Crónica y fotos del concierto de Robe - Parc del Fòrum (Barcelona), 8 de octubre de 2022

Robe Iniesta eleva su rock transgresivo a la gran arena del Fòrum de Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
Robe
 
Fecha: 8 de octubre de 2022
Lugar: Parc del Fòrum (Barcelona)
Promotora: The Project / El Dromedario Records
Asistencia aproximada: 5.000 personas

Fotos

Fotos por Mario Cervera

No hubo teloneros ni tampoco colas para entrar al bello reciento, que lució una importantísima entrada bajo una luna preciosa, tanto como la que aparecen en las letras del maestro extremeño. Abanderado del rock transgresivo y la marginalidad ha llevado su apuesta a las grandes arenas y a enormes círculos de público. Puede parecer algo contradictorio, pero hay una explicación: las letras de Robe Iniesta poseen magia, y su voz, sin ser nada del otro jueves, es la voz perfecta para transmitir esas letras. Aquí radica el hechizo que le hace grande.

Es como la garganta rota de Yosi para cantar a la fatalidad o la cazallosa voz de Sabina para acariciar ese poemario tan suyo. Robe tiene un don y elevó a los Extremoduro a los pabellones, pero lejos de querer despedirse, el músico evoluciona y la fase en la que está, creativa y de mucha belleza musical, le motiva mucho más que volver a tocar todo el repertorio clásico de su anterior grupo. Eso sí, hay concesiones a los fans de toda la vida, y cuando eso sucede, se te eriza el vello. Decía el caballero de la triste figura Yosi Domíngez que “una canción no es canción hasta que el pueblo la canta”, pues… Extremoduro y Robe Iniesta tienen canciones y… son leyenda.

Escalonada entrada y ejemplar comportamiento con público variopinto y de distintos pelajes. Con ocho minutos de retraso empezó un concierto rico en instrumentación, con siete músicos sobre las tablas. Algo de música clásica de fondo con el grupo entrando, una poesía de Robe y unas pantallas que agradecimos, para no perdernos detalles. El Fòrum es un emplazamiento excelente, pero lo de cobrar un euro para un vaso no retornable es de traca.

Violín y clarinete además de un cantante de apoyo en las segundas voces que tardó en ser ecualizado para que los tonos azules de los focos contrastaran con el rojo de nuestro protagonista, con unos pantalones amplios y estampados de flores en el color de la pasión. Empezaron con “Del tiempo perdido” del disco Destrozares. Tengo que decir que el material de ese disco en directo hace que gane muchísimo. Llevaba Robe un palestino para protegerse del frío barcelonés. Suavidad y clase para luego saludar con un “Bona nit, estad atentos”.

Destaquemos el gran solo de violín de “Por encima del bien y del mal” del mismo disco y luego ese de saxo. Si me hubiesen dicho en los 90 que Robe Iniesta tocaría con estos instrumentos nunca me lo hubiera creído. La dinámica era un tanto contemplativa con canciones extensas, desarrollos musicales y letras preciosas. La gente se animó a cantar “Por ser un pervertido” (con ese batería metiendo coros) y luego “La canción más triste”. Los temas iban cargados de arreglos y detalles, y Robe, comunica y te hace sentir algo especial. A pesar de la tristeza andábamos todos contentos y con la sonrisa puesta. Esta última iba con solo de teclado.

Momentos atmosféricos debajo la luna de la ciudad condal… Realmente consiguen una atmósfera muy especial. El primer recuerdo a su anterior banda fue el “Si te vas…” con coreo masivo y un “uooo” del gentío nada más sonar el punteado de guitarra. La gente primero sacó los móviles para grabar y luego hizo el tradicional parabrisas con la mano elevada. Terminaría todo con gritos de “Robe, Robe”… Antes de “A la orilla del río” hubo la presentación de: “No hay nada como el primer amor, nada como la primera vez que escuchas una canción”. Esos momentos bellos de poeta…

Algo más de electricidad y mala leche en “Tu corazón”, una de las fundamentales en la que antes lanzó la proclama de: “¿Alguien tiene un plan para salvar al mundo?”. Mucho feeling en las guitarras y un poco de electricidad (por fin). Los antiguos fans del grupo andábamos contentos pues luego cayó “El camino de las utopías”. El buen sonido permitía seguir la perfecta dicción de Iniesta y demostraba que la evolución de lo que fue Extremoduro fue exquisita.

Turno entonces para La ley innata (2008) y uno de sus mejores movimientos: “Lo de fuera”, con esos momentos a doble bombo. Hay muchos que consideran ese disco como el mejor que nunca grabaron y… puedo entender su apuesta. Avisó Robe que harían una larguita pausa de entremedio para luego continuar con el Mayéutica (2021) en toda su extensión, pero antes cayó “Ininteligible”. Se abrieron los focos y pudimos charlar y hacer otra cerveza, pero disfrutamos antes del gran trabajo musical y la complejidad del tema. Aquí los coros del corista fueron un plus a lo ofrecido.

Y entonces fue cuando recibí una fatídica llamada con una urgencia familiar, por lo que no pude asistir a la segunda parte, que en su tramo final iba bien cargada con “Jesucristo García”, “Puta” y “Ama, ama, ama y ensancha el alma”. Qué gran final… Me emocionó ir andando para el coche mientras sonaba el segundo movimiento de Mayéutica y me quedé con tantas ganas que ya estoy estudiando el ir a otro concierto de esta gira…

Siento no poder terminar la crítica como merece, pero la vida es cuestión de prioridades y lo que me impedía quedarme podría haber salido en alguna letra de sus primeros discos. Me contenté con escuchar unos clásicos de los Extremo en la vuelta en coche y de pensar en la reconversión del genio de Plasencia. Recordé ese concierto en el Doctor Music de Escalarre en el que los descubrí por vez primera en directo y aluciné con su propuesta.

Nos debe una despedida con Extremoduro que supongo que se hará más tarde que pronto, y a pesar de que parece que la fiera ya está domada, la magia sigue estando presente y lo que lleva Robe en directo es realmente ambicioso y te demuestra que los poetas no han muerto y que la poesía puede tratar sobre el costumbrismo vital y emocionarte a manos llenas. Mientras la amenaza del frío nuclear ha tomado Europa los pantalones de El Robe y sus letras te acercan a la primavera y a la felicidad.

Coitus interruptus

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1049 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.