Crónica y fotos del concierto de Hartmann + Aerial Blacked - Sala Upload (Barcelona), 15 de febrero de 2023

Hartmann y Aerial Blacked se entregan en la barcelonesa sala Upload ante un reducido público

Datos del Concierto

Bandas:
Hartmann + Aerial Blacked
 
Fecha: 15 de febrero de 2023
Lugar: Sala Upload (Barcelona)
Promotora: ITP Promotions / Suspiria Records / Kivents
Asistencia aproximada: 50 personas

Fotos

Fotos por Marta Carreras

No sé si seré la única persona que el pasado miércoles 15 de febrero tuvo que pasar por la dolorosa elección de escoger entre dos posibles conciertos relativamente afines el mismo día a la misma hora, aun no respondiendo exactamente a los mismos parámetros estilísticos. En ambos casos, se trata de reputados guitarristas que a su vez cantan a las mil maravillas y vienen con sus proyectos personales que toman prestado, ¡oh, sorpresa!, su propio nombre. No le deseo a nadie la lucha interna por la que pasé los días previos por decantarme por uno u otro, lo que está claro es que, ante la imposibilidad de escoger emocionalmente, pues me gustan —y mucho— los dos, me limité a valorar la evidencia. ¿Quién ha programado antes? Pues el segundo a sumarse a la fiesta, sintiéndolo mucho, queda relegado. En otra ocasión será, haber escogido un día mejor para visitarnos en el que no hubiera coincidencia… Por Dios, ¡que es un miércoles cualquiera! ¿Cómo nos pueden hacer esto los promotores? ¿Qué no lo estudian antes de programar o es que es tan complejo encontrar “hueco” en una sala y hacerla coincidir con la gira del artista en cuestión? Seguro que se me escapan mil factores más a tener en cuenta, pero sería un detalle que pensaran también en los cuatro, sí, cuatro personajes que siempre nos vemos las caras en todas las salas. ¿Cómo nos repartimos? ¿Dos en cada sala? Resultado: ahí lo tenéis, una pequeña sala como es la Upload ni medio llena. Triste, muy triste. Y pensar que Hartmann se las ve ante miles de personas cuando gira con Avantasia… ¿Qué debe pasar por su cabeza cuando se asoma a un escenario y tan solo se encuentra unos pocos valientes allí? Mejor ni imaginárselo. Tan solo decir que en diversas ocasiones de su concierto nos agradeció nuestra asistencia y nos animó a que la próxima vez viniésemos acompañados de padres, hijos, amigos y… ¡hasta el perro! Sin olvidar la de veces que nos indicaron que en la zona de merch nos esperaban a la finalización del concierto…

Sin más, pasemos a describir lo que aconteció el pasado miércoles 15 de febrero en la susodicha Upload, día que siempre quedará grabado en mi memoria por el penoso solape entre dos bolos de dos guitarristas de altura como son Oliver Hartmann y Jared James Nichols.

Aerial Blacked

La banda de Mataró venía a presentarnos material de su último trabajo, Play It Loud!. editado en el pasado 2022. Cuando fueron anunciados como banda invitada de Hartmann, tuve que ponerme las pilas pues sí conocía de su existencia, pero no me había parado a escucharlos con detenimiento. Mi sorpresa fue descubrir que su estilo escasa similitud tiene con la banda a la que telonean esta vez, pues linda derroteros mucho más contundentes, y eso puede ser un arma de doble filo, ya que esa apuesta arriesgada tanto puede funcionar a las mil maravillas como no… Expectación máxima por averiguarlo. Así, a priori, su música me recuerda un poco a lo que experimento cuando escucho Megadeth, instrumentalmente me encaja lo que oigo y lo disfruto, aunque vocalmente no me siento cómoda del todo. Valga decir que la que suscribe es muy maniática con el tema vocal y aunque muchas veces pueda no entusiasmarme una voz, no por ello quiere decir que no encaje con su propuesta musical, que lo hace en este caso.

Pocos minutos después de las 20:30 h., Aerial Blacked salían al escenario para dar cuenta del tirón de prácticamente medio Play It Loud! (2022), encadenando hasta seis temas del mismo. Ya desde el inicio pudimos constatar mucha potencia sónica instrumental y una voz que no se acabó de escuchar bien en todo el bolo, pues quedaba tapada por el resto de miembros de la banda, los cuales no pararon de repartir contundencia tema tras tema. “The Ether” y sus riffs atronadores fueron una muy buena elección para dar el pistoletazo de salida y engancharnos a su propuesta. Vimos a Hector sufriendo lo suyo para llegar a los altos tonos del siguiente “Struggle”, quizá ahí pecaron de poner un tema de alta demanda vocal demasiado pronto, aunque repasando de nuevo su último disco, pocos se salvan de ello… A su finalización hubo un pequeño parón para presentarse y darnos las gracias por nuestra asistencia y acto seguido atacaron “Iron Bones”, tema más relajado que sus antecesores, pero no por ello falto de contundencia gracias a sus riffs doblados de guitarra.

“Ignitio” siguió con la senda de ritmos relajados, esta vez recreando un ambiente mucho más oscuro y sugerente que nos condujo directos a la balada “You Made My Way”, momento que, gracias a la eliminación de la distorsión de las guitarras, nos facilitó por fin escuchar mejor la voz. “Joker & Ace” fue su último tema de repaso en bloque a Play It Loud! regresando de nuevo esa potencia que suele caracterizar a la banda. “Lights Out!”, de su proyecto solidario para la lucha contra el cáncer infantil, The United Project, incrementó aún más el ritmo alcanzando cotas speed/thrash por momentos. Encararon la recta final con un contundente “Play It Loud!”, plato fuerte de su homónimo último trabajo. La única concesión a trabajos anteriores vino de la mano de “Rebellion” a continuación, perteneciente a su trabajo Breaking Stones (2015), tema altamente contagioso que animó bien el ambiente y que sirvió para presentar a los miembros de la banda. Ya para finalizar el espectáculo se atrevieron con una versión de la banda Muse, «Stockholm Syndrome “ llevada a su terreno de contundencia y distorsión, con un gran trabajo por parte de las guitarras que tuvieron un plus de protagonismo aquí.

Aerial Blacked puso toda la carne en el asador durante los 50 minutos que dispusieron y lo que hicieron, lo hicieron bien, aunque hubiera ayudado un mejor ajuste en el sonido de la voz. Thumbs up.

Setlist Aerial Blacked:

The Ether
Struggle
Iron Bones
Ignitio
You Made My Way
Joker & Ace
Lights Out!
Play It Loud!
Rebellion
Stockholm Syndrome (Muse cover)

Hartmann

Oliver Hartmann es un animal de carretera. Siempre que sus compromisos con Avantasia se lo permiten, no duda en girar bien con su banda tributo a Pink Floyd, Echoes, o bien con su propia banda Hartmann. Durante la pandemia intentó en diversas ocasiones girar infructuosamente y es por fin este 2023 en el que se le han alineado los astros, aunque por el camino se han apeado de forma temporal dos de sus compañeros habituales por motivos diversos de índole personal. A diferencia de su visita anterior del 2019, Hartmann ha apostado esta vez por prescindir de una segunda guitarra e incorporar un teclista, Markus Nanz, compañero de filas de Oliver Hartmann en Echoes. Acompañándolos vienen asimismo Dennis Ward al bajo (titular en Magnum e incorporación de última hora) y Oliver Schulte a la batería, todos ellos ayudando con los coros en todo momento.

Tras los primeros acordes de “Can’t Stop This Train” pasados unos minutos de las 21:30, Hartmann empezó ya con su sonrisa característica a jalearnos para animar la velada. Hard rock melódico es su bandera, y así nos lo hizo saber de buenas a primeras con este tema perteneciente a su anterior trabajo, 15 Pearls and Gems, editado en abril del 2020, al poco de declararse la pandemia mundial, y que, por lo tanto, se quedó sin gira de presentación en su momento. Entramos ya en la presentación de su último álbum, Get Over It (2022) con “One Step Behind”, que empezó de manera un tanto atropellada por pequeños problemas técnicos que fueron solucionados a la finalización del mismo, momento que aprovechó Oliver para presentarnos a la banda mientras se realizaban los reajustes pertinentes, agradeciendo en especial a Dennis Ward por su incorporación en el último minuto debido a la marcha sobrevenida del titular Armin Donderer. Incitó Oliver a Dennis a un solo de bajo, y se produjo la típica broma del “no me pagas tanto” que ya hemos oído en más de una ocasión, así que nos quedamos con las ganas, pero fue justo el tiempo necesario para retomar el concierto donde lo habían dejado.

Seguimos repasando Get Over It (2022) con “What You Give Is What You Take”, un medio tiempo con un estribillo de lo más contagioso, muy en la línea de bandas como podrían ser Thunder o Mr. Big incluso. Mención especial a la figura de Markus Nanz que con sus teclados rellenó muy bien los espacios en temas como este, aunque el sonido pecó de estar demasiado bajo por lo que su presencia quedó un tanto diluida. “The Gun” es otro de los destacados de su último trabajo que brilló con luz propia, un nuevo medio tiempo de los que destilan buen rollo y que disparan el movimiento cervical casi sin darte cuenta. Oliver Shulte no paró de añadir detalles de calidad con su batería en este tema (y en muchos otros momentos de la noche) y eso es de agradecer pues bien podría haberse limitado a cumplir sin más, ya que la música de Hartmann no destaca por su complejidad, sino más bien por una sencillez bien llevada. “Walking on a Thin Line” fue el primer sencillo de su trabajo anterior, y nos mostró una faceta del artista más potente sin descuidar esas líneas melódicas tan adictivas que le caracterizan, en especial en sus estribillos.

Llegados este momento tocó hacer una pequeña revisión a la trayectoria del artista con toda una sucesión de temas más antiguos, iniciados con la balada “Don’t Want Back Down”, seguidos de un bailongo “The Sun’s Still Rising” en contraposición, con gran solo incluido tirando de wah-wah, y rematando con un “I Won’t Get Fooled Again” que retomó la senda más enérgica con un riff recurrente al más puro estilo Whitesnake. “Simple Man” fue un tema muy folk que en su día grabaron a dúo con Eric Martin (Mr. Big), pero que, ante su evidente ausencia, fue suplido como pudo por Dennis Ward. Curioso el detalle de girar la hoja del setlist que tenía delante donde estaba apuntada la letra a modo de chuleta, colgándola del palo del micro para verla mejor. Todo muy de estar por casa. En “In Another Life”, una sentida balada, se echó en falta la emotividad de los coros femeninos de Ina Morgan, eterna acompañante de Hartmann tanto en solitario como en Avantasia, aunque el resto de los miembros de la banda se esmeraron para que el tema no se resintiera demasiado por esa ausencia. “Cold As Stone” animó a la audiencia a acompañar con sus palmas el devenir del tema en sus momentos más rítmicos y nos trajo también un solo destacable por parte de Hartmann, que de nuevo no dudó usar su wah-wah para darle la intensidad necesaria.

Nueva pausa para un traguito de cerveza (hubo infinidad de momentos así durante toda la noche) para ya encarar la recta final, que se inició con otro de sus antiguos temas, “After the Love Is Gone”, balada muy relajada que sirvió para recuperar el aliento tras más de una hora de espectáculo seguido que ya llevábamos acumulado. “Don’t Give Up Your Dream” fue el siguiente clásico en caer, un medio tiempo de tintes folk que nos anima a mantenernos firmes en la persecución de nuestros sueños y que encierra algún giro inesperado que nos recuerda una vez más a los Whitesnake más modernillos de finales de los años 80, principios de los 90. Un solazo de infarto como colofón nos llevó directos al siguiente “Alive Again”, tema perteneciente al debut de la carrera en solitario de Hartmann con Out in the Cold (2005), en el que el destacan de manera especial el aspecto coral de sus estribillos y un enorme solo para lucimiento propio. Acabar un repertorio con una balada casi nunca es muy efectivo a no ser que quieras cerrar de una manera muy sentimental, pero es que “Out in the Cold” es todo un clásico y uno de los mejores temas que le han salido al bueno de Oliver Hartman, así que, damos por más que justificada su presencia en ese momento de la noche. Para despedirse, Hartmann aprovechó para presentar de nuevo a los miembros de la banda y nos hizo interactuar cantando siguiendo fielmente sus instrucciones, tras lo cual se marcó una pequeña improvisación vocal e instrumental de lo más emotiva.

Pero la cosa no acabó aquí tal y como todo auguraba, fuimos obsequiados con un último bis, un medley de dos covers, “The Winner Takes It All” de ABBA, tema que en su día Oliver Hartmann editó con su banda At Vance (a mí se me hizo raro oírlo imitando una voz femenina, la verdad sea dicha) y “Music Was My First Love” de John Miles, éste sí, mucho más acertado y que ya sirvió como broche final a su repertorio en su gira anterior que pasó por nuestras tierras en el 2019.

Hartmann no se mereció la poca asistencia de la noche, aunque los que vinieron, lo hicieron convencidos, disfrutaron de lo lindo y no pararon de animarlo durante toda la velada. Verlo actuar a escasos centímetros de tu persona, dejándose la piel tanto con su instrumento como con su voz sin dejar de derrochar simpatía en todo momento debería tener una mayor recompensa. Hartmann es sinónimo de solvencia, calidad y buen hacer, tanto a las voces como a la guitarra. Para mí fue un lujo gozar de esa proximidad en la que puedes contemplar sin problemas todas y cada una de las imperfecciones de unos dedos castigados de tanto tocar, los rasguños en el cuerpo de su guitarra, sus trifulcas con la pedalera y todo un sinfín de detalles ahí expuestos ante los ojos de todos los asistentes, sin trampa ni cartón. Prefiero cien veces este formato más íntimo a los macro espectáculos que nos puedan brindar bandas como Avantasia, en el que el foco de atención se centra en eso mismo, en el espectáculo en sí, y en el que apreciar el verdadero valor de las individuales allí presentes se hace difícil.

Tal y como dice uno de sus temas, Hartmann is just a simple man que disfruta con lo que hace, tenga delante una multitud o cuatro gatos. Un personaje muy grande y no lo suficientemente valorado. Si vuelve a visitarnos, no lo dudes ni un instante, ven a pasar un rato agradable con él y hazlo acompañado. Win win.

Setlist Hartmann:

Can’t Stop This Train
One Step Behind
What You Give Is What You Take
The Gun
Walking on a Thin Line
Don’t Want Back Down
The Sun’s Still Rising
I Won’t Get Fooled Again
Simple Man
In Another Life
Cold as Stone
After the Love Is Gone
Don’t Give Up Your Dream
Alive Again
Out in the Cold
The Winner Takes It All / Music Was My First Love Medley

Avatar
Sobre Susana Masanés 141 Artículos
Aficionada a la música y los viajes, aunque no sabría decidir en qué orden. Cuando los combino, ¡lo más! Amante de aprender cosas de allá donde vaya, soy un poco la suma de los lugares que he visitado y las experiencias vividas. Daría la vuelta al mundo de concierto en concierto si de mi dependiera, pero las limitaciones terrenales me mantienen aquí y ahora, así que, ¡a sacarle el máximo partido!