Opeth – Garden of the Titans: Live at Red Rocks Amphitheater

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 2 de noviembre de 2018
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Mikael Âkerfeldt - Voz, guitarra
Fredik Akesson - Guitarra
Martin Mendez - Bajo
Martin Axenrot - Batería
Joakim Svalverg - Teclados

Temas

1. Sorceress (7:09)
2. Ghost of Perdition (12:08)
3. Demon of the Fall (9:55)
4. The Wilde Flowers (8:43)
5. In My Time of Need (5:44)
6. The Devil’s Orchard (7:11)
7. Cusp of Eternity (5:14)
8. Heir Apparent (10:21)
9. Era (7:31)
10. Deliverance (14:13)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Opeth – Garden of the Titans: Live at Red Rocks Amphitheater
Todos los discos de Opeth en Amazon


Hoy vamos a destripar el último trabajo de Opeth que ha visto la luz, de título, Garden of the Titans: Live at Red Rocks Amphitheatre (2018), que es un disco grabado en directo, exactamente en Denver, Estados Unidos. Normalmente este tipo de grabaciones acostumbra a ser un greatest hits encubierto, y aquí tampoco hay excepción, lo que tampoco está nada mal.

Garden of the Titans: Live at Red Rocks Amphitheatre es un muy buen directo y con canciones que resumen bastante bien la discografía de los suecos. En mi caso, me gusta bastante el rock progresivo con toques setenteros que tocan actualmente, pero me quedo con lo de antes, el death progresivo tan impresionante del que son los Reyes. Debo decir que gracias a Opeth descubrí lo que era realmente el progresivo, y es que antes, para mí, el progresivo lo asociaba a Dream Theater básicamente porque era lo poco que conocía y fue el primer grupo que, siendo todavía joven, me descubrieron de este género. Y no diré que Dream Theater sean malos, pero sí que siempre los he encontrado demasiado sobrados, sobrepasando el virtuosismo… sin ánimo de ofender. Y con Opeth me enganché al instante, cuando los descubrí a principios del 2000, con esos cambios de ritmo, ese ambiente lúgubre, esa voz, esa energía… un sinfín de cosas.

Pues bien, que sean como yo, disfrutarán con este discazo. Su comienzo es con la gran “Sorceress”, del disco homónimo de 2016, por lo tanto, se inicia con lo más nuevo y significativo de la banda. Este tema es impresionante, me hipnotiza con su ritmo pausado, sus pesadas guitarras y cambios de ritmos. Son Opeth, sí… pero con otro estilo. La siguiente, “Cusp of Eternity”, es precisamente del anterior álbum, Pale Communion (2014) que, con su ritmo de guitarras parecido al típico metalcore americano -salvando las distancias-, es más enérgica y más dinámica.

De repente cambiamos de estilo y llega la música que me gusta en forma de death metal progresivo. “Ghost of Perdition”, del álbum Ghost Reveries (2005). Como veis hay canciones que nos hacen rememorar todas las épocas  de la banda y, por lo tanto, las hay para todos los gustos, incluso cabe la preciosista “In My Time of Need”, incluida en su célebre Damnation (2003), disco precisamente donde ya hicieron sus pinitos en esto del rock progresivo. Y entre otras, termina el concierto de la mejor manera con “Deliverance”, del trabajo del mismo nombre y sacado en noviembre de 2002… ¡joder, 15 años ya!

Este Garden of the Titans: Live at Red Rocks Amphitheatre, ha cumplido con mis expectativas. Genial directo con temas de toda su carrera, escogiendo dos canciones excelentes para empezar y terminar este directo. Si sois muy puristas, por aquello de la marcha de componentes y el posterior cambio de estilo del grupo, quizá os desagradará, pero oye… esto es Opeth, que toquen lo que toquen, son ellos, su estilo de toda la vida, algo totalmente reconocible. El sonido es impecable, teniendo en cuenta que es un directo, quizá sí que la voz de Mikael Åkerfeldt parece más forzada y diferente de la que estamos acostumbrados, pero nada que haga bajar puntos a esta obra. Y si aún queréis más, pues ningún problema, ya que también tenéis la opción de escoger el DVD o el Blue-Ray y vivirlo en “directo”. Y es que es magnífico para mirarlo a solas con una buena cerveza, bien tranquilito. O también existe la opción de poner el concierto en el televisor después de una cena con colegas, mientras vais charlando y mirando el directo… también con una buena cerveza en la mano, evidentemente.

Pero qué jodidamente buena que es “Deliverance”…

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 122 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.