Ramones – Subterranean Jungle: ¿40 años de su peor disco?

Ficha técnica

Publicado el 23 de febrero de 1983
Discográfica: Sire Records
 
Componentes:
Joey Ramone – Voz
Johnny Ramone – Guitarra
Dee Dee Ramone – Bajo, coros
Marky Ramone – Batería

Músicos adicionales:
Walter Lure – Guitarra guitar
Billy Rogers – Batería (en "Time Has Come Today")

Temas

1. Little Bit o'Soul (2:43)
2. I Need Your Love (3:07)
3. Outsider (2:11)
4. What'd Ya Do? (2:24)
5. Highest Trails Above (2:10)
6. Somebody Like Me (2:34)
7. Psycho Therapy (2:34)
8. Time Has Come Today (4:25)
9. My-My Kind of Girl (3:32)
10. In the Park (2:37)
11. Time Bomb (2:09)
12. Everytime I Eat Vegetables It Makes Me Think of You (3:06)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Ramones – Subterranean Jungle: ¿40 años de su peor disco?
Todos los discos de Ramones – Subterranean Jungle: ¿40 años de su peor disco? en Amazon


Dee Dee y yo estábamos muy metidos en asuntos de drogas. Hubo momentos en el estudio durante la grabación de Subterranean Jungle en que estábamos verdaderamente jodidos y borrachos y esto empezó a afectar al grupo.” (Marky Ramone)

En 1983 definitivamente la banda estaba completamente rota y tocó fondo en un séptimo disco que no pasaría del correcto. Hasta el momento llevaban un currículum extraordinario. Sus cuatro primeras obras son absolutamente maravillosas e imprescindibles, End of the Century contiene clásicos, además de ser el disco de Phil Spector y Pleasent Dreams es una joya pop en la que Joey Ramone tuvo todo el protagonismo. Pero los excesos y la dejadez hacían mella en un grupo casi roto.

Había tres detalles claros de que las cosas iban para abajo y sin frenos: ya hacía dos discos que las canciones no venían firmadas por “Ramones”, sino que cada uno firmaba las suyas. En segundo lugar, nunca habían estado tanto tiempo sin entregar nueva música, y la más sangrante de todas: ¡En Subterranean Junglehabía hasta tres versiones! Añadamos a esto que Joey Ramone había empezado a componer y a cantar fuera del grupo. Pintaban bastos…

“Estábamos pasando por un periodo muy malo, no nos hablábamos entre nosotros y así era difícil trabajar con la máxima eficiencia.” (Johnny Ramone)

El disco

Si vamos directos a lo bueno hay que quedarse con el “Psycho Therapy”, que curiosamente fue el tema que volvió a unir a Dee Dee y Johnny, absolutamente alejados en aquellos días. Dee Dee era mucho más cercano a Marky por lo que la propuesta del bajista a Johnny de: “¿Quieres que hagamos una canción juntos?” No podía haber funcionado mejor. No solo es una imprescindible del grupo de Queens, es que el videoclip es genial, aunque censurado por la MTV porque lo consideraron demasiado violento.

“Outsider” es el claro ejemplo de que Dee Dee había tomado las riendas de la composición y liderazgo y en esta hay el espíritu del marginado que siempre había sido, pero la voz de Joey lo dulcifica todo. Canta el bajista unos versos y en ese tramo pueden recordarte a los Heartbreakers. La pegada de Marky se deja oír en “What’d Ya Do?”, aunque el sonido y producción de Ritchie Cordell y Glen Kolotkin hace que la batería, en general, quede algo robótica. Tema correcto con solo de Johnny y poco más…

En “Highest Trails Above” hay refrito de ideas en un corte que está porque había que cumplir expediente y llegar a una decena de temas, nada más. En “Somebody Like Me” hay un preocupante refrito de ideas con el riff base de “Blitzkrieg Bop” y una línea vocal que te recuerda a canciones ya hechas. Realmente la falta de interés en composición de todo un Joey lastra el disco de veras. Andaba el enorme y miope vocalista en cosas que podríamos llegar a considerar como proyectos paralelos.

“My-My Kind of Girl” precisamente es la aportación del vocalista con unos efluvios totalmente de los 50, algo que siempre amó. El tema funciona y los arreglos con esa guitarra desnuda rasgada sobre la base le dan mucha clase al tema, que se acerca a la balada de época, pero poco más. Podríamos decir que “In the Park” es la canción tapada del disco, gentileza de Dee Dee y con muchas guitarras. Disfrutable e incluso pegadiza por la melódica voz de Joey a pesar del poso triste. Marky juega con el charles y le añade unos cascabeles que dan color.

Los poco más de dos minutos de “Time Bomb” no llevan a ninguna parte a pesar de que si eres fan te gustarán. Dee Dee decidió que esta la cantaba él. Finalmente hay la una de las canciones más especiales de todas: “Everytime I Eat Vegetables It Makes Me Think of You”. Un despechado Joey Ramone tocado en el desamor se acordaba de su ex novia vegana cada vez que comía unas berzas… La canción mola, pero… ¿dónde quedan los bates de baseball, los freaks, la cola para esnifar y los ataques relámpago? Esa brújula ya no señalaba al Norte.

Finalmente quedan las tres versiones de la que hay que destacar ese brutal inicio con “Little Bit’O Soul”, que es de lo más disfrutable del disco a pesar de que empezar con una versión ya te indica mucho del estado de las cosas. El bajo de Dee Dee es la base y luego hay palmas y percusiones varias. “I Need Your Love” es otra versión que funciona, pero menos que la primera. Queda fría y previsible a pesar de los ornamentos de producción. Y yendo de caída “Time Has Come Today” es la más floja de las tres, quedando robótica y repetitiva a más no poder. Y eso que fue single… Las malas decisiones siempre fueron la tónica de la familia Ramone.

Veredicto

Posiblemente es el peor disco de los Ramones empezando por la portada cutre del metro grafitado. Es que tampoco es que el material sea barriobajero ni haya mala leche. Se notaba que las cosas andaban de mal en peor y la gente cercana a ellos creía que podía terminar todo en una separación. Marky decidió abandonar la nave, Dee Dee ese sumergió en el alcohol y las drogas, Joey volvió a hacer sus pinitos musicales en otra parte y a Johnny… le tocó la peor parte: Una pelea por lío de faldas le postró en el hospital hasta el punto de que se creía que no salía de esa.

Alcanzaron el número 83 en las listas americanas, justo el del año de edición del disco y el futuro parecía negro y desesperanzador. Pero cuando Johnny volvió al redil el grupo vio que la banda podía sobreponerse a todo y que había que buscar un nuevo baterista para seguir escribiendo páginas de gloria. Tampoco nos engañemos: eran los Ramones y no sabían hacer otra cosa, y por eso justamente les amamos. Son para un servidor la banda más especial del mundo, así que dejemos que Marky os resuma el disco cuando pude entrevistarle en persona:

“Muy malo. Quizás el disco más flojo del grupo. Solo hay salvable «Psycho Therapy».” (Marky Ramone)

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1370 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.