Crónica y fotos del concierto de Siroll! + Peace After Pain - Sala Rocksound (Barcelona), 28 de agosto de 2020

Siroll!: una noche de apuestas. ¡Doble o nada!

Datos del Concierto

Bandas:
Siroll! + Peace After Pain
 
Fecha: 28 de agosto de 2020
Lugar: Sala Rocksound (Barcelona)
Promotora: Octopuss Prods.
Asistencia aproximada: 30 + 30 personas

Fotos

Fotos por Marie Westergren

¿Qué significa para mí ir a un concierto? Primero, el deleite en la ejecución del cuarto arte, la música. Segundo, un «bucle de retroalimentación» o feedback loop en inglés, donde la banda escupe al público su energía y después se alimenta de su propio vómito. Y por último, la fiesta, reunión con amigos, birra en mano, charlar con personas que como mínimo os une el  acontecimiento en concreto y bailar, bailar mucho. El pasado 28 de agosto en Rocksound estaba claro que la parte «fiesta» iba a ser algo diferente de lo que hasta ahora había sido para todos. Pero, ¿un concierto de Siroll!? ¡Dime cuándo y dónde y allí estaré!

Hay que adaptarse, si la vida te da limones, haz limonada. Que hay limitaciones de aforo, pues se hacen dos bolos y listo. Que hay que mantener las distancias, pues se ponen unas mesitas con unas cajas de birra para sentarse y no hay más que hablar. En cuanto pusieron las entradas a la venta compré la mía para la segunda sesión, sabía que volarían, pero… ¿quizás podría conseguir un pase para la otra? Mi intención era hacer doblete, la primera para tomar mis notas y hacer esta crónica con todo tipo de detalles y la segunda para dejarme la vida como buena fan que soy. Bueno, pues no pudo ser. Poco después ya habían hecho sold out. Dado que las bandas no podían ver las actuaciones de sus compañeros no podía conseguir una comparativa de las dos sesiones, así que pregunté a algunos de los afortunados, que sí, pudieron hacerlo y la respuesta fue que ambas fueron prácticamente idénticas. Bien, dicho esto, vamos a la cuestión del meollo.

Peace After Pain

Lo primero que hice cuando supe el nombre de la otra banda que iba a repartir caña ese día, fue pincharme su EP; homónimo, y las expectativas, tengo que decir, que eran bastante altas. Una vez allí, sentada en primera fila para no perderme detalle y poder sentir la energía del quinteto, vi como daban paso con puntualidad a «No Way to Back Down». De repente me di cuenta que el sonido poco tenía que ver con lo que había escuchado en su extended play. Estaba en un lateral y no podía moverme a otra mesa para comprobar que no fuese un problema de «posición», por ejemplo. No sé que pasó, problemas técnicos, falta de tiempo para las pruebas de sonido… lo que fuese, no se arregló.

Si los chicos atinaron más o menos con los temas no lo sé, a penas conozco su trabajo, lo que está claro que Mark, el guitarra solista y fundador, estaba disfrutando de lo lindo. Se veía al bajista, Oskar, muy entregado y el resto… muy «a lo suyo». Fue justo al final con «Peace After Pain» cuando empecé a sentir que los cinco estaban en su momento álgido. Una pena que no cayera un bis o alguna otra cover, ¡justo cuando parecía animarse el cotarro! Espero volver a verlos en directo en otra ocasión y sentir cien por cien la fuerza de su crossover hardcore, la que lamentablemente, esa noche no me llegó. A finales de año graban disco, así que espero desquitarme en su próximo bolo.

Setlist Peace After Pain:

No Way to Back Down
Reveal Your Fears
Gobernadores del odio
Sworn Enemy (Sworn Enemy cover)
Peace After Pain

Siroll!

¡Ding ding! ¡Y por fin la bola cayó en uno de los números que resultó ganador! Hace casi dos años que conozco a Siroll!, los he visto subirse a los escenarios muchas veces y os puedo asegurar que todos sus directos han sido brutales, tanto en destreza con los instrumentos, como en sonido y actitud.  Cuando me dijeron que harían dos conciertos seguidos pensé, al segundo no llegan. ¡Pero vaya si llegaron! No estoy hablando de un grupo de abuelonchos tocando bossa nova, hablo de gente joven (bueno, según se mire) con una energía bestial y tocando metal del que parte cuellos. Os podrán contar mil veces lo buenos que son sus temas, discos y directos, pero hasta que no lo probéis por vosotros mismos no sabréis de lo que hablo.

Pues allí estaba, en el mismo lugar que antes, por una percepción justa y equitativa entre los dos bolos, bueno, la verdad es que tenía un sitiazo bien cerca del escenario, que todo hay que decirlo. Caldeado el ambiente,  después de «Tu mateix» y “Pobre” continuaron con «Cobord» uno de mis temas preferidos, ¡cómo buena fémina que soy! Ahí ya empezaba a incomodarme seriamente lo de estar sentada. Los veía a ellos dando brincos, melenazos y lo único que pasaba por mi mente en ese momento era tirar la mesa, las cajas y pegar empujones al personal. Cosa que no hice, muy a mi pesar me limité a un modesto headbanging. Continuaron con «Hòsties» que empieza con Gou a la voz, como surgida del mismísimo averno, gruñiéndonos: «Hòsties podem dar» (hostias podemos dar), como no tenía a mano obleas consagradas en misa me dediqué a dar golpes a mis compis de mesa, pobres. Por cierto, de este corte tienen un videoclip que os recomiendo acérrimamente, subtitulado en catalán, castellano, inglés… ¡y sueco!

Antes de empezar con «La cosa», Thomas,  la bestia sueca al bajo, le decía a Gou que hablase con el público, entre risas y ese buen rollo que les caracteriza. Y esta es una de las cosas que más me gusta de Siroll! se nota la complicidad entre ellos, no son un simple puñado de buenos músicos que se han juntado para formar una banda, suben al escenario, tocan y se van. Creen en lo que hacen, lo disfrutan y nos hacen participes de ello. Después de este temazo, donde Jaume nos eclipsó con su dominio de las cuerdas, el bajo y los coros de Thomas se volvieron pura adicción, riffs que si no te hacen flipar es que estás muerto, seguían con «Mitjans de manipulació». En este punto el público ya estaba dándolo todo, estaba claro que no era la única que quería fuego y destrucción. Continuaron con otro de mis temas predilectos, «Doble o res», aquí quiero hablar de Venty, que a parte de su destreza con los solos de guitarra también lo es como letrista, y es que cada vez que escucho «No ens hem empassat que la llibertat és poder ser tan lliure com un gos de ciutat» (no nos hemos tragado que la libertad es poder ser tan libre como un perro de ciudad) algo arde dentro de mí, será la opresión de la correa, al igual que cuando Gou brama «Au, passa i jau», muy fan, soy muy fan.

Con un  continuo sonido brutal, tres de las más breves pero concisas; primero «A l’agüait» seguida por «Fatxes de proximitat» y de repente «902», que me parece bastante curioso que cada vez que han tocado esta canción y empieza a sonar el telefonillo a la gente parece hacerle mucha gracia eso de… ¿a quién le están llamando?, en fin. La siguiente copla dice así: “I d’aquesta merda en dieu país, digueu-me terrorista si es precís” (y a esta mierda la llamáis país, llamadme terrorista si es preciso) genial, así es «País de merda». Ahora tocaba su ya conocida versión, «Pagesos satànics» de Brujeria y su «Narcos satánicos» un clasicazo, aunque ya va tocando alguna otra que tienen en su último trabajo como, «Diantre», versión de «Demon» de Entombed, pero vamos, que es por poner alguna pega.

A cuatro temas para el final llega «Tal dia», otro maldito temazo, que si en el disco suena bien, en directo, ¡el doble! Albert dándole tralla a la batería con un rollazo black metalero acojonante, Thomas como el nuevo acompañante a la voz, que como diría mi abuela, canela en rama. Para que el ambiente no se enfriara echaron un poco de «Més llenya al foc» haciendo corear al público y consiguiendo que la temperatura de la Rocksound  fuese como de costumbre cuando está hasta los topes, achicharrante. «Per orgull, per respecte, per justícia o venjança» (por orgullo, por respeto, por justicia, o venganza) hablaré del siguiente tema. Jajaja, en serio, si no entendéis català, traducid las letras, merece la pena. «Dret i deure» el penúltimo caramelito de la noche, para ellos el trigésimo, si no hago mal las cuentas. Y entonces te ves coreando al unisono (dret! dret! dret!) tras ni un segundo de decadencia, eso es lo que ofrece Siroll! encima del escenario y a esto me refería al principio de la crónica cuando hablaba de feedback loop. Para acabar otro cañonazo, «Següent» y ¡maldita sea! ¿qué más puedo decir? Pues que no voy a entrar en tecnicismos de si esto suena así o asá, por lo que me reitero y os invito a comprar sus discos, ir a sus conciertos y juzgad vosotros mismos. Lo que sí os puedo asegurar es que si os mola la caña y bien hecha los de la muntanya no os defraudarán.

Para terminar, me gustaría felicitar a Peace After Pain y Siroll!, ya que hacer un doblete así, sabemos que no es fácil. Agradecer a  Octopuss Prods. y a Rocksound por luchar y mantener viva la escena a pesar del panorama actual y el más especial agradecimiento a Marie, por hacer de fotógrafa esporádica cuando lo que tenía que hacer era pegarse una buena juerga. ¡Salud y metal para todos!

Setlist Siroll!:

Tu mateix
Pobre
Cobord
Hòsties
La cosa
Mitjans de manipulació
Doble o res
A l’agüait
Fatxes de proximitat
902
País de merda
Pagesos satànics
Tal dia
Més llenya al foc
Dret i deure
Següent

Avatar
Sobre Jessica Duque 3 Artículos
Por ser amante del underground, con más de veinte años de descontracturación cervical gracias a los bolos, una admiración profunda por el amor y dedicación de los artistas a sus obras y a su público, he decidido predicar la palabra del metal. Desde el rock más clásico hasta el death metal más béstia, en mis altavoces, si está bien hecho, todo tiene cabida. Y recuerda, hasta tu super banda favorita tuvo un primer disco, un primer concierto. Support or die!