Six Pack: Bone Church, Lost Legacy, Sin Arreglo, Reek, Sölicitör, War Cloud

Cada mes recibimos decenas de discos de bandas de todo el mundo y no siempre tenemos tiempo de hacer una reseña como es debido. Con estos artículos llamados Six Pack vamos a dar una oportunidad a que nuestr@s lector@s puedan descubrir «nuevas» bandas o, por así decirlo, bandas con poco impacto en nuestro país. ¡Os invitamos a catar nueva música!

 

Bone Church – Acid Communion

Fecha de publicación: 13 de marzo de 2020
Sello: Ripple Music
Estilo: stoner rock

Desde Connecticut, Estados Unidos, nos llega el segundo lanzamiento de Bone Church, tres años después de su lanzamiento homónimo. Por el logo, parecería que se van hacia el lado extremo y malote del asunto, pero no, no es así.

Al darle al play, si no los has escuchado antes, lo primero que te viene a la cabeza son las siglas NWOBHM, pues en el tema de apertura, “Heavy Heaven”, veo a Iron Maiden escondido. Poco a poco, mientras pasan los casi 40 minutos de duración, ves que más se trata de un stoner rock, a ratos sin el stoner en la etiqueta, con influencias blueseras en la composición (“Bone Church Blues”, tercer tema, debería ser una buena pista), riffs machacones, voz limpia y con cosillas, también escondidas, de Black Sabbath e incluso Led Zeppellin. No digo que se parezcan a estas bandas, pero sí que les ha influenciado.

Son, en total, seis temas largos, pesados pero muy bien ejecutados. A mí me han transportado, y no sé explicar bien bien por qué, a la década de los 70, quizá incluso un poco antes. No están mal, pero no me han alucinado.

Nota: 6,5
por Xavi Prat


Lost Legacy – In the Name of Freedom

Fecha de publicación: 20 de marzo de 2020
Sello:  Pure Steel Records
Estilo: heavy / power metal

Lost Legacy es una veterana formación estadounidense, formada por David Franco (voz), Jorge Pulido y Scott Bennet (guitarras), Jochen Witllinger (bajo) y AJ Spinelli (batería), que a pesar de llevar una dilatada carrera únicamente cuentan en su haber dos discos de estudio. Si contamos que su formación se remonta a 1998 no puede decirse que se caractericen por una destacada productividad.

¿Qué nos presentan? Bueno, digamos que si eres fan del power americano este es tu disco. Ya avanzo que no es mi caso exceptuando algún ejemplo, y menos si encontramos temática tan personal como la exaltación de los valores patrióticos y homenaje a las tropas americanas destinadas en diferentes misiones por el mundo. Con los años las exaltaciones patrióticas, aunque sea para alabar el esfuerzo de unos pobres inocentes dirigidos por los que se encuentran cómodamente sentados en sus butacas, me producen bastante rechazo.

La principal característica es el buen sonido que se puede apreciar durante lo ocho cortes que componen el trabajo. Canciones como la inicial “My Faith” o “In the Name of Freedom” con ocho minutos de duración son para dedicarles tiempo y atención, pero no les encuentro nada de gancho que implique dedicarle el mío. Tampoco acabo de empatizar con la voz de David Franco. La épica “Take Me Away” o la final y cambiante “Rules of Engagement” han sido las que más ha llamado mi atención, siendo esta última un correcto final para un disco en mi caso prescindible.

Nota: 6,5
por Abel Marín


Sin Arreglo – Stronzo Bestiale

Fecha de publicación: 27 de marzo de 2020
Sello: Autoeditado
Estilo: punk rock

De Valladolid nos llega esta interesante propuesta de punk rock electrizante. Sin Arreglo, formados en 2005 por los dúos de hermanos: Javi y Pablo Tascón y Javi y Rober Hernández. Los vallisoletanos nos presentan su quinto álbum de estudio titulado Stronzo Bestiale.

En él podemos encontrar un ecléctico disco con un sonido muy noventero que mezcla cotas de rock alternativo con el punk más visceral. Todo ello adornado con unas sabrosas letras que te harán disfrutar de una buena escucha. Canciones con gancho como “Caminando”, otras de aire festivo como “Corto de Miras” o “La Ley de la Selva”… Stronzo Bestiale tiene de todo. Por cierto, el disco ha sido producido por Roger García, conocido por sus trabajos con Mafalda, Uzzhuaïa o La Raíz.

Sin Arreglo nos regalan un disco notable gestado de una actitud que no admite discusión. Moviéndose siempre en el underground, Sin Arreglo es un secreto de las Castillas, una banda a tener en cuenta.

Nota: 7
por Beto Lagarda


Reek – Death Is Something There Between

Fecha de publicación: 24 de abril de 2020
Sello: Testimony Records
Estilo: death metal

El bueno de Rogga Johansson (Paganizer, Putrevore, The Grotesquery y mil grupos más) no tiene ningún reparo en juntarse con colegas y sacar discos y más discos, es un culo inquieto y este proyecto Reek así lo demuestra. Se ha juntado con Håkan Stuvemark (Wombbath) y un par de colegas más para dar forma a una buena colección de canciones de death ‘n’ roll en la onda de los Entombed de mediados de los 90, un revival en toda regla que no les ha quedado nada mal.

En este Death Is Something There Between vamos a encontrar un sonido denso y podrido como dictan los cánones con altas dosis de macarrismo y aroma punk por doquier. Aquí prima la sencillez, ritmos básicos sustentados por unos divertidos riffs que en su gran mayoría ya has escuchado decenas de veces pero bueno, ese sonido tan característico es lo que nos atrae a los fans del death metal sucio y sin complejos, del que va directo a la yugular y que en directo siempre se convierte en una fiesta. Seguro que no podrás evitar mover las greñas hasta decir basta. Incluso hay momentos que suena a stoner, a southern rock del clásico y yo lo adoro mucho, te transporta de nuevo a tiempos mejores, bueno, por lo menos éramos más jóvenes, eso seguro (joder, ya parecemos abuelos).

Las canciones son cortas teniendo una media de tres minutos y es que no les hace falta mucho más para liarla bien. Todo el disco rezuma una atmósfera old school y ese tufillo a películas de terror de los 70/80 que queda bien reflejado en cortes como «Flesh Golem»,  «Gold In your Throat», «Horror Waltz», «Foaming at the Mouth» o «Black Hole Star». Como podéis comprobar los títulos también siguen una temática más que básica pero es que ellos no pretenden mucho más. Divertimento para una de estas tardes aburridas que por desgracia nos toca vivir hoy en día.

Nota: 6,75
por Robert Garcia


Sölicitör – Spectral Devastation

Fecha de publicación: 24 de abril de 2020
Sello: Gates of Hell Records
Estilo: heavy / speed metal

Me llegan un montón de promos de grupos bastante mediocres, otros normales y otros que son buenos y destacan por encima del resto. Y no sé si es que me está pillando fiebre o algo peor pero me voy a atrever a hablar sobre un disco de un estilo que no controlo mucho aunque debo confesar que en mis tiempos mozos intenté que todo lo que llevase la etiqueta metal me entrase y me gustase. Al final tiré hacia el metal extremo y dejé de lado el más clásico pero hay grupos (aunque algunos poco tengan que ver) como Skid Row, Guns & Roses, Exumer, Forbidden, Raven, etc. que los llegué a disfrutar en su momento y hoy en día lo puedo seguir haciendo.

Empecé a escuchar este Spectral Devastation y lo primero que me gustó fue el sonido. Es de ese añejo, de los años 80 que me recuerda a los grupos nombrados pero sobre todo al So Far… de Megadeth, una producción que me sigue fascinando a día de hoy. Y ese detalle, más viniendo de un grupo formado hace apenas dos años, es algo que siempre me sorprende y valoro. Además, al frente tenemos a Amy Lee Carson con su potente y afilada voz y es que no hay nada mejor que una voz femenina para estos estilos tan exigentes a nivel de agudos.

Divertidos y más de la vieja escuela que un cinturón de balas y tachuelas no dudan en machacarte sin piedad con clásicos riffs cargados de velocidad llegando al thrash metal con unos coros muy bien conseguidos y unos solos muy elaborados de esos que te transportan a tiempos pasados. Así que si disfrutas de grupos como los nombrados y te gusta el macarrismo puro y duro, Sölicitör te harán pasar un buen rato con su primer disco.

Nota: 8
por Robert Garcia


War Cloud – Earhammer Sessions

Fecha de publicación: 22 de mayo de 2020
Sello: Ripple Music
Estilo: heavy metal

Cuando me llegó el disco, lo primero que hice (como siempre hago, claro), es leer el mail promocional que manda el sello, distribuidora, management o quien sea. En él se hablaba de power metal, y en pleno 2020, me sorprendió. Esa sorpresa se convirtió en ese emoji en el que la carita levanta la ceja diciendo «pero qué coño…» al comprobar que, de power (al menos de lo que hoy en día entendemos con esa etiqueta), no tiene nada. Tampoco es que esté alejado, pero no es lo que hace Helloween. No, no es lo que hacen las calabazas, es lo que hace Iron Maiden, a veces demasiado parecido. Principalmente a los orígenes de la doncella, a aquellos dos discos con Paul Di’Anno a la voz, aunque hay toques de otras épocas.

Escuchando algunas pistas me he transportado a hacer 40 años, pues las similitudes con riffs de, por ejemplo, «Running Free» son más que evidentes. En ese sentido quizá les falte algo de personalidad, ya que en mi entender, pecan de exageradamente poco originales (y lo dice alguien amante de estilos que tienden muy poco a innovar), aunque la voz peculiar de Wein pueda diferenciarlos de otros grupos de la NWOBHM.

Por lo que dicen, es un disco en directo, aunque deberíamos ponerlo entre comillas, «en directo». No, no es la grabación de un concierto. Por lo que explican, los cuatro músicos se encerraron en el estudio y el resultado es lo que escuchamos. Oyéndolo me parece poco creíble, pues toda la producción y ejecución son muy buenas, sin un fallo. De nuevo tenemos que traer el emoji de vuelta.

No me ha emocionado, aunque es una buena dosis de energía y caña que siempre viene bien. No le prestaremos demasiada atención, pero tampoco va a ir al cubo de reciclaje.

Nota: 7
por Xavi Prat

Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 213 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.