Overloud – Loud Machine

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 8 de enero de 2018
Discográfica: Autoeditado
 
Componentes:
Ion Ziaurriz - Voz, armónica
Alex Gómez - Guitarra, coros
Javi Iturrarte - Guitarra, coros
Juan Martínez - Bajo, coros
Borja Etxeberría - Batería, coros

Temas

1. Loud Machine (3:52)
2. Brand New Flame (4:53)
3. The Way of Sorrow (5:19)
4. Time (6:05)
5. Falling Star (5:02)
6. Bad Dog (5:20)
7. Hell of a Day (4:44)
8. Wherever You Are (6:40)
9. Living Dead (5:35)
10. Wet (5:26)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Overloud – Loud Machine
Todos los discos de Overloud en Amazon


Como pasa de vez en cuando, nos llegó a la redacción el último disco de los donostiarras Overloud, Loud Machine (2018), con una petición de reseña y una carta explicativa de quiénes son. No podíamos negarnos a ello, somos muy del undergorund. ¿Underground? No lo tengo tan claro, pues este es el tercer trabajo editado, tras la maqueta del 2009 Back to the Rock y los álbumes Past is Gone… Today is Done (2011) y Altered Ego (2015). Sea como fuere, aún no es una banda que lo ha acabado de petar, y quizá este tercer disco es el que lo consiga, porque nos encontramos ante un auténtico discazo de hard rock/sleazy/heavy metal. Para mí, y aunque a toro pasado, uno de los mejores lanzamientos nacionales del año pasado. Pero veamos qué nos dicen ellos mismos en la carta adjunta:

Overloud cantan en inglés, y su estilo, a medio camino entre el hard rock, el sleazy e incluso el heavy metal, bebe sin duda de aquellas formaciones angelinas tan míticas como RATT, Mötley Crüe, L.A. Guns, Guns N’ Roses, Poison o Skid Row, pero sin olvidarnos de las bandas europeas, quizá más elegantes desde Gotthard o Bonfire a las más macarras como Dogs d’Amour (…)

Sí, sin duda todo esto es cierto, aunque me falta algún otro nombre como AC/DC (hay algunos punteos muy de los australianos) y Motorhead e, incluso y más de pasada, otros como Accept, aunque por lo leído y oído, esto es más del disco que estamos presentando.

No encontramos ante 10 cortes de puro hard n’ heavy, con la melodía como principal arma pero con un aroma a macarrismo que echa para atrás (esto es un halago, por si hace falta aclararlo). Riffs contundentes y crudos a la vez que divertidos, una base rítmica que le va niquelada y una voz que también está a la altura, aunque quizá la producción sea lo que menos haya hecho resaltar, ya que parece como superpuesta a la música (nada que más discos y más dinero no pueda arreglar). Temas como el homónimo al disco, “Loud Machine” o “The Way of Sorrow” son un claro ejemplo de todo esto que estamos diciendo.

Más melódicas son, por ejemplo, “Hell of a Day” o “Brand New Flame”. Quizá la que menos me ha aportado sea la balada, ”Wherever You Are”, muy enfrentada a una de las más divertidas, “Wet”.

El punto negativo, además del de la producción de la voz (que tampoco es tanto), es que me da la sensación que va de más a menos, aunque el menos es muy alto. Es decir, cuando empecé a escuchar el disco por primera vez, los pensamientos ante el primer par de temas era “madre del amor hermoso, qué pasada”, y ese pensamiento fue variando hasta acabar en un “es un buen disco”. No sé si es por el orden de temas, por mí mismo o por que, aunque muy buena, su música no es original (como no lo es la de ningún grupo que practique este estilo), aunque sí muy personal.

Sea como fuere, y a pesar del párrafo anterior, si lo tuyo es el hard rock macarra y melódico a partes iguales, no dejes pasar a estos chicos. Lo reitero, uno de los lanzamientos nacionales del año pasado.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 131 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.