Slayer

Angelus Apatrida Vs. Crisix

Les hemos pedido a las posiblemente dos mejores bandas de thrash metal de nuestro país que nos cuenten un poco qué les parecen los temas de Slayer y que nos desgranen, así por encima, sus temas preferidos.

 

Davish G. Álvarez (guitarrista de Angelus Apatrida)

Canción: “Seasons in the Abyss”
Álbum: Seasons in the Abyss (1990)

Recuerdo descubrir a Slayer con sus grandes clásicos: “Raining Blood”, “Angel of Death”, “Black Magic”… sinónimos de velocidad, de riffs hirientes y de solos desbocados. La primera vez que escuché este tema me cambio un poco la idea de ellos. Este tema es mucho más pausado, tiene una estructura diferente a sus típicas canciones. Ellos mismos comentaron en varias entrevistas que estaban pasando por una época muy Mercyful Fate, y se nota. Hay varios arreglos diferentes, ritmos más a medio tiempo… La intro con ese arreglo y su correspondiente arpegio disminuido ya te van avisando de “que algo malo va a pasar”. En el siguiente riff te vuelan la cabeza, pero si necesidad de velocidad, más bien un riff bien marcado y machacón, un riff clásico dentro su discografía. La sección de acordes del estribillo y la forma de medio entonar que tiene Araya en el, muy acertado. Fue escrita por Hanemann, a mi opinión, el mejor compositor de la banda y el último album donde tocó Lombardo hasta su nueva vuelta a primeros del 2000. El videoclip irrepetible, como este gran himno y albúm. 10/10.


Víctor Valera (batería de Angelus Apatrida)

Canción “South of Heaven”
Álbum: South of Heaven (1988)

Tengo que decir para empezar, que nunca he sido alguien que se haya parado demasiado a analizar las letras de las canciones de mis grupos favoritos; digamos que nunca ha salido de mí esa curiosidad y no he sentido la necesidad de descubrir de lo que hablan las bandas que no cantan en nuestro idioma, salvo pocas excepciones o por títulos que me han llamado la atención y han hecho que me interesara mas por el tema y por la razón de la letra del mismo. Normalmente me he sentido mas atraído por la música, de manera compositiva y solo en el ámbitode los instrumentos. Por ello mismo hoy hablaré más en el aspecto musical que en el letrístico.

Hace ya muchos años se nos ocurrió preparar un cover de una de nuestras bandas favoritas de siempre, Slayer. En este caso nos decantamos por South of Heaven, queríamos elegir uno de los temas más a medio tiempo de la banda, saliéndonos un poco de los temas mas rápidos y desmedidos de la banda, y por aquel entonces no vimos mejor elección que ese mismo. Mi experiencia con ese tema por aquel entonces fue un tanto agridulce. Lo recuerdo todavía como si fuese ayer, y de esto ya hace al menos unos 15 años que yo recuerde. Por aquel entonces pensé: “¡Bah, esto está chupao! ¿Un tema a medio tiempo de Slayer? Seguro que es pan comido de sacar con la batería”. Pero para mi sorpresa no fue así en absoluto, y me trajo unos cuantos quebraderos de cabeza. las versiones que habíamos hecho hasta la fecha iban “medidas”, por decirlo de alguna manera, al menos en lo que a batería se refiere. Eran patrones “sencillos” y ritmos o redobles que bastaba con escuchar el tema unas cuantas veces para que pudieras llegar a estudiarlo y sacarlo perfectamente. Hasta que se cruzó en mi camino Mr. Lombardo. ¡SÍ, SEÑORES! Llegó a mi vida uno de los baterías con mas flow tocando que jamás había podido escuchar antes en el ámbito metalero. Había escuchado discos de Slayer unas cuantas veces y, por supuesto y como tantas otras personas, tenía en mi cabeza muy presentes los hits de la banda que normalmente suenan en todos los bares, pero nunca antes me había parado a escuchar detenidamente a semejante bestia y su manera de desarrollar el instrumento. Fallo mío, por supuesto. Por aquel entonces no teníamos la experiencia que tenemos a día de hoy, y yo particularmente no había estudiado tanto ni tenía la idea ni el concepto de batería que puedo llegar a tener hoy, por lo que llegar a conseguir un resultado mediocre con este cover era ya incluso difícil de conseguir para mí, Suerte que con la ayuda de mis compañeros saqué el tema adelante y pudimos tocarla esa noche, pero si que es cierto que no volvimos a tocarla más. Interpretarla a día de hoy ya sería otro cantar.

Después de vivencias como esta he podido entender un poco mejor como, a día de hoy, hay tanto debate entre Bostaph y Lombardo, acerca de si uno es mejor que otro. En mi opinión, simplemente son dos baterías diferentes, ninguno es mejor que otro, teniendo ambos cosas en común y, a la vez, una manera bastante distinta de tocar y sentir en la batería. Con esta experiencia he querido compartir una situación de mi vida musical en la que comprendí que no siempre lo “medido” y lo correcto, tiene que ser siempre lo mejor. ¡Gracias, señor Lombardo!


Juli Baz “Bazooka” Sánchez (vocalista de Crisix)

Canción: “Jesus Saves”
Álbum: Reign in Blood (1986)

Cuando hablo del Reign in Blood estoy hablando de mi disco favorito de Slayer (y probablemente el de muchos). A mi parecer no solo el mejor álbum de Slayer, también uno de los mejores del género. Me cuesta horrores escoger un tema favorito, pero sin duda uno de los que siempre me ha llamado más la atención es “Jesus Saves”. Me encanta el inicio del tema, esa progresión que, poco a poco, desencadena en la locura característica de todo el álbum. Esa agresividad, esa velocidad, esas estrofas imposibles de Araya… tremendo.

Canción: “Black Magic”
Álbum: Show No Mercy

Los Slayer primigenios. “Black Magic” siempre fue mi favorita del Show No Mercy. Recuerdo haberme partido el cuello mil veces pinchando este tema en las noches de fiesta durante mi adolescencia (y en los años posteriores también… jejeje). Para mí, este tema define perfectamente la esencia de ese disco. Toda una brutal declaración de intenciones.


Javi “Carry” Carrión López (batería de Crisix)

Canción: “Flesh Storm”
Álbum: Christ Illusion (2006)

He escogido este tema ya no porque sea uno de mis preferidos de Slayer o no, que en realidad no lo es, pero sí que marcó para mí un antes y un después en mi “relación” con Slayer. Cuando salió este disco yo tendría unos 16 años creo, y aún no era muy fan de la banda, la verdad, y fue este disco el que me hizo interesarme por ellos y engancharme a su thrash rápido y violento. Esta canción, además, es la que abre el disco. Recuerdo comprar el álbum y ponerlo en el local que teníamos por entonces con los colegas, escuchar este tema y decir “joder, esto empieza como un puñetazo en la cara”. A partir de ese día no había fin de semana que no montáramos la fiesta con este disco. Tal fue el enganche que también fue la primera vez que fui a verlos en directo. Recordaré ese dia toda la vida porque fue un concierto inhumano, el mejor de todos las que los he visto con muchísima diferencia. Así que esta es la razón por la que “Flesh Storm” es uno de los temas que más me gusta escuchar de Slayer. Es rápido, violento y directo, además de llevarme de nuevo a mis 16 años.

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Sobre Albert Vila 514 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.