Skunk Anansie – Stoosh: 25 años de cuando el metal alternativo despegaba

Ficha técnica

Publicado el 7 de octubre de 1996
Discográfica: Virgin Records
 
Componentes:
Skin – Voz, theremin, coros
Cass – Bajo, coros
Ace – Guitarra
Mark Richardson – Batería, percusión, coros

Temas

1. Yes It's Fucking Political (3:52)
2. All I Want (3:52)
3. She’s My Heroine (5:04)
4. Infidelity (Only You) (6:00)
5. Hedonism (Just Because You Feel Good (3:27)
6. Twisted (Everyday Hurts) (4:14)
7. We Love Your Apathy (5:11)
8. Brazen (Weep) (4:32)
9. Pickin' on Me (3:15)
10. Milk Is My Sugar (3:50)
11. Glorious Pop Song (4:18)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Skunk Anansie – Stoosh: 25 años de cuando el metal alternativo despegaba
Todos los discos de Skunk Anansie – Stoosh: 25 años de cuando el metal alternativo despegaba en Amazon


Ahh, los 90… Los comparábamos con los 80, y claro, salían perdiendo, pero… menuda explosión de estilos y discos que salían cada mes. Nunca fui un gran fan de Skunk Anansie aunque tuve la fortuna de verles en directo en el Doctor Music de 1996, y allí vi a un grupo especial y diferente a todo. No había grupos como Skunk Anansie en los que el mestizaje era tan impactante. Un bajista con rastas y una pantera negra de cabeza rapada como era Skin, que además, poseía una voz de esas que escuchas una vez y sabes que es ella.

Musicalmente el grupo mezclaba estilos hasta hacer de ellos algo muy personal. La definición es que eran muy 90 y que casaban perfectamente con esa etiqueta inventada para la ocasión: metal alternativo, que era todo lo que tenía guitarras, pero no era ni brit pop, ni hardcore melódico, ni heavy… ni grunge. Un cajón de sastre.

Habían entrado por la puerta grande con el disco de 1995 titulado Paranoid & Sunburnt. Aquí se la jugaban de verdad y consiguieron mantener su éxito a base de grandes singles. Jugaron también con temas instrumentales ocultos que salpican todo el CD acercándose a lo industrial. El disco es realmente logrado, aunque toca decir que su primer trabajo es colosal. Siguen a día de hoy siendo una banda a reivindicar, y hay miles de razones para hacerlo. La principal es que nadie ha sonado nunca como ellos. Nadie propone lo que ellos siguen proponiendo.

El disco

Lo importante de Stoosh es que había grandes canciones, había unos singles poderosos que apuntaban a que el grupo seguía poseyendo ese algo muy especial. Personalmente “All I Want” fue de las primeras en enamorarme pues había un regustillo grunge, con esos ruiditos de fondo, pero con una línea vocal imbatible, de esas que se te quedan a la primera escucha. Un medio tiempo con cresecendo y con guitarras poderosas y una lacónica voz sumamente expresiva y única.

Quizá el tema más emblemático fue “Hedonism (Just Because You Feel Good)”. Dotado de un riff muy característico en una canción clama y elegante en la que los recursos vocales de la pantera Skin saltan a la palestra. Destaca el sonido totalmente acústico y real de la batería de Mark Richardson (en esos días, ex de Little Angels) que contrastaba con muchas de las baterías “falsas” de power metal de la época. También estaba en el disco otro de sus grandes éxitos: “Twisted (Everyday Hurts)”, enérgica canción con influencias de los irlandeses Therapy?. Grandioso estribillo que les ponía en rotación en la MTV, y eran los grandes días de la cadena musical.

Curiosamente, y a pesar de ser un grupo muy eléctrico y de gran pegada, los singles eran muy accesibles y “Brazen (Weep)” era la máxima expresión de ello. Contaron con un cuarteto de cuerda para repuntar la belleza de algunas canciones y en esta lo bordaron. Épica y bella a partes iguales. De verdad que contar con la excepcional voz de Skin le daba al grupo algo especial. Y el disco se iniciaba con esa entrada caótica con aires industriales que daba paso a “Yes It’s Fucking Political”. Un tema muy deudor de lo que hacían entonces Rage Against the Machine. Aires funkies y arrebatos eléctricos con mucha garra que funcionan perfectamente en directo. El solo de guitarra final de Ace es puramente Tom Morello.

Había temas más densos y de elevado minutaje como “She’s My Heroine” en los que seguían jugando con las bajadas de intensidad y los arrebatos de fuerza, toda una constante en el grupo y una de las claves de su éxito. Hay momentos en los que Skin se desgañita y eso la acerca a Nirvana. En “Infidelity (Only You)” vuelven a contar con ese cuarteto de cuerda y con bases programadas, algo que les sienta realmente bien. Aquí pone el chelo Michael McKeegan, un habitual de los irlandeses Therapy?. Este corte es una de las joyas tapadas y un ejemplo de lo que a los heavies de esa época nos repelía, pero… ahora adoramos.

En “We Love Your Apathy” hay un canto al voto útil y los desengaños políticos. Es una canción de apariencia simple, pero efectiva, y muy definitoria de lo que eran Skunk Anansie y de lo que te podían ofrecer. En “Milk Is My Sugar” te hablan de una experiencia sexual asquerosa y con una gran intensidad en el tema. Cuando la madre de Skin le preguntó sobre qué trataba el tema, ella le dijo que sobre un desayuno… ¡y se lo creyó! Sorprenden con ese arrebato tribal.

El caso de “Glorious Pop Song” es divertido puesto que era una canción eminentemente pop que iba para single, pero el grupo tuvo miedo que eso triunfase y que fuera su “More than Words” de Extreme, es decir: un éxito arrollador que se aleja bastantes pueblos de lo que es el grupo y que vas a arrastrar toda tu vida. Así que metieron palabras soeces para evitar que la discográfica hiciera un buque insignia de la misma. Queda para completar esa breve “Picking on Me”, de base acústica, un tema que nunca ha sido interpretado en directo y en el que Ace hace un trabajo delicado de acústicas acompañado por la voz de la pantera negra. Luego hay otro de esos temas escondidos, puramente anecdóticos.

Veredicto

Si su primer disco llegó al platino en Inglaterra este segundo llegó a oro. Curiosamente el grupo se hizo muy grande en Italia, una de esas cosas inexplicables y que hicieron al grupo muy especial. Giraron con los más grandes de los 90 incluyendo a Rammstein, Therapy?, Sevendust y demás. Luego sacaron un disco más y se separaron emprendiendo diferentes aventuras musicales. Volvieron en 2009 con un recopilatorio y, espectacularmente, su disco de retorno Wanderlustre era tan bueno como los de la etapa clásica.

He podido verles tres veces más en directo en esta segunda juventud y es una banda que me encanta ver siempre que se puede. Lo grande de Skunk Anansie es que podrían vivir de rentas, pero siguen facturando buena música y sus nuevos trabajos están a la altura de lo que fueron. Stoosh, junto a los dos otros discos de ese periodo, demuestran que la riqueza de esos tiempos era mucha y variada. Son una de esas bandas que el mundillo musical no ha terminado de poner en el pedestal que merecerían.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 715 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.