Skálmöld – 10 Year Anniversary – Live in Reykjavík

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 16 de octubre de 2020
Discográfica: Napalm Records
 
Componentes:
Baldur Ragnarsson - Guitarra, voz
Björgvin Sigurðsson - Guitarra, voz
Gunnar Ben - Teclado, oboé, coros
Jón Geir Jóhannsson - Batería, coros
Snæbjörn Ragnarsson - Bajo, coros
Þráinn Árni Baldvinsson - Guitarra, voz

Temas

1. Heima (2:50)
2. Árás (5:54)
3. Að hausti (5:11)
4. Fenrisúlfur (6:23)
5. Narfi (5:11)
6. Midgarðsormur (5:25)
7. Niflheimur (6:54)
8. Með fuglum (6:22)
9. Mara (8:39)
10. Móri (6:27)
11. Niðavellir (5:06)
12. Að vetri (5:31)
13. Dauði (9:15)
14. Gleipnir (4:04)
15. Með jötnum (10:10)
16. Kvaðning (9:35)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Skálmöld – 10 Year Anniversary – Live in Reykjavík
Todos los discos de Skálmöld – 10 Year Anniversary – Live in Reykjavík en Amazon


Una de mis debilidades desde que en 2015 visité Islandia son Skálmöld. Su metal vikingo con influencias folk, esa agresividad a tres guitarras, las múltiples y diferentes voces con las que juegan y esa marcadísima personalidad de sus seis integrantes hacen de ellos una agrupación diferente. Tampoco es nada normal encontrarse a un grupo que gire por medio mundo cantando en islandés. El problema de esta gente es que ahora celebran su décimo aniversario en su ciudad natal y con la edición de un directo, pero… ¡claro! nada puede acercarse al concierto editado en directo en 2013 Íslands en el que contaron con orquesta, coros y metieron en el Harpa a un cuarto de habitantes de la isla entre músicos y público. A pesar de que superar ese hito es inalcanzable este Live in Reykjavík sigue siendo espectacular en todos los sentidos. Fueron tres noches seguidas en su ciudad natal, concretamente en el local Gamla Bíó, y les apetecía hacer un disco en directo a la antigua usanza. Como dice Björgvin: un directo old school.

Si todavía no les conoces déjate invadir con sus temas-razzias que te dejan sin aliento. Desde la pomposidad de una “Narfi” con el público cantando a pleno pulmón y entonando las letras épicas del grupo. Sus tres guitarras exprimen sus muchas posibilidades si bien también lo hacen las voces. Espectacular ese inicio a capela con el teclista Gunnar entonando la bellísima entrada de “Heima”. En temas tan primerizos y potentes como “Midgarðsormur” hay dejes de feroz thrash metal con ascendencia a Megadeth, pera luego meterte en terrenos cercanos al canto gregoriano. Es una absoluta virguería y un festín de originalidad. Himnos de la talla de “Árás” te hacen cabalgar por los hielos entre mitología nórdica. Impresiona la forma de cantar de Björgvin mientras Jón juega con platos y timbalas llevándole el pulso a las canciones. “Að hausti” se ha hecho ya con un hueco en su set y es de las composiciones más reconocibles y emblemáticas de Með vættum. Atención a ese dueto vocal entre las guturales de Björgvin y los berridos de Baldur.

El peso del disco Börn Loka sigue siendo abrumador y “Firnisúlfur” es una buena muestra de ello. Musicalmente hay una personalidad marcadísima más allá de las letras, también en la forma de componer. “Nifleheimur” representa ese disco más accesible que fue Vögguvísur Yggdrasils. En “Með fuglum” hay una evidente base black metal si bien ya en la línea vocal hay las típicas acentuaciones en los versos que tanto les definen. La voz desgarrada de “Mara” suena excelente con esas técnicas guitarras rítmicas a las que se suman los teclados de Gunnar. Largo tema con partes muy marcadas y diferentes que tiran de épica en muchos momentos. Un poco “Niðavellir” representa esa cara más comercial que abrazaron en su penúltimo disco, pero es una delicia para los oídos. Pocas composiciones pueden ser más épicas que esta. “Að vetri” supuso para el grupo un salto de calidad en los juegos de coros. Hay allí una complejidad evidente y mucha belleza en un tema que pide a gritos (nunca mejor dicho), ser orquestada.

“Gleipnir” es una auténtica fiesta folk amenizada con un metal contundente y cortante. Uno de sus clásicos más reconocidos y festivos. Los largos pasajes instrumentales y la épica irradian en la extensa “Með jötnum” con sentidos pasajes acompañados de voces y con el teclado poniendo esos tonos fríos-árticos en la música. El fin de fiesta lo pone, como no puede ser de otra manera: “Kvaðning”. Doble bombo de Jón Geir Jóhannsson a ráfagas y diez minutos de éxtasi nórdico. Los momentos en los que canta el público le dan mucha profundidad al disco y ese toque épico que tanto les caracteriza. La fuerza de las tres guitarras es también otro de sus sellos distintivos y todo suena cohesionado y perfecto jugando con alguna variación respecto a los temas en estudio.

Skálmönd han aportado a la escena autenticidad desde el norte, desde los hielos perpetuos. Es un estilo propio y personal que lucen desde su inicial Baldur. Ya han pasado 10 años desde su irrupción en los que se han hecho su hueco en el negocio aportando algo diferencial y atractivo. Disco ideal para adentrarse en su cosmogonía y para descubrir una banda tan atractiva y diferente como su tierra. Directo intenso, aunque con alguna parte orquestada. No he podido ver el DVD, pero apunta alto demostrando que su hábitat natural, más allá de los hielos, es el directo. Excelente.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 462 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.