Slipknot – Iowa: 20 años de la sacudida más malévola desde Des Moines

Ficha técnica

Publicado el 28 de agosto de 2001
Discográfica: Roadrunner Records
 
Componentes:
(#8) Corey Taylor - Voz
(#7) Mick Thomson - Guitarra
(#6) Shawn Crahan - Percusión, coros
(#5) Craig Jones - Samplers, teclados, sintetizador
(#4) James Root - Guitarra
(#3) Chris Fehn - Percusión, coros
(#2) Paul Gray - Bajo
(#1) Joey Jordison - Batería, percusión

Temas

1. (515) (0:59)
2. People = Shit (3:35)
3. Disasterpiece (5:08)
4. My Plague (3:40)
5. Everything Ends (4:14)
6. The Heretic Anthem (4:14)
7. Gently (4:54)
8. Left Behind (4:01)
9. The Shape (3:37)
10. I Am Hated (2:37)
11. Skin Ticket (6:41)
12. New Abortion (3:36)
13. Metabolic (3:59)
14. Iowa (15:03)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Slipknot – Iowa: 20 años de la sacudida más malévola desde Des Moines
Todos los discos de Slipknot en Amazon


Iowa forma parte de la cultura musical del cambio de milenio. Muchos apuestan fuerte afirmando que es el mejor disco de Slipknot y uno de los mejores trabajos de nu metal jamás creado. No me siento capaz de afirmar tal hito, pues mi relación con el nu metal no es tan holgada como para una afirmación de tal rotundidad.

Lo que si me atrevo a pronunciar es que Iowa es para mi el mejor disco de Slipknot de aquí a Lima. Y de Slipknot si me considero algo más “experimentado”. Por así decirlo.

Bienvenidos al Infierno

Slipknot es una de esas bandas odiadas por los puristas y trve metaleros de tachuelas afines a la evolución más allá del heavy – power – thrash. La modernidad estilística de una banda como Slipknot no entró en los planes de muchos fans del metal y lo sabemos. Solo tienes que acercarte a cualquier medio especializado para ver las notas de un disco mayúsculo como Iowa.

En Rate Your Music tiene un 3,11/5, apareciendo en la posición número 982 del año 2001. ¿Hay 981 discos mejores que Iowa en 2001? Jajaja. Curiosamente, en portales más open minded, podemos encontrar el 4.8/5 de Amazon y el 4.4/5 que le dan en Discogs.

Y con esto doy explicación a mi entradilla: bienvenidos al infierno. Slipknot debutó en 1999 con su disco homónimo. Un trabajo que les catapultó directamente a una posición muy privilegiada que, evidentemente no supieron gestionar. Slipknot eran unas jóvenes estrellas sin pasar por la etapa de jóvenes promesas. La presión para su segundo disco fue brutal, la escena les miraba con lupa.

Los nueve no encajaron bien el estrellato, tenían mucho dinero lo que les alimentó sus adicciones a alcohol y drogas. La depresión y la ansiedad les provocó aún más el enganche a las sustancias y acabaron con grandes problemas físicos y mentales.

Iowa traduce y refleja bien todo este compás de tiempo. Había momentos en los que ni se hablaban, el odio y las crisis internas se depuran por todos los poros de Iowa de forma brutal. Logras sentir en cada momento esa necesidad de explotar, de gritar e incluso de rendirse. Iowa es el disco más oscuro, pesado, enojado y malvado de Slipknot.

Fuck vs. Shit

Corey Taylor, vocalista y frontman de la banda, escupe hasta 38 veces la palabra “fuck” en los 66 minutos de duración de Iowa. Es evidente que algo no marchaba tan bien como debería. También puedo incidir en el trallazo post intro “People = Shit”. Sobran las palabras para definir el desprecio que se transpira en la segunda canción del disco.

La letra es posiblemente la más oscura de Slipknot y habla desde un punto de vista en el que el mundo se está volviendo falso y de que nosotros somos nuestro peor enemigo. Shawn Crahan, percusionista de la banda comentó lo siguiente sobre “People = Shit”:

«Cuanto más veo, más me pone enfermo, no puedo evitarlo, nací en esta maldad, y estoy harto de esto. Además todos nosotros tan sólo somos un montón de esporas y vivimos en nuestros patéticos ecosistemas, yo como humanos estoy cansado de ver a la mayoría de los seres humanos cometer errores. Ya he acabado con eso, ya lo he tenido. Somos lo que somos, solo malgastamos y arruinamos y corrompemos y destruimos. Para mí, eso es solo malgastar, eso es mierda. Que se joda la gente.»

Grabación de Iowa

Lo primero que impacta de Iowa más allá de la música es su icónica portada. Tanto en la versión de 2001 como en la reedición de 2011, Iowa posee un artwork demoledor. La portada original del álbum de 2001 muestra una cabeza de cabra animada, pero la edición del aniversario de 2011 presenta una foto real del lado de la cabeza de la cabra apoyada en clavos contra una pared de madera. El artwork de la reedición se atribuye a Shawn «Clown» Crahan.

Como curiosidad, el álbum fue ofrecido de forma gratuita en varias tiendas de discos en el Reino Unido en 2001 a los clientes que trajeron una cabra viva con ellos.

También a modo de curiosidad, unos meses antes de que saliera el álbum, Slipknot ofreció un single físico de una pista con «The Heretic Anthem» de forma gratuita a las primeras 666 personas que visitaron el sitio web de Roadrunner cuando se anunció el concurso.

Durante la grabación de Iowa, hubo bastantes detalles importantes y curiosos a comentar. Por ejemplo, en “(505)” el abuelo de Sid Wilson falleció mientras la banda estaba en el estudio y no pudo asistir para prestar sus servicios. Entró para grabar la pista de apertura y tuvo un colapso emocional. Por cierto, (505) es el prefijo telefónico del estado de Iowa.

Otro hecho destacable fue la entrega de Corey Taylor. El cantante quería infligirse dolor a sí mismo para ofrecer la interpretación vocal más brutal e intensa que pudiera. Durante la grabación del tema homónimo, se desnudó en la cabina vocal, se cortó con una vela rota y hasta se obligó a vomitar.

El disco contó con los servicios del prestigioso productor Ross Robinson, quien tuvo un aparatoso accidente de motocross justo antes de empezar a trabajar con la banda que le quebró la espalda. Pero eso no le detuvo y prestó sus servicios sin quejarse.

Iowa

“(505)” abre el disco de forma brutal. Una de las intros más despiadadas e incómodas que conozco. Esos gritos parecen sacados de un hospital psiquiátrico. 59 segundos incómodos y duros para dar entrada al primer pelotazo de Slipknot: “People = Shit”.

Si hay una canción que me pone a 1.000 hoy en día es “People = Shit”. Su ritmo, su letra, su estribillo afilado como ninguno, el trabajo de Corey con las voces maníacas, Joey Jordison sacudiendo su batería sin piedad… No me canso de poner repeat las veces que sean necesarias. Con una entrada así, cualquier disco es mayestático.

El riff inicial de “Disasterpiece” junto a la sonora percusión que le acompaña es uno de los mejores momentos de Iowa. Doble bombo justo para dar la entrada a un Corey punzante. Entradilla alucinante la del tercer corte. Recitando como si de un cantante de rap se tratase, la canción cobra una dimensión especial en su estribillo: velocidad punta, ayudas en las voces, batería sublime. ¡Qué pedazo batería el tal Jordison!. Temazo.

“My Plague” también abre con la percusión por todo lo alto y con una actuación endiablada de Corey gritando “bullshit” a pulmón. Esta canción cambia en su estribillo, pues las voces a modo coro, limpias y melódicas, contrastan con las estrofas enojadas. La canción transcurre con harmonía mezclando varias paletas de colores, siempre con unos músicos dando lo mejor de sí.

“Everything Ends” arranca de una forma más calmada, más Stone Sour. Pero solo es una visión temporal, pues cuando la maquinaria se pone en funcionamiento te pisotea en cada andada. El estribillo es bastante brutal, esa mezcla de dureza y “calma” siempre me atrapa.

Seguimos con “The Heretic Anthem” y en ella recuperamos la violencia y la velocidad punta. Jordison muestra toda su maestría con las baquetas y las piernas. Corey nos azota como un vendaval y los demás no dejan títere con cabeza. Estrofas ligeras, veloces, que desembocan en un estribillo épico. Una de las piezas más crudas y inspiradas de Iowa.

“Gently” sirve para que recuperemos las cervicales y para tomar un pequeño descanso auditivo. Quizás demasiado descanso, pues la canción nunca acaba de explotar ni de entusiasmar al fan.

El riff inicial de “Left Behind” promete sensaciones fuertes. Y no defrauda. En esta pieza encontramos la versión más melódica tanto de la banda como de Corey. Estribillo fácil de cantar y ritmos menos endiablados sirven a la perfección en su cometido, llegar al máximo público posible. Podríamos decir que estamos frente a la faceta más mainstream de Slipknot.

Y entonces arranca la segunda fase en la que cuesta encontrar un himno. Las piezas que se suceden des de “The Shape” hasta “Metabolic” son menos inspiradas pero más arriesgadas. En ella encontramos la faceta más exploradora de Slipknot que, pese a no despuntar en nada, ofrece una serie de canciones muy interesantes que completan bien todo el trabajo.

La homónima “Iowa” cierra el disco con algo más de 15 minutos de duración. Se trata de una canción lúgubre y oscura, semi instrumental. Demasiado larga y que, realmente, aporta poco al resultado final del disco. Aunque cuando estás inmerso en el disco, los 15 minutos pasan relativamente rápido.

Cifras y curiosidades

Iowa salió el 28 de agosto de 2001. Si bien se vendió inicialmente, la tragedia golpeó a los Estados Unidos el 11 de septiembre. El país entró en estado de shock y, comprensiblemente, mucha gente no se centró en la música. Según Corey Taylor:

«Lo que la gente no se da cuenta es que, a pesar de lo popular que era Iowa, ese álbum no se vendió. Ese álbum no se vendió en absoluto después del 11 de septiembre. (…) Todos sentimos que, si eras una banda pesada, sentías el calor de lo que sucedió con el 11 de septiembre. Así que no solo no pudiste llorar con tu país por lo que había sucedido, sino que ahora es como, ‘Jesucristo, ¿qué hacemos?'».

A pesar de lo pesado que es, el segundo trabajo de Slipknot debutó en el Top 10 de las listas de éxitos en nueve países y alcanzó el puesto número 3 en los Estados Unidos. Desde entonces, ha sido certificado platino en los Estados Unidos, Reino Unido y Canadá.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 466 Artículos
Rock en todas sus extensiones