Stratovarius – Survive

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 23 de septiembre de 2022
Discográfica: earMUSIC
 
Componentes:
Timo Kotipelto - Voz
Matias Kupiainen - Guitarra
Lauri Porra - Bajo
Rolf Pilve - Batería
Jens Johansson - Teclados

Temas

1. Survive (4:39)
2. Demand (4:03)
3. Broken (4:57)
4. Firefly (3:38)
5. We Are Not Alone (4:34)
6. Frozen in Time (6:43)
7. World on Fire (4:26)
8. Glory Days (5:06)
9. Breakaway (4:28)
10. Before the Fall (4:15)
11. Voice of Thunder (11:10)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Stratovarius – Survive
Todos los discos de Stratovarius en Amazon


Decía aquel gran sabio que cualquier tiempo pasado siempre parece mejor. No obstante, no es menos cierto que quien vive mirando hacia atrás siempre corre el riesgo de caerse de culo.

Lejos de ser unos homines novi en el mundo del power metal, Stratovarius son considerados incluso unos pioneros del género. Sea como sea, es una realidad indiscutible que estamos en el año 2022 de la Era Cristiana (según la versión de la vida de Jesucristo más aceptada entre la comunidad de expertos en el tema) y que el quinteto finlandés acaba de publicar su nada menos que decimoséptimo LP. Atrás quedaron Episode (1996), Visions (1997) y Destiny (1998), su aclamada tríada de exitazos. Atrás quedaron también los problemas con Timo Tolkki que desembocaron en la deserción de este, en su incomprensible renuncia a la propiedad del nombre de la banda y en el fin de su formación clásica. Y, ¿qué nos queda de todo aquello? ¿Qué nos ofrecen los Stratovarius de 2022?

Survive es un disco que sabe enganchar desde el principio con un tema rápido y de estribillo facilón, como lo es el homónimo “Survive”, que tiene sus momentos emotivos, como en “Breakaway”, y que intenta rememorar aquellos temas tan gloriosos como interminables (hablamos de “Destiny” o “Mother Gaia”, por ejemplo) en “Voice of Thunder”, el corte que pone el punto final al LP.

Desde el inicio, o más aún, desde que uno pone la vista sobre la composición de Gyula Havancsák que ilustra este trabajo, es notoria una preocupación por el destino de la humanidad. En líneas generales, podríamos filosofar vanamente sobre el concepto de destino, pero echando un ojo a la mencionada ilustración, esa preocupación queda por completo explicada.

Como dijimos unas líneas más arriba, el pistoletazo de salida lo da “Survive”, y “Demand” mantiene la intensidad durante cuatro minutos más. Tras él, la banda hace un notable ejercicio en cuanto a la composición. En “Broken”, Pilve demuestra de forma fehaciente que bien hubiera podido hacer las veces de batería en Pantera y Johansson confiere unas atmósferas incomparables a un tema que va un paso por delante de los tópicos del power metal tocho y mocho.

A partir de este punto sí que es cierto que la banda cae en una cierta monotonía, en un “más de lo mismo” no exento, sin embargo, de la calidad que ha acompañado a todos los trabajos, unos más afortunados y otros menos, de la banda. Por poner un ejemplo, esos teclados que dotaban de una atmósfera inigualable a “Broken” se tornan en algo comercial y casi popero en “Firefly” y, en menos medida, en “We Are Not Alone”.

También se hace palpable la ausencia de una balada propiamente dicha, una “1000 Rainy Nights” o incluso una “Forever”. No hay ningún corte en Survive capaz de ser ajustado al patrón que tan buen resultado les dio antaño. Finalmente, el tema con el que concluimos la escucha de Survive, “Voice of Thunder”, pese a tener un título altamente sugerente y a no hacer caer en absoluto al oyente en el tedio en sus once minutos de duración, tampoco acaba de llegar a lo que fueron otros temas en el pasado.

Survive es un viaje que no acaba de arrancar. Es innegable que está compuesto por muy buenos temas fruto de artistas muy talentosos y que llevan una infinidad de años trabajando juntos. De la misma forma, también es innegable que, sin ser ni remotamente un mal trabajo, pasará sin pena ni gloria como “un disco más” de una banda cuyo mejor momento forma parte de la historia de la música. Sí que se entrevé, en algunos momentos de su metraje una cierta voluntad de evolucionar, de dejar un poco atrás ese pasado que no volverá, pero tampoco queda clara la dirección de esa evolución. Los clásicos siempre estarán ahí. Con este trabajo tan sólo podemos aspirar a mirar hacia adelante, a sobrevivir.

Avatar
Sobre Franz S. Heiligen 17 Artículos
Soñador en tiempos de hierro, solitario corredor de larga distancia, disfruto tanto de leer un libro en el más absoluto silencio como de la música más salvaje imaginable. Y a veces escribo algo.