5 joyas olvidadas de death metal sueco

Estrenamos sección nueva donde cada X tiempo iré realizando unas listas con cinco discos que tengan algo en común, bien sea el género musical u otra característica. Los listados, sobre todo, estarán enfocados a discos que no sean muy conocidos o reconocidos, joyas ocultas y otras olvidadas. Para poner los mismos de siempre, los clásicos de los clásicos, ya hay una decena de otros medios que lo hacen. Así que disponeos a descubrir algún que otro grupo o recordar ese disco que tanto os hizo vibrar para luego pasar al olvido.

En este primer capitulo nos adentraremos en el death metal sueco, discos indispensables para entender el movimiento que surgió de las frías tierras del norte de Europa. Vamos allá.

Grotesque – Incantation (1990)

Grotesque se fundaron en Gothenburg en 1988 por varios músicos de la escena local que luego formarían grupos como At the GatesLiers In Wait Diabolique, conocidas formaciones que en algunos casos sobrepasaron la línea del underground.

Después de tres demos sacaron este Ep en el año 1990 con mucho mejor sonido grabando un total de cinco canciones. Agresivas y oscuras son una perfecta mezcla de death metal con algún que otro destello de black y algo de thrash pero todo envuelto en una aura de misterio y horror, algo característico de la época. Composiciones algo alocadas que bebían directamente de grupos como Mercyless o los primeros Morbid pero sonando originales sin intentar copiar a nadie. Vaya, en esos primeros años donde el género se estaba haciendo a sí mismo todo te podía sonar más o menos parecido pero siempre con matices.

La canción que da título al trabajo y lo abre es un compendio de pasajes y riffs que abarcan más de siete minutos, algo bastante extraño para esos tiempos que se tendía a ser más directo con canciones más cortas que es lo que encontramos a continuación. Solos muy old school con ese sonido tan particular que sabían sacarle y en definitiva la esencia de esos primeros años donde la experimentación por parte de músicos y productores fuese un puntal para el estilo.

El disco tuvo dos productores diferentes y aunque no se aprecian muchas diferencias se nota la mano del siempre activo Tomas Skogsberg en el primer tramo del disco sonando en contrapartida mucho más agudo y thrashy en las dos últimas canciones la producción de las cuales recayó en Kasper Hard. Su estilo también me recuerda bastante a sus compatriotas Desultory por la crudeza del sonido en conjunto.

Un buen disco que sirve para comprender mucho mejor todos los proyectos que salieron de este primer embrión.


Hetsheads – We Hail the Possessed [Compilación] (1994)

La verdad que no hace mucho que conozco a este grupo, a ver, el tiempo pasa volando y seguro que son más de cinco años pero para mi hace poco que están conmigo. Fue en esos momentos que empiezas a ver reportajes sobre el estilo que más te gusta, te informas, accedes a Metallum y no paras de darle a enlaces e ir de un grupo a otro perdiendo la noción del tiempo. De pronto encontré este disco, una recopilación un tanto extraña pero que me cautivó desde el primer instante.

El sonido sucio y macarra de esos primeros años donde el desparpajo de muchos jóvenes, intentando ser lo menos convencionales posible, editaron material de gran calidad. Ya con la intro te das cuenta de que va a ir esto y es que son de ese tipo de intros con un fuerte carácter épico, oscuras pero de corte clásico con teclados atmosféricos y guitarras acústicas. Esta introducción da paso a una escabechina en forma de death/punk con un sonido horrible, en serio, la producción es pésima, pero por alguna extraña razón que no sé explicar me chifla y me atrapa. La voz es rabiosa, potente y oscura y los ritmos sencillos pero efectivos. Las guitarras suenan chicharreras y se nota que no fueron grabados en los Sunlight Studio, suenan como si hubiesen usado un montón de Boss Metal Zone, jajaja. Pero insisto que este sonido ponzoñoso tiene su encanto.

Se nota a leguas que todos estos grupos se inspiraron y mamaron mucho del cine de terror de los años 70 y 80 ya que su música está llena de referencias a las bandas sonoras de estas películas. Además, las letras todas hablaban de temas como el diablo, la iglesia y todo lo relacionado con el bien y el mal. Creo que no debe ser un disco muy conocido aunque solo se lo recomendaría a alguien que esté bastante metido en este género.


At the Gates – Gardens of Grief [Demo] (1991)

Este disco (bueno, demo mejor dicho) no creo que sea muy desconocido ya que se trata del primer trabajo de los más que conocidos At the Gates pero muchas ocasiones dejamos de lado los primeros discos y es un craso error.

Lo primero que sorprende de esta demo es el sonido. Un sonido potente y muy bien definido en el que ya se vislumbraba la gran imaginación de la que luego hicieron gala con unas más que geniales canciones. Una perfecta carta de presentación que los puso en el mapa de grupos a tener en cuenta.

No es de extrañar que este primer trabajo fuera reeditado como single y luego en un par de splits junto a grupos como Ceremonial Oath o los ya comentados más arriba Grotesque y no es raro ya que el cantante de At the Gates colaboró y formó parte de estas formaciones.

Death metal muy potente y con algo de melodía pero sin exagerar. Fue luego cuando le dieron más importancia a ese aspecto de su música. Aquí metieron toda la carne en el asador y se cascaron cuatro canciones impresionantes. Claro está que en esa época lo normal era sacar demos con un sonido y calidad bastante casposa y la verdad que fue una sorpresa cuando pude escuchar este Gardens of Grief. Curioso es que la portada es un grabado que se encontró precisamente Tomas Lindberg mientras ojeaba unos libros en una biblioteca y no dudó en usarla para las portadas de los splits.


Crypt of Kerberos – World of Myths (1993)

Otro gran disco y no muy conocido es este World of Myths de los suecos Crypt of Kerberos y os puedo asegurar que es el más diferente del estilo que practican los demás grupos comentados. Su propuesta era algo más progresiva con elementos doom en sus inicios aunque en definitiva death metal.

La canciones son dinámicas, con muchos cambios y detalles que no eran nada habituales para la época. Posiblemente por eso no se dieron a conocer tanto como At the Gates u otros grupos del género. La inclusión de voces limpias y unas progresiones bastante atmosféricas dotan a su música de una personalidad única ya que no suenan a nada que estés familiarizado.

La canción de apertura «The Canticle» es un claro ejemplo de su música ya que reúne todos los ingredientes que componen su estilo. Además goza de una genial producción con un buen equilibrio entre la suciedad y un sonido limpio y entendible alejándose bastante del resto que querían sonar cada vez más guarros y sucios.

Descubrí a este grupo con un par de canciones: «Cyclone of Insanity» y «The Ancient War» que formaban el Ep Cyclone of Insanity (1992). Ambas fueron incluidas en este disco y no es para menos ya que me parecen las mejores de todo el trabajo aunque no hay ninguna de relleno y todas se pueden disfrutar de igual manera.

Si no los conocéis y queréis descubrir un grupo original que no intentaba copiar a nadie y tener su propia personalidad no os lo penséis más y dadle una oportunidad que de buen seguro no os dejarán indiferentes.


Nirvana 2002 – Recordings 89-91 [Compilación (2009)

No se trata exactamente de un disco si no de una compilación de todas las demos que sacaron Nirvana 2002, grupo que tuvo que maquillar un poco su nombre debido al éxito del grupo de grunge. La verdad que me impactó el nombre y no me esperaba para nada lo que me iba a encontrar: puro death metal de la vieja escuela.

Cabe destacar que las primeras canciones son las que gozan de mejor sonido siendo las canciones más características del grupo con «Mourning» o «Slumber». Lo que más me gusta de este grupo es la pura esencia que desprenden sin parar, ritmos rápidos y riffs sencillos pero capaces de atravesar muros que junto a una persistente batería no puedes evitar mover las cervicales, que delicia.

Nos encontraremos en varias ocasiones con canciones repetidas recuperadas de varias demos que sacaron y nos daremos cuenta de la evolución no solo en sonido si no en arreglos que varían sutilmente.

Algo que me gusta mucho de este grupo es la voz que parece talmente un zombie que te quiera comer los sesos y beber tu sangre. No es de extrañar que algunos de sus miembros sigan en activo en un grupo que es muy del palo como son los Under the Church que emulan a la perfección el sonido old school de los años 90 pero con los medios que disponemos hoy en día y así disfrutar de un sonido podrido pero definido.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 292 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.