Crónica y fotos del concierto de NOFX + Lagwagon + Comeback Kid + Subterranean Kids + Codefendants - Poble Espanyol (Barcelona), 19 de mayo de 2023

NOFX Final Tour (I) – Empieza la despedida de los titanes del punk rock en Barcelona

Datos del Concierto

Bandas:
NOFX + Lagwagon + Comeback Kid + Subterranean Kids + Codefendants
 
Fecha: 19 de mayo de 2023
Lugar: Poble Espanyol (Barcelona)
Promotora: HFMN Crew / Punk in Drublic
Asistencia aproximada: 5.000 personas

Fotos

Fotos por Beto Lagarda

¡Empieza la despedida de NOFX en Barcelona! La única ciudad europea en repetir fecha, y de momento la única de todas con tres días llenos de punk rock hardcore. Me parece una hazaña espectacular llenar el Poble Espanyol tres jornadas seguidas, repitiendo bandas (aunque toquen repertorios diferentes). Al escribir esto, aún quedan entradas para el domingo, pero no serán muchas. Casi 15.000 espectadores van a despedir a los legenadarios punk rockers, acompañados en el día de hoy de LagwagonComeback Kid, los locales Subterranean KidsCodefendants.

Llegué con algo de tiempo al Poble Espanyol, esperando aglomeraciones, pero el grueso de la gente llegaría para la actuación de la tercera banda de la tarde, colapsando la entrada con colas de una hora. Los que nos disponíamos a ver a Codefendants tuvimos la entrada fácil, con un recinto aún mayormente vacío. Puntuales a las 19:00, empezaba la fiesta.

Codefendants

Trajeados y encorbatados, los miembros de este nuevo proyecto salían al escenario dispuestos a presentarnos su particular mezcla de géneros. Liderados por el guitarrista y rapero Ceschi Ramos y el también vocalista de Get Dead, Sam King, nos saludaban sin ningún tipo de épica (algo que sería regular en casi todas las actuaciones de la jornada), y nos ponían a movernos con sus ritmos.

Presentaban su debut, This Is Crime Wave (2023) con canciones que van desde el hip-hop, con Ceschi rapeando a toda velocidad en «Abscessed», pasan por estilos como el new wave, y acaban, como no podía ser de otra forma en un día como este, con algunas pinceladas de punk rock. Aunque Fat Mike forma parte del proyecto, e incluso es anunciado en primer lugar si se busca algo de información de la banda, no actuó con ellos, quedándose en el lateral del escenario como espectador. Comprensible puesto que tiene por delante tres largas actuaciones con NOFX.

Con dos guitarristas más que le cubrían, Ceschi dejaba asiduamente su instrumento para coger una acústica o dedicarse solo a la voz, demostrando su habilidad en cada uno de los temas. King añade ese plus de energía con sus voces más rasgadas y gritadas, a una banda que por otra parte es bastante suave y accesible. Cerraban con la rapera «Fast Ones» y la más happy «Sell Me Youth» unos 25 minutos de show.

A la que se dio cuenta que les quedaban un par de minutos, King emplazó a Ceschi a coger de nuevo la guitarra acústica e interpretar una canción en solitario a modo de despedida. El músico versionó con maestría el «Ojalá» del cantautor cubano Silvio Rodriguez, cantando y punteando arpegios bellísimos a la vez. Un magnífico regalo que estaba siendo climático, hasta que hacia el final se interrumpía abruptamente al olvidarse del tema. «¡Esto es punk rock!», exclamó entre risas.

Setlist Codefendants:

Def Cons
Abscessed
Suicide by Pigs
Bad Business
Brutiful
Fast Ones
Sell Me Youth
Ojalá (Silvio Rodríguez cover)

Subterranean Kids

Tras un buen inicio de fiesta, me di una vuelta por el recinto, visitando los puestos de comida y merch. A veces, el mundo del punk logra escapar del aumento descontrolado de precios en camisetas y demás, pero en este caso no fue así, con el swag de las bandas rondando los 30 o 35€. Aún así, se veía bastante gente dispuesta a pagar el precio.

En la pista, los fans de la vieja escuela se preparaban para recibir a Subterranean Kids, en el que fue su primer concierto de reunión. No tardaba en abrirse un gran espacio frente al escenario, donde empezaban las primeras ballarucas de la tarde al ritmo del hardcore frenético de clásicos como «¿Qué hacéis?» o «A quién queréis engañar».

Mimo agradeció a NOFX que contaran con ellos, y recordó cuando los conocieron, allá en los 80. A estas alturas, de kids tienen más bien poco, pero la actitud y las ganas siguen estando ahí, con el vocalista saltando desde la tarima de la batería como un jovenzuelo. En la parte de atrás, una leyenda de la escena como es Boliche, mostraba con soltura sus años de experiencia a los parches.

Al final de su actuación, el Poble Espanyol ya se mostraba mucho más lleno, a pesar de la larga cola que aún había fuera. El cuarteto se despedía hasta el domingo, a la espera estaremos de más conciertos de esta mítica reunión.

Comeback Kid

Tuvimos un día completamente nublado, con la lluvia amenazando en varias ocasiones. Por suerte, los chubasqueros no llegaron a hacer falta, pues el calor del ambiente secaba rápidamente cualquier ligera ducha que iba cayendo. Era hora de recibir a los canadienses Comeback Kid, una de las bandas que más ganas tenía de ver. Este tipo de hardcore siempre es un chute de energía tremendo en un open air como este.

Salían al ritmo de «Heavy Steps», sin pancarta ni nada de atrezo, después de saludar a Barcelona. Enseguida se desmadraba el mosh en la parte delantera, y eso duraría toda la actuación. El público aún no estaba muy congestionado, así que había espacio para dejarse llevar por la intensidad de las canciones.

Al ser un recinto bastante grande, el sonido variaba un poco según por donde se movía uno. La mayoría del tiempo la pasé más bien cerca del escenario, y por esa zona se oía todo bien y a volúmenes adecuados para que nada hiciera bola. Por la parte de atrás, la cosa era un poco más cuestionable, aunque en mi experiencia no fue muy distinto de otros festivales de tamaño similar o mayor.

Los canadienses son un torbellino sobre el escenario y saben como ganarse al público desde el primer instante. Con un set tan corto, echamos en falta algunas de sus canciones, pero no nos dejaron sin «Do Yourself a Favor» o «G.M. Vincent & I». Dos de sus himnos de Symptoms + Cures (2011), sin duda uno de los favoritos de los fans clásicos de la banda.

Tras el bolaco de Comeback, que acabó apoteósicamente con la coreada «Wake the Dead», ya empezaba a caer la noche. Lástima que solo tuvieran media hora, a ver si pueden venir pronto en sala. Me imagino la barbaridad que podría ser esto en un Estraperlo.

Setlist Comeback Kid:

Heavy Steps
Do Yourself a Favor
G.M. Vincent & I
Give’r (Reprise)
Absolute
Wake the Dead

Lagwagon

Un poco más de tiempo tuvieron Lagwagon, que al igual que sus predecesores, tenían preparados dos setlists diferentes para el viernes y el sábado. Los californianos se montaron un show punkrockero de manual, con el público más apretado y coreando esos estribillos melódicos. «Violins» caía de las primeras, uno de los himnos más amados de la banda, pero también hubo alguna que otra sorpresa en el set. Lo que ya entró para acompañarnos gran parte de la noche fue la temible lluvia, dejando poca tregua hasta el fin de la noche.

La medio metalera y más nueva «Surviving California» subía las revoluciones y energizaba al personal. ¡Vaya temazo! Sonaba también su divertida versión de «Brown Eyed Girl», temazo atemporal del irrepetible Van Morrison. Curioso ver que el 90% del personal allí reunido coreó la canción a pulmón. Parecía que Joey Cape no tenía la garganta al 100%, sufriendo un poco en la segunda mitad del set. Sin embargo, supo tirar adelante y eso quedó en algo anecdótico con el buen rato que nos proporcionaron.

Con 5.000 personas en el recinto, aproveché la parte final de la actuación para hacerme con una pizza en el puesto de comida, evitando un poco las colas. La verdad es que fue mano de santo, a unos precios que no estaban nada mal para un concierto y teniendo en cuenta la escalada de precios. Lagwagon acababan unos diez minutos después de lo previsto encadenando «Razor Burn» y «May 16», ¡menuda traca final!, dejando una pista entusiasmada que ya se moría de ganas de ver a NOFX.

Sin ser de las mejores noches de Cape y sus wagons, los de Santa Barbara siempre saben como ganarse al público. Por muchas veces que les veamos en concierto, siempre quedas con ganas de más.

Setlist Lagwagon:

Island of Shame
Violins
Know it All
Surviving California
Mr Coffee
Brown Eyed Girl (Van Morrison Cover)
Razor Burn
May 16

NOFX

Un Poble Espanyol lleno hasta la bandera esperaba impaciente la aparición de Fat Mike y los suyos, mientras la lluvia parecía que apretaba. Afortunadamente, no fue más que otro farol. Con el retraso acumulado de Lagwagon, la intro sonaría unos 20 minutos tarde, pero con el curfew anunciado a la 1 de la madrugada, había tiempo de sobras. En la parte de atrás de escenario, montaron una pequeña sección para los vips, que tuvieron el privilegio verles el cogote a los músicos mientras tocaban.

Antes de empezar, un parlamento del líder peli-azul, que nos hacía temer que fueran a hablar más que a tocar, con la fama que les precede. Pero nada más lejos. Con casi 40 canciones en el setlist los charloteos y las bromas de los chicos fueron más bien breves. Comenzaban por todo lo alto, con el clasicazo «Stickin’ in My Eye» y un volumen sorprendentemente bajo (casi se oía más fuerte el público que la banda), que nos hizo tirar millas hacia al escenario a más de uno. Por suerte, la cosa subió a niveles más aceptables con el tiempo.

En este primer día, tocaba escuchar los discos White Trash, Two Heebs and a Bean (1992) y So Long and Thanks for All the Shoes (1997). Con un inicio de infarto, parece que quemaron todos los hitazos en el primer cuarto de set, con unas «Bob», «It’s My Job to Keep Punk Rock Elite», o «Soul Doubt» muy tempranas. El dedicado público lo daba todo en cada estribillo, y hasta anticipaba las canciones que iban a sonar. Ambos álbumes contienen un buen número de temas donde El Hefe agarraba su trompeta a ritmo de ska, como en «All Outta Angst». Cayó también su hilarante versión jazzera de «Straight Edge», de los míticos Minor Threat, con el guitarrista poniendo una voz grave a lo Louis Armstrong. ¡Realmente sonaba como en el disco de 1992!

Fat Mike bromeaba con que esta vez sí que se habían mirado bien sus canciones, aunque de vez en cuando sí que se oía algún gazapo importante. Pero teniendo en cuenta que para este fin de semana han tenido la titánica tarea de repasar unas 120 canciones distintas, todo les fue bastante mejor de lo que me esperaba. Llegaba el momento reggae con «Eat the Meek», con la corista y teclista Karina Deniké acompañando a los chicos en primera línea y haciendo cantar al recinto entero eso de «Why must we stay where we don’t belong?».

Detrás de la batería, el solvente Erik Sandin se lo pasaba bien, bromeando y tirándole algún que otro vaso al vocalista. Tras otros cortes energéticos como «Kill Rock Stars», «Monosillabic Girl», «I’m Telling Tim» o la genial «Please Play This Song on the Radio», hacían una breve pausa para descansar. Y merecida, porque con la broma llevaban ya 22 canciones. Lejos de haber acabado, volvían a los cinco minutos para seguir con la fiesta. Aún quedaban unas cuantas del So Long and Thanks for All the Shoes, que es un disco bastante largo. Encadenaban «Falling in Love», la divertida y pegadiza versión de «Les Champs-Elysées», la frenética «180 Degrees» y algunas más antes de encarar la recta final.

A este punto ya se veía sufrir a Fat Mike cuando cantaba, y lo peor llegó con «I Wanna Be Your Baby» que tiene secciones bastante agudas. Se le quebraba la voz, y hasta tuvo que pedir ayuda al pobre Eric Melvin, que no se sabía esa letra del todo. Me estaba preguntando cómo lo va hacer el frontman para dar dos conciertos más los días consecutivos en ese estado. Supongo que cuando esto se publique ya habremos salido de dudas. Ahora por ahora, la voz de El Hefe es la única que está como hay que estar para dar un concierto de estas características, y así lo demostraba en «Johnny Appleseed» y la divertida «Buggley Eyes», sonando de nuevo como cuando era joven.

Se despedían, ahora sí, hasta la noche siguiente con «The Separation of Church and Skate» y «Kill All the White Man», que usan a menudo para acabar, aunque me parece una canción un poco falta de energía como para cerrar un concierto. Sea como sea, y parece que como la mayoría de los presentes, disfruté mucho del bolo. Tienen todo mi respeto por haber organizado estas tres fechas con repertorios diferentes y haciendo un repaso tan concienzudo a su discografía. La verdad es que no había visto a ninguna banda hacer algo así de gordo, y está genial tener la oportunidad de ver en directo canciones que nunca antes han tocado. Acojonante también la respuesta de la gente, sumando prácticamente 15000 entradas en total para despedir a estos brontosaurios del punk rock.

Setlist NOFX:

Stickin’ in My Eye
Murder the Government
Bob
It’s My Job to Keep Punk Rock Elite
Kids of the K-Hole
All Outta Angst
Soul Doubt
You’re Bleeding
Straight Edge (Minor Threat cover)
Liza and Louise
The Bag
Eat the Meek
Kill Rock Stars
Dad’s Bad News
Fuck the Kids (Revisited)
Hobophobic (Scared of Bums)
Monosyllabic Girl
I’m Telling Tim
Can’t Get the Stink Out
Please Play This Song on the Radio
Six Years on Dope


Day to Daze
Green Corn
Six Pack Girls
Quart In Session
All His Suits Are Torn
Falling in Love
Les Champs-Élysées (Jason Crest cover)
180 Degrees
Flossing a Dead Horse
The Desperation’s Gone
Johnny Appleseed
I Wanna Be Your Baby
She’s Gone
Buggley Eyes
The Separation of Church and Skate
Kill All the White Man

Aleix Besolí
Sobre Aleix Besolí 349 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.