Raven – Metal City

Nuestra Nota


7 / 10

Ficha técnica

Publicado el 18 de septiembre de 2020
Discográfica: SPV GmbH / Steamhammer Records
 
Componentes:
John Gallagher – Voz, bajo
Mark Gallagher - Guitarra
Mike Heller – Batería

Temas

1. The Power (3:55)
2. Top of the Mountain (3:36)
3. Human Race (3:59)
4. Metal City (3:27)
5. Battlescarred (4:45)
6. Cybertron (3:24)
7. Motorheadin' 2:42)
8. Not so Easy (3:09)
9. Break (3:39)
10. When Worlds Collide (6:15)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Raven – Metal City
Todos los discos de Raven – Metal City en Amazon


El caso de los ingleses afincados en los Estados Unidos Raven guarda bastantes similitudes con Anvil. Defensores del metal auténtico, prototípico -e incluso protopático-, machacón, con agudos tan afilados como cansinos, fueron bandera de la NWOBHM y permanecen inalterables al paso de los años. Hay gente que no puede con ellos, y lo entiendo, pero tienen todo su encanto intacto y Metal City es otra muestra de lo mismo, solo que puesta en pleno 2020. Quizá aquí no haya himnos de la talla de “One Night at the Inferno” o “All for One”, pero se agradece que sigan en plena forma y te den su ración de metal ceporro, tan afilado como sobreactuado. El disco es un homenaje a su ciudad de origen: Newcastle y la portada está hecha imitando las míticas cubiertas de los cómics Marvel. Todo un acierto. También es una obra que posee ese elemento loco y tan personal de Raven que ha venido propiciado porque su nuevo batería es un auténtico fanático de sus primeros trabajos.

Es un disco que huele a directo por todos lados, directo y metálico a más no poder. El estilo y el carácter del grupo queda marcado desde “The Power” y el disfrute es constante si eres fan del trío. La presencia de Mike Heller en la batería es un plus tremendo pues el chico es una máquina, más allá de lo lineal que puede parecerte el disco. Es un tema prototípico y entretenido, que disfruta de un excelente sonido y mantiene todos los elementos que siempre les han caracterizado. Buen riff de inicio y muchos detallitos técnicos del bajo de un John que dobla muchas veces la guitarra de su hermano. Un tema que dará ganas de vestir la chupa, ponerte el cinturón de balas y salir a beber litronas en el parque. El vocalista fuerza su afiladísima garganta. Lección de potencia y velocidad por parte de un Heller excepcional en uno de los temas más completos de la obra.

Destacaría ese trallazo en medio tiempo que es “Not so Easy” con los infernales agudos de John y esos coros funcionales que tan bien encajan. La producción premia esas timbalas y bombo en un corte que debería entrar ya a engrosar su cuota de imprescindibles. En “Metal City” también quitan el pie del acelerador para tirar de melodía y algo de accesibilidad. Guitarras dobladas por parte de Mark y una buena línea vocal en la que el bajo hace sus habituales diabluras. Tema ochentero con muchos coros de apoyo si bien mantienen la esencia metálica. Los temas hímnicos son su razón de ser y para eso tienes “Battlescarred” a la que añaden retazos de speed metal. La mano de Michael Wagener se nota si bien el mismo batería se lo ha grabado y producido todo. Cuando le dan ese toque libre y locuelo tan suyo y lo combinan con melodía es cuando alcanzan los mejores momentos, caso de “Cybertron”. Junto con “Not so Easy”, lo mejor del disco.

Los temas son bombazos rápidos sin exceso de minutaje y sus letras son tan directas como su música. Hay un deje Motörhead que les sienta de maravilla en “Motoheadin’”. Sí, está claro que el título no es nada casual… Es una perfecta combinación entre Lemmy y Raven con uno de los mejores solos de Mark Gallagher y también una de las joyas del disco, que bien merece su espacio en próximos directos. Gran y ceremonial finalización. Contundencia y agudos gratuitos en “Break” en el corte más oscuro del compacto. El tema más extenso y experimental lo encontramos al finalizar: “When Worlds Collide”. Medio tiempo oscuro con guitarras imitando sirenas antiaéreas. Duro riffeado y un puntito de Black Sabbath.

Raven siempre han sido un grupo difícil de ver en directo por estos lares, aunque ahora las cosas cambian. Les pudimos ver en Barcelona y vuelven de gira pronto en un cartel sencillamente excepcional en el que ejercen de cabezas de cartel. Si les conoces vas a encontrar en Metal City justo lo que buscas, ni más ni menos, para bien o para mal. Es un estilo del que son padrinos absolutos así que a estas alturas pueden hacer lo que les venga en gana. El disco destila ilusión y ganas, se nota que lo han disfrutado y que están en un gran momento, aunque puedo entender que el estilo tan personal anclado en la NWOBHM pueda no convencer a mucha gente. Sus fans les queremos tal como son.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 495 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.