenaje a Detroit y a sus raíces. Esta es puramente glam, un himno de esos festivos hechos por y para el directo.

Tras tantas décadas de carrera es un privilegio tener a Suzi entre nosotros siendo capaz de facturar obras como The Devil in Me. Impresiona el nivel de la leyenda, las ganas y la facilidad de cambiar de estilo de un tema a otro y salir airosa con su voz y bajo. A sus 70 sigue enamorando y estando a la altura de lo que siempre ha representado. Hay muchas mujeres pioneras en la historia del rock, pero… Suzi Quatro estuvo antes que todas ellas. 57 años en el negocio la avalan.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 689 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.